Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Suplementos para la tensión

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Propiedades de las pastillas para la tensión: cómo actúan y cuál elegir

Una de las patologías más comunes en España es la hipertensión. Se trata de una presión excesivamente alta de la sangre sobre la pared de las arterias, y en niveles demasiado elevados puede provocar infartos y hemorragias o trombosis cerebrales.

Una de las principales características de esta enfermedad es que no presenta unos síntomas claros, y además estos no se manifiestan durante mucho tiempo. Debido a esto, son muchas la personas que desconocen que la padecen, pero la realidad es que las patologías cardiovasculares causadas por la tensión alta son las primeras causas de mortalidad en nuestro país.

Aunque se trata de una dolencia crónica, es tratable gracias a diversos tratamientos y medicamentos para la tensión. Además de estos, es esencial que las personas que la sufran lleven un estilo de vida saludable, siguiendo una dieta equilibrada alejada de las grasas y haciendo ejercicio.

Muchas de las personas que ya tienen diagnosticada esta patología a veces no cumplen con los cuidados requeridos para mantener la tensión en los niveles adecuados. Por norma general, el especialista recetará una serie de medicamentos esenciales para regularla y para evitar que la sangre ejerza demasiada fuerza en las paredes arteriales.

¿Cómo elegir adecuadamente los medicamentos para la tensión alta?

No es una tarea sencilla elegir las medicinas antihipertensivas, porque, desde que esta enfermedad fue descubierta, han salido al mercado numerosas alternativas que prometen controlarla, algunas naturales, y otras no.

Lo primero que te recomendamos que consultes a los especialistas, quienes te explicarán qué tratamiento es el más efectivo para tu caso concreto. Por lo general, estos son los medicamentos para la hipertensión más utilizados:

  • Diuréticos o píldoras de agua: eliminan el exceso de agua y sodio de tu organismo para que el líquido que fluye por los vasos sanguíneos disminuya, reduciendo así la presión sobre sus paredes.
  • Inhibidores: relajan los vasos sanguíneos y previenen la formación de la hormona angiotensina. Existen algunos que inhiben la renina, una enzima producida por los riñones que aumenta la presión arterial.
  • Bloqueadores de los canales de calcio: su función es impedir que este mineral llegue a las células musculares de tu corazón y de los vasos sanguíneos, logrando que las células se relajen.
  • Betabloqueadores, como atenolol, metoprolol y propranolol. Bloquean los efectos nocivos de la epinefrina o adrenalina (conocida como la hormona de estrés del corazón). Disminuyen el ritmo cardíaco y alivian la presión para que los latidos sean más lentos y menos fuertes.

Alternativas naturales para mantener la tensión a raya

En Planeta Huerto nos gusta cuidarte, y por ello en nuestra tienda online encontrarás diferentes alternativas 100% naturales, como complementos alimenticiospara controlar la tensión elaborados a base de plantas de cultivo ecológico y en formato de infusión, aceite o gotas. Así, no solo tendrás que comprar pastillas para la tensión, sino que contarás con unos productos que reforzarán tu tratamiento de forma natural.

Los ingredientes estrella de nuestros suplementos son:

  • Espino blanco: favorece la circulación, gracias a sus propiedades vasodilatadoras.
  • Aceite de olivo: tiene un amplio poder antioxidativo y regula la captación de glucosa por los tejidos.
  • Ajo macerado: rico en alicina, el ajo es gran nivelador de la tensión arterial y actúa en la prevención de la aterosclerosis, regulando la formación de colesterol y triglicéridos.
  • Hojas de olivo: actúan como un dilatador coronario y fortalecen las paredes de los vasos capilares, ayudando a reducir la hipertensión arterial.

Otras recomendaciones para bajar la tensión

Paralelamente a los medicamentos y suplementos naturales para bajar la tensión, hay otra serie de medidas que puedes tomar para controlar sus niveles. Lo principal es realizar revisiones periódicas para medir tu tensión arterial cada cierto tiempo, y además:

  • Sigue una alimentación equilibrada, baja en grasas y sal
  • Controla tu peso corporal
  • Deja de lado la vida sedentaria y haz deporte
  • Evitar el consumo de alcohol y de tabaco
  • Reduce el estrés
producto(s) en carrito
Ir al carrito