Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cultivos y cuidados del agerato azul

El agerato azul es una planta de temporada que produce, desde comienzos de primavera hasta finales de verano, flores azules muy vistosas para el jardín. Es una planta de temporada, por lo que pasada esta época se suele desechar.

Esta planta herbácea alcanza 30 centímetros de altura. Sus hojas (de unos 7 centímetros de largo) pueden ser ovaladas o triangulares y las flores de color azul tienen un efecto pomposo, por lo que se suele utilizar para dar más volumen al jardín.

Cultivo

El agerato azul se planta a pleno sol, aunque en climas calurosos también puede estar en semisombra, pudiendo cultivarse en maceta de interior.

Proceso

  • 1. Se debe sembrar entre enero y marzo, teniendo en cuenta que la temperatura no debe ser inferior a los 2ºC, ya que podría estropearse.
  • 2. Hay que escoger un suelo suelto que se mantenga húmedo, ya que esto facilitará el desarrollo de esta planta.
  • 3. Debemos dejar una distancia de 30 cm entre ellas.
  • 4. Hay que mantener el suelo bien drenado, regando dos veces por semana la planta. Además, cada 15 días aproximadamente, debemos incorporar abono en el agua de riesgo para ofrecer un periodo de floración exitoso.
  • 5. Debemos trasplantarlas cuando las plantas alcancen los 10 cm de altura. En esta ocasión, se debe dejar 20 cm de distancia entre ellas para que vayan formando un conjunto más voluminoso y frondoso.
  • 6. Conviene pinzar (cortar las puntas) las plantas jóvenes para hacerlas más densas y asegurar una floración más larga.
  • 7. Empezará a florecer en verano u otoño (según cuando las hayamos plantado).
  • 8. Durante este periodo, la planta necesita más humedad, por lo que debemos regarla cada dos días.
  • 9. Si observamos que hay flores que se marchitan, debemos eliminarlas para asegurar una floración continua.

Multiplicación

La multiplicación del agerato azul se realiza mediante siembra. Para ello, debemos recolectar la semilla de esta especie cuando esté madura. Hay que repartir las semillas homogéneamente por la bandeja o la maceta y cubrirlas con una capa fina de sustrato, asentándola bien para que la semilla entre en contacto directo con la tierra.

La semilla empezará a germinar a los 15-20 días, momento en que le debemos aplicar todos los cuidados que hemos señalado anteriormente para que la planta se desarrolle en condiciones favorables.

Usos

  • Al tratarse de una planta voluminosa y de color llamativo, suele utilizarse como planta de relleno en jardines. Es ideal como acompañante de plantas anuales de flor (como por ejemplo la salvia), ya que éstas se ven realzadas por el contraste de tonalidades del agerato azul.
  • Es ideal para colocar en balcones y terrazas, ya que ofrece un aspecto colorido y llamativo que permite decorar estas zonas.
  • Puede servir como planta de interior, dando un aspecto colorido y atractivo al hogar.


Enfermedades y plagas

  • Si observamos que la floración es escasa, debemos orientar la planta de manera que reciba, al menos, cuatro o cinco horas de luz solar directa, ya que puede deberse a que tiene poco aporte de luz.
  • Si la planta se está marchitando, debemos regarla más a menudo, ya que puede ser que la tierra no esté lo suficientemente húmeda.
  • Esta planta es muy sensible a la araña roja, que provoca que se decolore y seque el follaje. Para evitar esto, tenemos que mantener una alta humedad en el suelo. Si observamos que ya hay síntomas de que ha sido atacada por este insecto (las hojas empiezan a ponerse amarillas y aparecen puntitos), debemos aplicarle, pulverizando, una mezcla de agua y jabón de potasa o otros tratamientos específicos.
  • También puede ser atacada por pulgones. Para combatirlos, trataremos la planta con insecticidas (ecológicos, por supuesto) específicos.

Curiosidades

A pesar de las plagas que hemos mencionado y que le pueden afectar de manera nociva, el agerato azul ha desarrollado un ingenioso método para protegerse de los insectos, ya que produce un compuesto que interfiere con la función normal de ciertos ”bichitos”. Esta sustancia química activa el ciclo de muda antes de tiempo, haciendo que el insecto no se desarrolle y se quede estéril si ingiere este compuesto en grandes cantidades.

Otros artículos interesantes

Pimiento: cultivo culinario

martes, 30 de agosto de 2011

El pimiento, de la familia de las solanáceas (tomates, berenjenas, patatas), tiene gran presencia culinaria en nuestra dieta, ya que a casi cada variedad de pimiento le corresponde una forma de cocinarlo: Piquillo, para rellenar. ...

Rábano: cultivo rapidísimo

martes, 30 de agosto de 2011

Para hortelanos impacientes que quieran tener resultados con prontitud, el rábano, que se ubica dentro de la familia de las crucíferas (nabo, col, coliflor), es un cultivo de crecimiento rápido, cuya velocidad le confiere ciertas ventajas:Su...

Orugas más frecuentes del huerto y cómo combatirlas

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Las mariposas y polillas nocturnas, conocidas como lepidópteros, constituyen una amenaza para el huerto cuando se encuentran en forma de oruga. En esta etapa de su ciclo de desarrollo son grandes devoradoras de hojas, que pueden causar la...

Cómo cultivar valeriana de canónigos en nuestro huerto

lunes, 18 de agosto de 2014

Hoy en Planeta Huerto te explicamos cómo cultivar la valeriana de canónigos, también conocida como valeriana locusta, hierba de los canónigos o valeriana maché. Esta variedad es muy rústica, y se caracteriza por la forma de cuchara de sus...

Descubre Nuestro Catálogo