Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

El huerto urbano conquista los rascacielos

Los mercados de hoy cada vez venden productos menos naturales, modificados para que aguanten los largos transportes desde el lugar de producción hasta el lugar de venta, lo cual sacrifica su sabor y su contenido nutricional; y todo esto por un precio cada vez mayor. Este hecho ha sido desencadenante de que una oleada de personas tomen conciencia de este hecho y hayan optado por cultivar ellas mismas sus propios huertos en sus casas y terrazas.

 

 Skyline Brooklyn

 

 

En esta línea, la organización sin ánimo de lucro, GreenGuerrillas, fundada en los años 70, tenía como objetivo promover la transformación de solares abandonados en huertos comunitarios utilizándolos como herramienta educativa y social para promover el trabajo en equipo.

 

Hoy en día, fruto de aquel movimiento social se encuentran en Nueva York más de 700 huertos urbanos, los cuales también están empezando a colonizar los altísimos tejados de Brooklyn, con la iniciativa de muchas personas que quieren hacer de su ciudad un lugar donde el campo y el asfalto se unan. Incluso en la Casa Blanca, la primera dama norteamericana, Michelle Obama tiene su huerto ecológico el cual usa para educar en los sanos hábitos alimenticios a todos los americanos.

 

 Aunque las primeras azoteas las labró el grupo Earth pledge, fue Annie Novak la pionera en cultivar a gran escala en la azotea de su edificio, con 2000 metros cuadrados de cultivo, acompañado de sus conejos, gallinas y abejas. Annie distribuye la mayor parte de la producción de verduras y de hierbas comestibles en los restaurantes locales y el sobrante lo vende en la misma huerta o en los mercados locales de granjeros llegando incluso a repartirlas en bicicleta. Sin embargo, es Ben Flanner el propietario de la granja/tejado más grande del mundo, con 10.000 metros cuadrados y 140 hileras de cultivos.

 

 

 

 Huerto en rascacielos

 

 

A ras de suelo, Ena McPherson lleva los mandos de 3 huertas comunitarias. Debido a que en su barrio no hay forma de comprar alimentos frescos, decidió cultivarlos ella misma en los solares vacíos de su vecindario, al más puro estilo GreenGuerrilas.

  

El factor que tienen en común todas estas personas es que cultivan utilizando métodos de cultivo ecológicos, sin usar fertilizantes químicos y con una huella ecológica mínima, ya que todo lo producido se consume, siendo mínimos los residuos generados, al contrario de lo que ocurre en las grandes empresas, y se distribuye a muy poca distancia del lugar de producción, reduciendo las emisiones que se producen con el transporte durante el proceso de distribución.

 

Annie Novak cree que no es necesario vivir aislados en el campo para poder cultivar nuestra propia tierra, sino que la ciudad dispone de una inmensidad de posibilidades para cualquier persona que este interesada en cultivar su propio huerto. 

 

"No hace falta renunciar a la ciudad para estar en contacto con la tierra. Hay que traer el campo hasta el asfalto." Annie Novak.

Otros artículos interesantes

Cómo cultivar menta

jueves, 29 de mayo de 2014

La menta es una planta que ha llamado la atención del Hombre desde hace siglos: aromática y medicinal, a nivel científico, pero afrodisíaca y mágica, a nivel esotérico. Un buen compañero de huerto... ¡al que no debemos quitar ojo! El...

3 consejos muy útiles para tu huerto

martes, 2 de agosto de 2016

Conforme nuestras hortalizas vayan creciendo y desarrollándose, aprenderemos cuáles son sus necesidades específicas y aprenderemos de sus similitudes. Así, veremos que las solanáceas más cultivadas (tomates, pimientos y...

¿Como combato la araña roja?

martes, 15 de mayo de 2012

La araña roja: la plaga y su tratamientoLa araña roja es un pequeño ácaro de 0´5 mm en su etapa adulta. Se suele alimentar de plantas de ambientes secos. Se las llama arañas rojas debido a su capacidad de tejer telarañas pero no es un...

Cultivar de acuerdo con la Luna

martes, 30 de octubre de 2012

La Luna y sus cambios de forma y de lugar nos resultan bien familiares. Aunque no se ha podido demostrar científicamente su efecto sobre los cultivos, los jardineros y horticultores de antaño habían observado sus influencias positivas o negativas...

Descubre Nuestro Catálogo