Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cómo cultivar habas extra precoces en tu huerto

Si queremos habas, y las queremos ya, o casi ya, una de las mejores opciones que se nos presentan es cultivar la variedad Luna de agosto, cuyos frutos, muy dulces y tiernos, pueden estar listos para consumir a partir de 90 días tras la siembra.

Las habas son originarias del Mediterráneo y de Oriente Medio. Las múltiples clases que existen se diferencian entre ellas por la longitud de sus vainas, el número de semillas y el tamaño y color de las mismas. Pero hoy vamos a centrarnos en el cultivo de estas habas extra precoces que, plantadas en agosto, ¡podemos comer en Navidad!

El cultivo del haba Luna de agosto

Tipos de suelo

Toleran varios tipos de suelo, de pH entre 6 y 7.5. Requieren suelos bien drenados y un caudal de riego abundante (700 mm/año). No necesitan una fertilización excesiva, ya que esta planta fija el nitrógeno del aire y responde bien a abonados de fósforo y potasio durante la floración y la fructificación.

Clima

Requiere una temperatura media de 15ºC, aunque tolera bien las heladas.

Siembra y trasplante

De agosto a febrero. Se siembra directamente en el terreno, a chorrillo o a golpes de 2-4 semillas cada 30 centímetros o en líneas que estén separadas entre si 75 centímetros. Con 15 gramos tendremos para cultivar 1m2.

Riego

Suelos bien drenados y con un caudal de riego abuntante (700 mm/año).

Cuidados específicos

Plagas y enfermedades

Le afectan los pulgones, especialmente los negros, así como algunas especies de trips.

También puede atacarle la roya y el mildiu, principalmente, aunque no es una especie conflictiva en ese sentido.

Pulgón: El pulgón suele aparecer si se abusa del riego y el suelo posee un exceso de nitrógeno, algo bastante común en el caso de las leguminosas. Si se da el caso, recurriremos al jabón potásico disuelto en agua o alguno de los preparados que te ofrecemos en Planeta Huerto. El jabón potásico es un producto natural, ecológico, no tóxico, que no requiere plazo de seguridad y respeta la fauna auxiliar. En el artículo “Cómo combato el pulgón” podrás encontrar toda la información que necesitas para acabar con este conocido parásito.

Trips: Los trips pertenecen al orden de los tisanóptero. Son insectos pequeños de entre 1 y 6 mm que se ceban con las especies vegetales cultivadas. El trip chupa y se alimenta de la savia de las plantas, robándole agua y nutrientes y pudiendo llegar a debilitarlas enormemente. Suelen alimentarse de flores y brotes tiernos, siendo especialmente dañinos en este sentido. El principal problema provocado por el trip tiene su origen en la altísima capacidad para transportar en su interior una elevada diversidad de virus y enfermedades, entre ellos algunos de los más peligrosos, como el virus del bronceado del tomate.El jabón potásico y el aceite de neem son productos ideales para combatir los trips. En el artículo “Cómo combato el trip” podrás encontrar toda la información que necesitas para acabar con este conocido parásito.

Mildiu: Este hongo afecta a los cotiledones (las principales hojas que se encuentran en el germen de la semilla) y a las primeras hojas, aunque puede manifestarse posteriormente. Aquí puedes leer un artículo sobre los remedios para el mildiu.

Recolección y usos

Cosecha

Este tipo de haba tiene un ciclo muy corto: se puede cosechar pasados 90 días de su siembra.

Usos y propiedades

Este tipo de habas son muy ricas en proteínas y hierro, y además contienen vitamina C. También aportan una gran carga de hidratos de carbono, fibra, celulosa, potasio, sodio, fósforo y magnesio.

Se pueden consumir de diversas maneras: crudas, como legumbre tierna en paellas, estofados, ensaladas...

Asociaciones de cultivo

Si quieres aprovechar los beneficios de la asociación de cultivos, la patata, las espinacas y la lechuga son ideales para plantar junto a este tipo de haba.

No se debe mezclar con el cultivo de liliáceas, como ajo, cebolla, puerro, espárragos o aloe.

El haba Luna de agosto en Planeta Huerto

Otros artículos interesantes

Sin sol no hay huerto

martes, 6 de septiembre de 2011

El único requisito imprescindible para poder tener un huerto en casa, es disponer de un espacio con suficiente luz directa. Las hortalizas al igual que todas las plantas necesitan la luz del sol para realizar la fotosíntesis y obtener la energía...

El huerto en octubre

jueves, 1 de octubre de 2015

En el mes de octubre las temperaturas más agradables nos permiten disfrutar más del trabajo en nuestro huerto sin tener que ir escondiéndonos del sol. Pero, sobre todo, el inicio del otoño está marcado por los primeros fríos y las lluvias...

Cómo combatir la podredumbre apical o peseta del tomate

lunes, 23 de junio de 2014

Ahora que los tomates comienzan a ponerse rojos, es el momento de planificar la cosecha de este año. Si hemos hecho los deberes, sobre todo en cuanto a plagas, riego y tratamientos se refiere, deberíamos disfrutar de unos tomates muy sabrosos...

Cinco residuos de casa aprovechables en nuestro huerto

jueves, 3 de abril de 2014

Se acabó tirar los restos de café, las cáscaras de huevo, los restos de comida, las ramas de poda y las cenizas de la barbacoa. Aunque cueste creerlo, pueden convertirse en grandes aliados para darle un pequeño empujón a nuestras plantas y su...

Descubre Nuestro Catálogo