Decorar nuestro hogar o nuestro espacio de trabajo es algo a lo que, en mayor o menor medida, todos dedicamos algo de tiempo. Y, sin duda, las plantas se han convertido en uno de nuestros recursos favoritos para darle el toque verde que necesita cualquier estancia a la que queremos dar vida, y por ello, hoy queríamos hablaros de las suculentas: una planta ideal para decorar que te reclamará muy poquitos cuidados. ¡Vamos a conocer más sobre ellas!

Guía para cuidar tus plantas suculentas

Plantas suculentas o plantas crasas, así es como se denomina esta extensa categoría de plantas que nos encantan, y que son perfectas para decorar nuestro hogar con poquísimos cuidados. Hoy os explicaremos todo sobre qué son y cómo cuidar plantas suculentas. Avisamos: ¡Vas a querer llenar tu casa de ellas!

El término suculentas es muy amplio y no se refiere una familia de plantas en concreto, sino que a plantas de distintas familias botánicas. En general, cuando hablamos de plantas suculentas o plantas crasas, nos referimos a un grupo heterogéneo de plantas, con características en común y adaptaciones para soportar a condiciones ambientales secas y cálidas, como las de los desiertos.

Características de las plantas suculentas

Las características generales que identifican a una planta suculenta son sus estructuras adaptadas para reducir superficie de evaporación y reducir la pérdida de agua, como por ejemplo sus tejidos carnosos, tallos cortos y/o con formas especiales, hojas cubiertas de tricomas, cera o espinas. Estas son algunas de las principales características de las plantas suculentas.


Actualmente se conocen innumerables familias botánicas que poseen plantas suculentas, por ejemplo las familias de las Aizoáceas, Agaváceas, Cactáceas, Crasuláceas, Euforbiáceas, entre muchas otras. Aquí os contaremos los principales consejos para cuidar todo tipo de planta suculenta.

Cuidados de las plantas suculentas

En la naturaleza podemos encontrar plantas suculentas en ambientes áridos, zonas desérticas y eso nos da unos buenos tips para decidir sobre estas plantas y sus cuidados: Son resistentes y sencillas. Y ahora que ya sabemos qué son las plantas suculentas, ¡vamos allá!

Emplazamiento

Las suculentas requieren ambientes con luminosidad abundante, pero en verano es importante protegerlas de las horas más intensas de sol. Podemos emplazarlas en exterior todo el año o interior, siempre y cuando se cumpla con su exigencia de luz.

Un consejo adicional para los que les gustan tener las suculentas en los alféizares de la ventana u otros sitos donde la luz no les da por todos los lados, es aconsejable girarlas 180°C regularmente, así todos los lados de la planta van a recibir luz de manera uniforme.

Riego

Gracias a sus tejidos carnosos las hojas y los tallos de las suculentas son capaces de almacenar una increíble cantidad de agua y usarla con eficiencia. Eso significa que las suculentas aguantan mucho tiempo entre riegos, por lo cual, podemos regarlas con menos frecuencia y sin encharcar sus raíces, ya que son susceptibles al exceso de agua.

Una sugerencia de frecuencia de riego, sería hacer un riego semanal en los meses de primavera y verano y hacer un riego quincenal durante el otoño e invierno.

¡Ojo! El riego es siempre muy particular y difícil de definir, ya que depende de las condiciones climáticas de cada local, bien como de cada planta (tamaño de maceta, poca, calidad del sustrato, etc), por lo cual aquí simplemente sugerimos una frecuencia estándar, pero el objetivo es ayudaros a aprender a reconocer las necesidades particulares de cada planta.

Sustrato

La clave de un sustrato perfecto para suculentas es el drenaje. El sustrato debe ser ligero, poroso y aireado para facilitar el drenaje y evitar el apelmazamiento del sustrato en las macetas. Podemos emplear un sustrato específico para cactus y suculentas, o entonces un sustrato universal extra ligero.

Abonado

Aunque sean muy rústicas y resistes, también se debe abonar a las suculentas para que crezcan sanas. Podemos abonar nuestras suculentas entre primavera y otoño y emplear abonos líquidos, monodosis o sólidosen las dosis y formas de aplicación indicadas por cada fabricante.

Maceta y cubre macetas

Las suculentas ya tienen agua almacenada en sus hojas, por lo cual… ¡no quieren más agua encharcando a sus raíces!. Así como elegir para el sustrato, pensar en el drenaje es fundamental también en la elección de las macetas, que deben tener agujeros para drenar el exceso de agua.

Podemos usar platos o cubre macetas decorativas sin agujeros, pero debemos asegurarnos de que no se quede agua sobrante acumulada entre la planta y cubre maceta/plato.

Otros cuidados con las plantas suculentas

  • Algunas suculentas pueden acumular polvo sobre sus hojas, en estos casos podemos limpiar el polvo de las hojas con ayuda de un algodón húmedo, bastoncillo o pincel de cerdas suaves.
  • Si en nuestra zona hacen inviernos extremadamente fríos y con nevadas, podemos proteger protegerlas en invernaderos.
  • Podemos usar piedras decorativas y hacer composiciones con distintas variedades de suculentas.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones para cuidar de tus nuevas suculentas. Y recuerda que puedes encontrar en Planeta Huerto diferentes variedades de suculentaspara decorar tu hogar o tu lugar de trabajo, y también todo lo necesario para su cuidado. ¡Y dale a tu casa el toque verde que necesita!