El otoño es un momento clave para mantener sanas tus plantas y bonsáis. Y hoy te contamos las principales tareas para ejecutar en el otoño para lucir plantas y bonsáis perfectos.

5 tareas de mantenimiento imprescindibles para cuidar tus plantas y bonsáis en el otoño

1. Poda

“Manos a la tijera”, es temporada de podas

El otoño es el momento idóneo para hacer podas de limpieza y manutención en plantas y bonsáis. En los meses de otoño es recomendable hacer podas de limpieza en plantas de interior y exterior para eliminar ramas y hojas secas y muertas, esta tarea es importante para evitar que estos restos vegetales sirvan como puerta de entrada para hongos y plagas. También es recomendable hacer la poda de setos y arbustos.

En cuanto los bonsáis, especialmente las especies de hojas caducas, también es un momento idóneo para estudiar su formato y planificar que ramas cortar para darle forma de cara a la primavera siguiente.

2. Abonado de otoño

Tras el intenso crecimiento de primavera y verano, en otoño el sustrato de plantas y bonsáis se encuentra agotado sin nutrientes. Por lo cual, pase a que el crecimiento en otoño disminuye, este es el momento de hacer un abonado de reposición de nutrientes para que nuestras plantas y bonsáis puedan aguantar todo el periodo de otoño e invierno hasta la próxima primavera.

En el abonado de otoño es recomendable emplear un abono bajo en N, pero alto en P y K. El fósforo (P) ayudará a fortalecer y favorecer el desarrollo de las raíces, mientras que el potasio (K) actuará en los procesos regulatorios de la planta, ayudando aumentar la resistencia frente estreses hídricos y térmicos. Con lo cual, un abanado de otoño alto en P y K ayudarán la planta o bonsái a afrontar las bajas temperaturas del invierno.

3. Sustrato y trasplante

Si tras el verano, nos encontramos nuestras plantas en un sustrato apelmazado y sin aireación, podemos plantearnos adelantar el trasplante de primavera y hacerlo en otoño. Si identificamos la necesidad del trasplante, es fundamental elegir un sustrato de calidad, que aporte excelente aireación y que favorezca el desarrollo de las raíces. Podemos optar por un sustrato universal de calidad y aportar más aireación mezclando perlita y vermiculita según las necesidades de cada planta.

En otoño también se puede hacer trasplante de bonsáis que hayan pasado por algún estrés importante y que requieran un trasplante urgente que no pueden esperar hasta la primavera. Si deseamos hacer cambios de tiestos por estética, el otoño también es un buen momento para ello. En este caso, es ideal evitar cortes y poda de raíces. Si nuestra planta o bonsái no requiere trasplante inmediato, podemos esperar hasta la primavera para hacerlo.

4. Protección de cultivos

Winter is coming…¡Prepara tus plantas y bonsáis para el invierno!

Te recordamos que se acerca el invierno. En el otoño es tiempo de preparar nuestras plantas y bonsáis para el frío y una de las formas de hacerlo es planificar cuáles plantas requieren protección física y/o cambio de ubicación.

De entre las mejores opciones en protección de cultivos tenemos los invernaderos y las mantas o telas calientes. Los invernaderos pueden ser de muchos formatos, tamaños y presupuestos, en ellos podemos cultivar plantas ornamentales, plantas de huerto y bonsáis. Por otro, una alternativa más económica es el empleo de telas de hibernación, también llamadas mantas calientes o telas calientes.

Para plantas y bonsáis más sensible as frío y que pueden adaptarse a condiciones de menos luminosidad, podemos plantear un simple cambio de ubicación y trasladarlas al interior en cuanto bajen las temperaturas. Recordemos que aunque se encuentren en interior, las plantas siempre deberán ubicarse en una zona con incidencia de luz solar.

5. ¡El jardín de primavera se prepara en otoño!

Sí, el momento de preparar el jardín para primavera es en el otoño, principalmente si eres fan de plantas bulbosas, como los tulipanes, crocus, narciso y amarilis. En los meses de otoño es el momento idóneo para plantar bulbos de otoño con en floración en primavera. No obstante, si los bulbos no son para ti, puedes preparar tu jardín o huerto, mejorando el suelo con la aplicación de una buena enmienda orgánica, como el humus de lombriz.

Marca Planeta Huerto