Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cómo hacer conservas

Después del boom de recolecta de cultivos en primavera, tenemos una acumulación importante de productos que se deteriorarán o pudrirán. Si de antemano sabemos que no los vamos a poder consumir, y no queremos pegarnos atracones ni malgastarlos, ¿Porque no hacer conservas o congelarlos?.

Llamamos conserva a la manipulación de los alimentos para evitar o retrasar el deterioro, lo cual se lleva a cabo evitando el crecimiento de levaduras, hongos y otros microorganismos. Todo esto se hace para que nuestras cosechas no pierdan su textura y sabor, y para que, además, no pierdan sus valores nutricionales.

Métodos de conservación a la antigua

  • Uso de antisépticos: el vinagre, la sal o el alcohol tienen la función de impedir el desarrollo de microorganismos que degradan nuestros alimentos
  • Deshidratación: mediante el uso del horno o del sol evaporamos parte del agua de los alimentos para impedir el desarrollo microbiano, permitiendo así una larga conservación.
  • Engrasado: mediante el uso de grasa o aceite, que forman una capa protectora aislamos los alimentos del aire, aumentando su durabilidad.

Congelación de las hortalizas

Los alimentos están formados principalmente por agua, lo que permite a la congelación retrasar la alteración de las hortalizas, sin modificar sus tejidos y preservando todos sus nutrientes y vitaminas.

Antes de poder congelarlos, hay que hacer un tratamiento previo de escaldado de las hortalizas que vamos a congelar para evitar así la oxidación y por tanto el cambio en el sabor, el cual tampoco provocara un cambio significativo en la calidad de nuestra hortaliza.

Procedimiento para la congelación de hortalizas

Hervir las hortalizas con el agua en una olla a presión colocándolas en una cesta rígida sin que toquen el agua, ponga la tapa y escalde el tiempo indicado para cada hortaliza. Después enfriamos rápidamente poniendo las hortalizas en una fuente preparada con agua fría y cubitos de hielo.

Escurrimos y extendemos sobre un plato hasta que estén totalmente secas. Las metemos en un recipiente hermético, ya sea una bolsa de Rilsan o una bandeja de aluminio o plástico y los congelamos.

Boiling carrots

Hortalizas y su tiempo de conservación

Berenjenas 10 meses
Calabaza 10 meses
Calabacín 6 meses
Coliflor 6 meses
Espárragos 6 meses
Espinacas 12 meses
Guisantes 12 meses
Judías verdes 12 meses
Maíz 12 meses
Nabos 12 meses
Pepinos 10 meses
Pimientos 10 meses
Puerros 10 meses
Tomates 6 meses
Zanahoria 12 meses

Gracias a estos métodos al agricultor puede conservar durante mas tiempo cosechas de su huerto, ahorrar a la hora de comprar productos frescos o congelados y sobre todo, comer productos frescos propios durante todo el año y con la mejor calidad.

Otros artículos interesantes

El huerto como terapia

miércoles, 7 de septiembre de 2011

En los últimos años la proliferación de pequeños huertos ecológicos en edificios de grandes ciudades, obedece a la necesidad de muchos urbanitas por recuperar el contacto con la naturaleza y con los procesos básicos de la producción de...

Las delicias del pan

lunes, 9 de enero de 2017

Nos gusta comer pan, es así, y en España además de contar con una gran variedad, es uno de los productos que no suele fallar en nuestra mesa.Si hablamos de pan ecológico y casero, veremos que son panes de un color intenso y oscuro, debido a la...

La alimentación de las gallinas

jueves, 11 de abril de 2013

El huevo es uno de los alimentos básicos en la dieta de las personas por su gran aporte vitamínico y nutricional, por ello es de vital importancia obtener este alimento de gallinas criadas para ello, en un buen estado y alimentadas con...

Descubre Nuestro Catálogo