Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Leches corporales

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Cómo comprar leche corporal: tipos y aplicaciones

Llevar a cabo una rutina de hidratación es imprescindible. El cuerpo necesita agua tanto por dentro como por fuera. Al igual que para hidratar nuestro organismo es esencial beber agua, para mantener la piel en un perfecto estado deberemos utilizar, al menos una vez al día, una leche corporal.

Existen muchos tipos de este tipo de solución corporal, que además de hidratar tienen otras aplicaciones en el cuerpo. Estas son algunas de los más habituales:

  • Leche suavizante: si tu piel es seca, y tiende a mostrarse áspera, este es el tipo de leche corporal que deberás utilizar. Tras unos días de aplicación, notarás como está más lisa y sedosa.
  • Leche modeladora: hidrata las capas superficiales de la epidermis y ayuda a mejorar la elasticidad, dando firmeza a tu silueta.
  • Leche regeneradora: para ayudar en el proceso regenerador de la piel, esta solución es perfecta. Si además está fabricada a base de compuestos naturales, suele contener mantecas y aceites que reparan todas las imperfecciones.
  • Leche post parto: está especialmente pensada para tonificar y reafirmar la piel tras el embarazo. Permite recuperar su elasticidad y firmeza.
  • Leche nutritiva: es perfecta para prevenir y ayudar en la eliminación de la estrías. Es también muy recomendable para mujeres embarazadas.

Pero además de saber cuál es el uso específico de cada una de ellas, es importante que a la hora de elegir la leche corporal que más se ajusta a tus necesidades tengas en cuenta el tipo de piel que tienes, ya que cada una de ellas exige unos cuidados y tratamientos totalmente diferentes.

4 beneficios de utilizar leche corporal

Evidentemente,la principal ventaja del uso diario de la leche corporal es, sin duda alguna, que la piel retiene el agua que se guarda en el interior de las células, manteniéndola totalmente hidratada.

Pero además, proporciona una serie de beneficios esenciales que harán que tu piel luzca sana y bella. Estos son los más importantes:

  • Proporciona elasticidad: una piel hidratada es mucho más elástica, por lo que se mantendrá más fuerte y sana. Además, evitaremos esa incómoda sensación de tirantez que se produce a menudo cuando nuestra dermis ha perdido demasiado agua.
  • Ilumina la piel: de la misma manera, al contener el agua de las células, la piel luce menos apagada que cuando está excesivamente seca.
  • Mantiene la piel protegida: este es uno de los beneficios más importantes para tu piel. Cuando aplicas la leche corporal, no sólo estás evitando que tu cuerpo pierda agua, sino que también lo estás protegiendo en gran medida de todos los agentes externos a los que está expuesta de un modo constante.
  • Mejora la circulación: cuando nos aplicamos la leche corporal todos los días correctamente, debemos realizar un pequeño masaje. Esto favorecerá la circulación de la sangre en nuestro organismo.
producto(s) en carrito
Ir al carrito