Mi cuenta

Categorías

Comprar por teléfono ahora 966 371 130

Otras Secciones

  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos0,00 €
  • Gastos de envío4,50 €
  • Total 0,00 €
Volver
Volver arriba

Cómo combatir plagas de caracoles y babosas

por Celia Gosálbez

Limaco es la palabra que agrupa a caracoles y babosas. Son moluscos herbívoros de hábitos nocturnos que se desplazan gracias a una película de moco o baba que producen y van dejando restos pegajosos por donde pasan.

Para poder producir tanta cantidad de baba, necesitan mucha agua. Es por eso que salen sobre todo cuando llueve, cuando hay un tiempo húmedo y lluvioso. Si hay un período de sequía, se refugian en el suelo.

caracoles

En otoño, depositan sus huevos en el suelo donde hibernan, siendo la puesta, de unos 200 huevos por individuo. En primavera, hay una pequeña eclosión de los mismos, transformándose en pequeñas babosas o caracoles.

El ataque de limacos ocasiona grandes pérdidas en  jardinería y en agricultura. Estos moluscos raspan con la rádula (estructura con la que el caracol raspa el alimento para alimentarse) la epidermis de hojas, flores, frutos, semillas, plántulas, ramas jóvenes y partes subterráneas. Si el ataque es más severo, pueden llegar a aparecer perforaciones y bordes irregulares.

Este daño es muy parecido al que causan muchas larvas de insectos; sin embargo, se puede diferenciar mediante la observación directa de los caracoles y babosas en el jardín o por el rastro de mucus que dejan (sobre todo las babosas), lo cual en muchos casos mancha la hoja, desmejorando la calidad de la cosecha.

Caracoles, Caracoles,,,

Acciones preventivas:

  • Regar por las mañanas.
  • Proteger las partes infestadas con una barrera de serrín o ceniza. Tener en cuenta que cuando se mojan pierden su eficacia.
  • Airear frecuentemente el suelo para eliminar los huevos de limacos.
  • Plantar especies que no gusten a los caracoles y babosas, como la ancolia, bergenia o las capuchinas.
  • Potenciar la presencia de sus depredadores naturales: erizos, sapos, patos…
  • Aconsejamos el uso de un producto repelente, como el granulado de aceites esenciales contra babosas y caracoles, que con la barrera aromática que desprende, repele de limacos.

Lucha directa: 

    • Recoger caracoles y babosas en días de lluvias. Dárselos a gallinas y patos si tenemos o consumirlos nosotros! Para facilitar su recogida, podemos colocar tejas u otros elementos que les sirvan de cobijo.
    • Enterrar recipientes de boca ancha a ras de suelo y llenar de cerveza. Los limacos acudirán a beber y se ahogarán.
    • Si la plaga es muy extensa, aconsejamos aplicar Ferramol. Su materia activa es el fosfato férrico, que se encuentra de forma natural en la naturaleza. La ingestión de Ferramol Antilimacos engaña su sistema digestivo; provocando el bloqueo de la alimentación. Es muy eficaz para todas las variedades de limacos, incluso con lluvia y tiene el certificado para uso en agricultura ecológica. Se aplica esparciendo “a voleo” los gránulos entre las plantas. Además, no tenemos que preocuparnos, pues su plazo de seguridad es de 0 días y es inocuo para el resto de animales.



Caracoles

En Planeta Huerto:

Por último, os dejamos el enlace hacia nuestra Guía de Tratamientos Ecológicos ante las Plagas del Huerto, donde podéis ver cómo podéis combatir de forma ecológica las diferentes plagas y enfermedades que nos iremos encontrando en nuestros huertos

Otros artículos interesantes

Cultivo de la alcachofa

lunes, 17 de septiembre de 2012

La planta de la alcachofa se distingue por sus carnosas inflorescencias comestibles de  gran sabor. Se puede decir que la alcachofa es la adaptación hecha por los agricultores a partir de cardos silvestres. Requerimientos de la...

Patatas "Made in Spain"

martes, 7 de mayo de 2013

¿Sabías que el cultivo de la patata es el cuarto más importante del mundo? Le preceden el del trigo, el arroz y el maíz, pero sólo se aprovecha el 50% de sus plantas; en cambio, la del tubérculo se aprovecha...