Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Exfoliantes corporales

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Por qué comprar exfoliante corporal

Eliminar las pieles muertas debería ser uno de los pasos obligatorios en nuestro ritual de belleza, durante todo el año. No sólo en la piel del rostro, sino en todo el cuerpo. Este hábito mantiene nuestra dermis limpia, eliminando sus impurezas en profundidad. Además, ayuda en la regeneración de la piel y estimula la circulación de la sangre.

Las pieles maduras tienen más dificultad para retener el agua, por lo que pierden la hidratación mucho más rápido que las jóvenes. Por ello, que a partir de los 30 años, realizar una exfoliación al menos una vez cada diez días es imprescindible.

Cómo aplicar el exfoliante de un modo adecuado

El producto y la frecuencia del tratamiento dependerán, sobre todo, del tipo de piel, como suele ocurrir con todas las rutinas de belleza corporal.

Existen exfoliantes suaves, que se pueden utilizar cada dos o tres días, y otros más fuertes, que sólo se deben aplicar una vez a la semana o incluso cada diez días si tu piel es seca o sensible.

Para cualquiera de los casos, estos son los 3 pasos principales que deberás seguir para obtener una piel perfectamente exfoliada:

  1. Es conveniente que la piel esté húmeda, por lo que el mejor momento para la exfoliación es durante la ducha. Así evitarás que la dermis se enrojezca.
  2. Aplica una cantidad pequeña de producto (del tamaño de una nuez) en la mano o en un guante de crin, para cada zona del cuerpo.
  3. Extiende el exfoliante con movimientos circulares suaves de abajo hacia arriba. Este ritual estimulará al máximo la circulación.

Además, es conveniente tener cuidado con las zonas más sensibles del cuerpo, como los senos, donde deberemos exfoliarnos con un producto muy suave. Y por el contrario, deberemos incidir en las zonas más ásperas y secas como codos, rodillas, tobillos y talones.

Los beneficios de una rutina de exfoliación

Como hemos dicho, son muchas las ventajas de incluir la exfoliación en los hábitos de belleza de nuestra piel. Estos son los más importantes:

  • Elimina las células muertas y destapa los poros: las partículas de la crema exfoliante ayudan a eliminar las células muertas de la piel, permitiendo a los poros respirar.
  • Ayuda a combatir la celulitis y a activar la circulación: al eliminar las células muertas, permite a los poros oxigenarse, lo que favorece la actuación de una crema reductora. Además, el exfoliante y el masaje con el que se aplica ayuda a suavizar la piel de naranja y a activar la circulación de la sangre.
  • Tonifica la piel seca: la exfoliación ayuda en la hidratación de la piel, por lo que favorece a la dermis seca, tonificándola y dándole elasticidad.

Qué exfoliante corporal natural elegir

Existen varios tipos de alternativas para la exfoliación, dependiendo de su textura y del grosor de sus partículas. Cada uno de ellos es beneficioso para un tipo de piel:

  • Exfoliantes mecánicos: son los que realizan su función a través de gránulos, que pueden ser más o menos grandes. Suelen estar compuestos de sal marina, combinada con aceites esenciales.
  • Exfoliantes enzimáticos: no contienen partículas, y son cremas o mascarillas de textura muy suave, por lo que son excelentes para las personas con pieles muy sensibles o con tendencia a la irritación.

En Planeta Huerto puedes encontrar el exfoliante corporal natural perfecto para tu tipo de piel y que se ajuste a tus necesidades concretas. Si no sabes cuál es el más conveniente para ti, en nuestra tienda online podrás contar con el asesoramiento necesario para acertar con el más adecuado para ti.

producto(s) en carrito
Ir al carrito