Cargando...
Ir a sección

Astenia otoñal: cómo prevenirla con aliados naturales

Tras el verano, suele ser habitual que nos sintamos algo decaídos, cansados o con la sensación de funcionar a medio gas. Seguramente se deba a la llegada del otoño y a la necesidad de nuestro organismo para reajustar su biorritmo frente a la bajada de temperaturas y a la pérdida de horas de luz solar, entre otros factores.

Podemos conseguir que este proceso, no resulte tan arduo preparando nuestro organismo a través de la alimentación.

Desayuno

Podemos potenciar en el desayuno el consumo de vitamina C, ya que nos ayudará con una dosis extra de antioxidantes. Tomar un buen zumo de naranja natural, o un par de kiwis diariamente acompañando a nuestro desayuno habitual, sería suficiente. Si tenemos la posibilidad de desayunar recibiendo luz solar, sería estupendo ya que estimularíamos la producción de vitamina D, imprescindible para la absorción de magnesio y calcio en huesos. La carencia de esta vitamina también puede generarnos insomnio, así que resulta muy importante que recibamos nuestra dosis diaria!

Todo ello ya nos haría empezar el día sintiéndonos más vitales y menos decaídos, pero también son importantes los mensajes que nos digamos a nosotros mismos como por ejemplo “hoy va a ser un gran día” o “voy a esforzarme para que hoy no me gane el cansancio”, para estimular nuestro optimismo y nuestras energías.

Almuerzo/Merienda

Podemos incluir en nuestro almuerzo o merienda un puñado de nueces ya que es de gran ayuda por su contenido en vitaminas del grupo B, que nos ayuda a prevenir el bajo estado de ánimo, irritabilidad y trastornos nerviosos. Además, la coenzima Q10 que poseen las nueces, lo hacen un complemento ideal antifatiga que nos ayuda a regular el cansancio.

Comida/Cena

Es fundamental que en los platos principales incluyamos un aporte de verduras de temporada como puedan ser todas aquellas de la familia de las coles (coles de bruselas, coliflor, col lombarda) ya que nos aportan antioxidantes contra los radicales libres. También el consumo de alcachofas, berenjenas, calabaza o calabacín, nos pueden ayudar a depurar el organismo y a sentirnos menos pesados.

Otras recomendaciones

Alimentos ricos en triptófano nos pueden ser útiles para dejar de sentirnos malhumorados y apáticos. Se trata de un aminoácido que nuestro cuerpo necesita para fabricar serotonina, una neurohormona conocida comúnmente como la hormona de la felicidad y el bienestar.

  • Frutos secos: en especial las nueces, nos dan un aporte óptimo de triptófano.
  • Chocolate: siempre consumiéndolo lo más puro posible, a parte de generarnos una sensación placentera que nos relajará, nos aporta triptófano.
  • Frutas: el plátano y la piña nos pueden ser muy útiles. El plátano contiene mucha cantidad de fibra y nutrientes además de aportar una elevada cantidad de triptófano y la piña estimula la producción de serotonina, generando vitalidad.
  • Legumbres: Están relacionadas con buen funcionamiento del sistema nervioso ayudando a reducir el decaimiento y la mejora en el estado de ánimo, además de contener triptófano.
  • Cereales integrales: Nos ayudan a aumentar los niveles de serotonina.

Por supuesto, el llevar una dieta sana, equilibrada y la realización de deporte de manera continuada, es de vital importancia para hacernos sentir mejor en cualquier época del año.

Ánimo y a comerse de vitalidad el otoño!


Otros artículos interesantes

Aprovechamiento racional del alimento,“no se tira”

viernes, 5 de julio de 2013

El alimento, recurso vital, parece no tener el valor que se merece: 1.300 toneladas de comida (1.300.000 kg) terminan en la basura al año, mientras  que veinte mil niños mueren de hambre al día y una de cada siete personas...

Cómo cuidar la piel en verano

jueves, 26 de junio de 2014

Llega el verano, época en la que tenemos que tener más precaución con nuestra piel ya que sufre deshidratación por las altas temperaturas. La piel impide que entren en nuestro organismo sustancias nocivas (microorganismos, radiaciones solares...

Antibióticos naturales

lunes, 10 de octubre de 2016

Ya conocéis el dicho aquel que dice “más vale prevenir que curar”, y gracias a nuestra bondadosa naturaleza, tenemos al alcance gran cantidad de antibióticos naturales con los cuales reforzar nuestro organismo. Aquellos con mayor potencial...

Un huerto en casa para los más pequeños

miércoles, 31 de agosto de 2011

Un huerto en casa puede ser una actividad relajante y entretenida, pero también es una oportunidad para compartir una experiencia divertida con los más pequeños, y además, formarles en valores. Sembrar y ver como de la semilla sale la...

Descubre Nuestro Catálogo