Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cajas nido, biodiversidad y control de plagas.

En un huerto ecológico, la lucha contra los insectos que posiblemente puedan convertirse en plaga es una de las tareas que más quebraderos de cabeza puede producir, sobretodo teniendo en cuenta que vamos a descartar rotundamente desde un principio cualquier tratamiento con plaguicidas sintéticos, que no causan otra cosa que desequilibrios ecológicos e impactos contra nuestra salud y la de nuestro entorno.

De este modo, vamos a tener que recurrir a otros métodos de control y prevención de plagas. Eso sí, siempre haciendo honor al adjetivo que acompaña a nuestro huerto, ese calificativo tan usado como incomprendido: “ecológico”. Y es que, para que un huerto sea ecológico no basta con comprar semillas ecológicas y no añadir fertilizantes químicos. Para que nuestro huerto pueda ser calificado y acreditado como realmente ecológico, debemos llevar a la práctica y recrear en la pequeña escala de nuestro trocito de tierra el término de equilibrio natural y biológico.

En la naturaleza, como todos debemos entender, se da continuamente un equilibrio en el que los depredadores se alimentan de sus presas, manteniendo sus poblaciones siempre en una proporción correcta y saludable para el ecosistema. Esta capacidad de autorregulación de los ecosistemas es la que debemos imitar en la medida de lo posible para poder crear un huerto realmente ecológico, en el que incluso los seres que podrían constituir una plaga se regulan y mantienen en proporciones no dañinas para los vegetales.

Esto en un principio puede parecer complicado, pero lo cierto es que no lo es en absoluto gracias al conocimiento que tenemos sobre los hábitos de algunos animales, conocimiento que nos ayudará a manejar en nuestro beneficio determinados comportamientos animales.

 Ave alimento

Así, para comenzar nuestra lucha biológica, lo primero será saber qué especies debemos atraer. A continuación vamos a enumerar una lista de fauna beneficiosa para la vida vegetal que, muy convenientemente, deberemos pensar en atraer cerca de nuestros cultivos.

  • Mariquitas: Coleópteros muy bellos y beneficiosos para nuestro huerto. Depredadores naturales de parásitos tan perjudiciales como el pulgón.

  • Páridos: son una familia de aves, compuesta por carboneros y herrerillos, que se alimenta vorazmente de todo tipo de insectos.

  • Petirrojos: especie de ave diurna que se alimenta principalmente de arañas, orugas y muchos otros tipos de insectos.

  • Cernícalos: es una especie de ave rapaz, de hábitos diurnos, que caza principalmente pequeños roedores (topillos, ratones de campo...) y grandes insectos como saltamontes o grillos. Justamente se alimenta de potenciales plagas vegetales: tanto los roedores como la mayoría de insectos que se encuentran en su dieta son organismos que pueden llegar a ser muy dañinos para nuestro huerto.

  • Mochuelo: de la familia de los búhos, es una ave rapaz nocturna que gusta de comer pequeños roedores, grandes insectos y orugas y gusanos de todo tipo. Como en el caso anterior, erradicará potenciales plagas de nuestros cultivos. Además, al ser un ave de hábitos nocturnos, sus insectos objetivo serán diferentes a los de un ave diurna, es decir, se alimentará de especies que se alimentan de noche, como por ejemplo muchos tipos de orugas.

  • Murciélago: como sabemos, es un mamífero volador de hábitos nocturnos que, al menos los que encontramos en estas zonas, se alimentan fundamentalmente de insectos. De este modo, y al igual que el mochuelo, su alimentación se centrará en especies de insectos con hábitos nocturnos, que suelen constituir un verdadero problema por la dificultad que conlleva su control de manera biológica mediante enemigos naturales.

Los mencionados arriba serían algunos de los múltiples animales que pueden beneficiar nuestra labor hortícola. Pero ahora viene la parte complicada, ¿cómo los atraigo? Pues bueno, no es tan complicado. Actualmente se comercializan múltiples cajas-nido especiales para determinadas especies animales que harán todo el trabajo. Solamente tendremos que colocarlas en un lugar adecuado, y las cajas son las que atraerán al animal en cuestión, al proporcionarle un lugar confortable y seguro donde descansar. Además, mientras tengan alimento cerca, y aquí es donde entra en juego nuestro huerto (y sus bichitos), no se irán. Comida fresca, confort...¿qué más se puede pedir?

De este modo, las cajas-nido van a permitir:

  • Que mejore la aptitud del medio agrícola para albergar especies insectívoras.

  • Que aumente la población de depredadores naturales de plagas.

  • Potenciar las poblaciones de murciélagos, cuya actividad crepuscular coincide con la máxima actividad de muchos insectos dañinos, lo que los hace muy interesantes para el control de plagas.

  • Favorecer la presencia de algunos insectos polinizadores.



Así las cosas, y como hemos visto, el control biológico de plagas no tiene por qué convertirse en un quebradero de cabeza. Además, esta forma de control de plagas te brinda la posibilidad de observar especies animales que no siempre se dejan ver fácilmente. Así que, humildemente, desde Planeta Huerto te animamos a que te ayudes de la mano que te tiende la naturaleza y a que descartes para siempre los pesticidas químicos.

Después de todo, ¿para qué vamos a buscar soluciones externas a un problema cuyo remedio está en el equilibrio natural de la propia naturaleza?

Otros artículos interesantes

Los Frutos y sus agentes de crecimiento

martes, 3 de septiembre de 2013

El fruto, la recompensa al trabajo dedicado, no es más que el crecimiento y desarrollo de la parte de la flor que recubre la semilla, una vez ésta se ha formado para protegerla y asegurar su posible...

Remedios para el Oídio

miércoles, 23 de mayo de 2012

El Oídio es una enfermedad causada por el hongo de ese mismo nombre. Se trata de un vello blanquecino que actúa sobre hojas y tallos en plantas débiles, situadas normalmente a la sombra y en zonas o épocas de mucha humedad ambiental. Como hemos...

Cómo plantar el esqueje de un rosal

martes, 2 de septiembre de 2014

Septiembre es el mejor momento para reproducir por esquejes. Si nos ponemos manos a la obra ahora, conseguiremos que echen las raíces antes del invierno, y garantizaremos su buen desarrollo. Hoy en Planeta Huerto te contamos cómo realizar la...

Cómo preparar tu huerto para el invierno

lunes, 23 de diciembre de 2013

Se acerca el invierno, y con él, el frío. En esta estación que se caracteriza además de por el frío, por días cortos y noches largas, puede que nos resulte complicado cultivar en nuestra huerta debido a las condiciones climáticas. Las heladas...

Descubre Nuestro Catálogo