Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Como cultivar Escarola en nuestro huerto

Las escarola, también llamada achicoria rizada, es una hortaliza muy usada en ensaladas ya que tiene multitud de nutrientes muy beneficiosos para nosotros como pueden ser el cobalto, el hierro, el magnesio y el cinc. También poseen muchas propiedades como aperitivas, para estimular el apetito, depurativas, diuréticas, laxantes, refrescantes y tónicas. Además de una gran variedad de vitaminas, como las vitaminas A, B1, B2, C y K.

Por ello, nunca viene mal incluirla en nuestra alimentación y mejor aún si la cultivamos nosotros mismos, así que te vamos a dar unos consejos para ello.

Hay multitud de variedades semillas de escarola (unas veinte) que pueden adaptarse a distintos tipos de suelo o a distintos climas y en ello nos fijaremos a la hora de elegir la variedad más adecuada a nuestro huerto. Pero haremos una clasificación general diferenciando entre escarolas propiamente dichas o rizadas y escarolas de hoja entera o lisa para conocer la forma de cultivarlas.

Escarolas propiamente dichas

Estas tienen las hojas muy recortadas, descompuestas y divididas. En este grupo podemos encontrar la escarola blanca de cortar, la escarola grande común de Pancarieli, la gruesa común, la fina de verano o de Italia, la de Ruffec, la rizada fina de Ruán, etc.

Cultivo

Este tipo de escarola se puede producir durante todo el año, si sembramos en febrero en cama caliente, podremos consumirla en mayo y sucesivamente iremos haciendo siembras: en mayo para consumir en agosto y más tarde en julio y agosto para consumir en otoño e invierno respectivamente.

Si el terreno no se halla suficientemente preparado, abonaremos con fertilizantes orgánicos. Conviene mantener fresco el sembrado mediante riegos evitando que la tierra esté seca hasta que aparezcan las hojas.

Trasplantaremos cuando la planta tenga cinco o seis hojas formando hileras y poniendo dejando una distancia de 25cm por cada lado y si la asociamos a otras hortalizas las pondremos a una distancia de 40cm. Los demás cuidados consisten en labores para conservar el terreno mullido y limpio de malas hierbas.

Blanqueado

El blanqueado en este tipo de escarolas se obtiene de manera muy fácil, para ello uniremos todas las hojas de la escarola con las manos y las ataremos a la mitad de la altura con pajas o juncos y recalzando ligeramente la planta con tierra y lo haremos unos cuarenta días después de la plantación.

Una semana después se hace una segunda atadura en la extremidad de las hojas y pasados diez días ya pueden consumirse, para realizar un buen blanqueado sin que la planta sufra debemos hacerlo en terrenos secos y cuando las hojas no se hallen bañadas ni con demasiado sol, por ello se debe realizar por la tarde en verano y hacia las diez de la noche en otoño.

Cuando reguemos, debemos tener cuidado de no mojar las hojas para que no se pudran y por tanto sólo regaremos el pie de la planta.

Cultivo de la escarola

Escarolas de hoja entera

Sus hojas son enteras, lobadas y dentadas más o menos profundamente, como la escarola redonda, la escarola de cuernecillo, etc.

Estas, son más sufridas que las escarolas propiamente dichas y por ello se prefieren para el cultivo de otoño.

Cultivo

Se siembra en junio, en una costanera o cama caliente que tenga una temperatura de 5 a 18ºC, o en julio o agosto al aire libre, se trasplanta veinticinco días más tarde a una distancia de 50 ó 60 cm sobre la fila y de 30 a 35 de fila a fila.

La recolección se hace dos o tres meses después de la siembra.

Blanqueado

El blanqueado se realiza cubriendo las hojas con paja y atándolas con esparto o un cordel a mitad de altura.

Variedades de Escarola en Planeta Huerto

Más semillas de escarola

Parásitos y enfermedades comunes en la escoral

  • Gusano de alambre: produce daños muy graves en la raíz.
  • Gusano gris:ataca a las plantas más jóvenes, originando daños en el cuello.
  • Minadores: Hace galerías en las hojas debilitando el cultivo.
  • Mosca blanca: Debilita la planta y le resta valor comercial.
  • Caracoles y babosas: muerden las hojas.
  • Pulgones: es una plaga que depende de las condiciones climáticas, su ataque suele darse cuando el cultivo está próximo a la recolección y puede ser entrada de alguna virosis. El ataque de los pulgones empieza en las hojas exteriores y va avanzando hacia el interior.
  • Orugas: Destruyen el tejido foliar, pudiendo llegar a devorar la totalidad de las hojas.

Asociación con otras plantas

Podemos plantar junto con cebolla, ajo, tomate, coliflores, coles de repollo y puerros, ya que estas últimas cuando ocupen un gran espacio y hayan alcanzado un gran porte, ya habremos cosechado nuestras escarolas.

Desde Planeta Huerto pretendemos darte una guía básica del cultivo de la escarola, para que te animes a hacerlo y a aprender más cosas con la práctica. Ayúdanos a mejorar nuestras guías de cultivo, coméntanos ¿qué otros consejos recomiendas para conseguir buenos resultados en el cultivo de la escarola?

Otros artículos interesantes

Mantenimiento de las herramientas de jardín

viernes, 7 de septiembre de 2012

El correcto cuidado de las herramientas que tenemos para el mantenimiento de nuestro huerto o jardín, hará que ahorremos dinero y que los trabajos realizados se hagan de forma correcta. Hay que tener en cuenta que una herramienta...

Agricultura ecológica: saludable y sostenible

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Hoy todo producto que lleve el apellido de “ecológico”, y por tanto, que esté acompañado por la correspondiente etiqueta autonómica o europea, trasmite una muy buena imagen al consumidor. Esta buena imagen que asumimos con cierta inercia...

El cultivo de la coliflor

martes, 14 de agosto de 2012

La coliflor es una planta de la familia de las crucíferas (o brásicas), como la col, el repollo o el brócoli. Entra en el grupo de las plantas que cultivamos por su flor, y aunque nos suele extraño, a lo largo del tiempo se han ido...

Espinaca: un cultivo nutritivo

martes, 30 de agosto de 2011

Es interesante cultivar en casa esta hortaliza, de la familia de las quenopodiáceas (acelgas, remolacha), porque más allá del falso mito de su riqueza en hierro, sí que es cierto que es una de las verduras con mayor...

Descubre Nuestro Catálogo