Aumenta la energía con estos suplementos

Hay días en los que el simple hecho de ponerse en pie ya resulta todo un logro y, por mucho que lo intentas, nada consigue hacer que fluya por tu sangre ni el más mínimo ápice de energía.

Sentirse de esta manera en ciertas ocasiones es normal. El estrés, el trabajo o, incluso, momentos puntuales pueden provocar que nuestra energía sea menor. Sin embargo, cuando los días pasan y el empuje que antes te caracterizaba brilla por su ausencia es momento de tomar medidas en el asunto y ponerle una solución a la situación.

Mantener una dieta rica y saludable o hacer ejercicio de manera diaria es clave para conseguir una mayor energía. Pero tomar suplementos alimenticios que ayuden a conseguir mejores resultados es también clave para la salud y el desarrollo.

Los suplementos vitamínicos te pueden ayudar a equilibrar el nivel vitamínico en tu cuerpo y conseguir superar los momentos de debilidad puntual o las temporadas con menos energía… ¡Como un campeón o campeona!

Pero… ¿Qué tipo de suplementos puedes encontrar?

Vitamina grupo B

Niacina, ácido fólico o la famosa riboflavina. Todos estos componentes son compuestos de vitaminas del grupo B.

Estas vitaminas favorecen la absorción de energía de cada alimento que tomas y, por ello, consiguen aumentar tu vitalidad siempre y cuando tu alimentación sea equilibrada.

La Vitamina B12 es esencial para cuidar de la salud cerebral y un aliado en épocas de mayor estrés mental. Además, suministra energía al cuerpo para poder hacer frente al día a día sin que los nervios o la ansiedad se apodere de la situación.

Es importante mantener los niveles de Vitamina B12 estables, sobre todo si tienes una alimentación vegana o vegetariana, ya que esta vitamina está presente fundamentalmente en los alimentos de origen cárnico.

Vitamina C

Seguro que la conoces por prevenir resfriados durante el invierno, pero ahí no acaban sus propiedades.

Los completos de vitamina C mantienen la energía de tu cuerpo y ayuda a que las funciones cognitivas se desarrollen en condiciones óptimas.

Además, favorece la formación de colágeno y combate la fatiga, reduciendo los niveles de cortisol (principal responsable de la ansiedad o el estrés).

Vitamina D

La vitamina D previene fundamentalmente del sol y es por ello que en invierno se puede sufrir un déficit asociado que acabe por afectar a tu salud, por lo que es conveniente usar complementos alimenticios con Vitamina D que te ofrezcan o cubran la necesidad básica de vitamina D en tu cuerpo.

También puede encontrarse este tipo de vitamina en pescados, yemas de huevo o setas.

Coenzima Q10

Seguramente la Coenzima Q10 te suene por ser ingrediente principal de muchas cremas rejuvenecedoras. Pero no solo en esto se limitan sus funciones.

Este antioxidante que produce tu cuerpo de manera natural, participa en la producción de energía y es capaz de mejorar el rendimiento físico y mental.

Guaraná

Un complemento alimenticio ideal para usar en momentos de fatiga mental o cuando el nivel de exigencia de la vida diaria pide más de lo que podemos dar.

Este complemento es capaz de combatir el cansancio general, mejora la atención y te mantiene en un estado activo.

Sus efectos son similares a los conseguidos con la cafeína, por eso se recomienda utilizarlo sin exceder su uso o evitarlo si eres una persona demasiado sensible a esta sustancia.

Taurina

Seguro que conoces este tipo de ingrediente por determinadas bebidas energizantes que la contienen (eso y un sinfín de azúcares e ingredientes dañinos para la salud). Pero la taurina como tal y tomada de manera correcta puede darte grandes beneficios.

Este elemento no esencial está, por ejemplo, presente de manera natural en la leche materna y existe la creencia de que puede aumentar el deseo sexual, pero no hay estudios suficientes que lo avalen.

En cualquier caso, si es posible encontrar suplementos naturales con taurina que te ayuden a mejorar funciones cognitivas tan importantes como la atención o la memoria.

Ginseng

Uno de los complementos naturales por excelencia para mejorar la vitalidad es el ginseng.

Es popular entre estudiantes y personas que necesitan mejorar su concentración y atención o tener una ayuda extra en momentos de tensión laboral permitiendo mejorar el rendimiento intelectual estimulando la función cerebral.

Es muy útil para personas que han atravesado por alguna enfermedad y necesitan volver a sentirse vitales o para personas de avanzada edad que necesitan un empujoncito extra.

Sus efectos a nivel cerebral explican que este ingrediente sea usado para mejorar ciertas enfermedades neurovegetativas o trastornos que afectan a las funciones cognitivas como el conocido TDAH o Trastorno por Déficit de Atención o Hiperactividad.

Consulta en nuestro catálogo de suplementos naturales toda la oferta disponible y deja que sea la propia naturaleza la que se encargue de suministrarte la energía que te falta.