Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Ir a sección

Agricultura ecológica: saludable y sostenible

Hoy todo producto que lleve el apellido de “ecológico”, y por tanto, que esté acompañado por la correspondiente etiqueta autonómica o europea, trasmite una muy buena imagen al consumidor.

Esta buena imagen que asumimos con cierta inercia está basada en unos principios marcados por la propia definición de la agricultura ecológica.

“Método de producción agrícola, que se caracteriza por mantener la fertilidad de la tierra, no aplicar productos químicos de síntesis (herbicidas, plaguicidas, hormonas y abonos químicos), ni utilizar organismos modificados genéticamente”. (según Reglamento CE 2092/1991)

logo europeo de producto ecológicologo comunidad valenciana de agricultura ecológica

Frente a la agricultura industrial más extendida en la actualidad, la ecológica se muestra como una alternativa más respetuosa con el medio ambiente, ya que trata de volver a cultivar la tierra en vez de explotarla:

  • Empleando recursos renovables y locales.
  • Fomentando los ciclos biológicos, ya instaurados en la Naturaleza, sobre todo aquellos que se dan en el suelo y que resultan claves para el mantenimiento de su fertilidad.
  • Evitando todas las formas de contaminación, al no utilizar productos químicos de síntesis que pueden alterar el suelo o las aguas subterráneas, y minimizando el consumo de combustibles fósiles y por tanto, las emisiones a la atmósfera.
  • Potenciando los ecosistemas biodiversos y la conservación de la amplia variedad de hortalizas existente.

Desde el punto de vista del consumidor la agricultura ecológica ofrece una alta calidad y seguridad en lo que comemos, ya que en su producción prima más el sabor, el olor y el valor nutritivo del alimento que su aspecto.

  • No utiliza productos químicos y por lo tanto no existe el peligro de que queden residuos de estos en los alimentos.
  • No cultiva organismos modificados genéticamente (transgénicos).
  • Sobre todo en el caso de la ganadería, se evitan efectos secundarios porque no aplica hormonas ni antibióticos.

La agricultura ecológica no es un retroceso hacia la tradicional, si no que ésta es su punto de partida, habiendo en ella sobre todo aspectos más relacionados con el medio social interesantes de recuperar y mantener.

A día de hoy el agricultor ha quedado en un segundo plano frente a los intermediarios, verdaderos protagonistas del sector, perdiéndose, como consecuencia, el nexo entre productor y consumidor. De una forma indirecta, la ecológica es una apuesta por el comercio local, en el que se eliminan intermediarios y se aproximan productor y consumidor, valorándose más la figura del agricultor y garantizándole unos ingresos satisfactorios.

Tampoco hay que olvidar la urgencia por frenar el abandono de tierras, que ante el panorama poco esperanzador del sector agrícola actual es cada vez más frecuente. Tierras que al fin y al cabo, son necesarias para cultivar y alimentarnos, y cuyo abandono también se traduce en una desaparición del medio rural y la cultura asociada a éste.

Llama la atención que contrariaramente, cada año aumenten las hectáreas destinadas a la agricultura ecológica, situándose España a la cabeza con una superficie de 1,3 millones de hectáreas destinadas a estos cultivos.

Pero la agricultura ecológica además de una opción para consumir productos respetuosos con el medio ambiente, saludables o de calidad, es una oportunidad para formarnos como consumidores responsables, cambiar nuestros principios a la hora de comprar y adoptar hábitos más sostenibles.

Así el montar un pequeño huerto ecológico en casa, en el jardín o en el campo, puede ser un ejercicio en el que ir probándonos como ciudadanos RS, responsables y sostenibles.


Otros artículos interesantes

¿Qué son las jardineras con autoriego?

jueves, 2 de agosto de 2012

Cuando ponemos una planta en casa, al principio la regamos regularmente, la observamos y le prestamos todos los cuidados que necesita. Pero otras veces, con el ajetreo de los días, nos olvidamos de que están en casa.Pero las plantas necesitan agua...

¿Qué es el musgo Sphagnum y cómo usarlo?

jueves, 19 de diciembre de 2019

El sphagnum, también llamado musgo de turbera o en inglés peat moss es un género de musgo ampliamente usado en la jardinería, se trata de un tipo de musgo empleado en diversos cultivos como sustrato único o complemento en las mezclas de...

Cultivo del maíz: Cómo plantar maíz

martes, 28 de agosto de 2012

El maíz pertenece a la familia Poaceae. Esta planta se ha cultivado desde hace más de 4000 años, y forma parte de la base de la alimentación en Sudamérica. Existen numerosas especies de maíz, pero, a no ser que tengamos gallinas o un molino de...

Qué plantar en noviembre en el huerto

lunes, 2 de noviembre de 2015

En el mes de noviembre nos podemos tomar un respiro. El huerto permanece en una especie de letargo y los trabajos a realizar son básicamente de mantenimiento. Podemos aprovechar este mes para de hacer el plan de rotación para distribuir el...

Descubre Nuestro Catálogo

producto(s) en carrito
Ir al carrito