Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Entrevista a Víctor Paiam, de Dibujando una vida sostenible

Víctor Paiam es un joven ilustrador con un estilo de vida basado en la observación de la naturaleza. Plasma en sus dibujos e infografías todos los conocimientos que adquiere: "Mi día a día no es el jardín, y no es muy divertido para otros, aunque son las cosas que voy aprendiendo las que pueden interesar a la gente", asegura.


¿En qué momento comenzaste a dibujar, y cuándo se cruzó ese camino con el modo de vida sostenible?

Tomé la decisión de aprender a dibujar a los 14 años, porque lo sentí como una manera de expresar ideas, emociones, o incluso de crearlas en otras personas, como pasa en cualquier película. El tema de la sostenibilidad siempre ha estado ahí, no tanto al principio, pero con el tiempo he llegado a ser más pragmático y he encontrado mi lugar en la ecología, que siempre me gustó y siempre estuve pendiente de ella, aunque ahora lo estoy al 100%.


¿Fue por influencia de tu familia, por compromiso personal...?

Un poco de todo: tanto familia, como el entorno, como las personas que van apareciendo. No hay un "¡ahá!" de película americana que marque un antes y un después muy fuerte. Siempre me ha gustado: pequeñas vidas debajo de los árboles, grandes vidas encima de nuestras cabezas. Aunque parezca una tontería, de pequeño me encantaban esas pequeñas vidas aparte de los cuentos de Beatrix Potter, donde una familia de conejos o de bichitos tenían sus pequeños problemas y temas que tratar. Cuando creces, te das cuenta de la complejidad real de todos los ecosistemas y te envuelve una gran curiosidad por aprender, que es lo que me mantiene aquí.


Hay algo que te llama la atención, te documentas, investigas, y luego lo plasmas en forma de infografía, ¿no?

[Risas] Está bastante reducido eso, pero en esencia es así. Yo estudié Ilustración y diseño en la Escuela de Artes de Málaga, además de haber hecho muchos cursos relacionados, como los Cursos de Permacultura certificados.


O sea, que es una combinación de todo.

Sí, la verdad es que aprendí el pragmatismo en la Escuela de Artes, aunque suene un poco raro. Estaba en contra del arte como una paja mental abstracta que solo sirve para decorar y hacerse el interesante. A mí me gusta utilizar el arte para enseñar lo que yo aprendo.


¿Cómo es ese proceso de creación, entonces?

Estudio cada día permacultura, voy a cursos, conozco gente, leo mil cosas y practico otras mil. Voy viendo que lo que estoy aprendiendo puede servirles a otros. Así que, mientras que yo me estoy tragando y pagando muchos cursos, estoy estableciendo amistades con gente muy metida en el tema. Leo libros y artículos de cualquier cosa relacionada, y puedo reunir todo ese trabajo, sintetizarlo en lo más importante y darle un atractivo visual con la ilustración, que es lo que hace que llame la atención.

Así me reafirmo en el concepto de que la ilustración es un medio más para dar a conocer y enseñar ideas, y no sólo la base del ocio moderno. Para que pueda hacer una infografía también es necesario que toda la información básica sobre una herramienta se pueda poner en una única página. Sé que queda mucha fuera en algunas infografías, pero para eso están los libros y la curiosidad de cada uno. A mí me gusta verlas como un pistoletazo de salida para esa curiosidad.

Nunca haré una infografía sobre rotación de cultivos y asociaciones. Para eso existen los libros. No es una herramienta ilustrable per se, como podría serlo una deshidratador solar, del que puedo despedazar la ingieniería y explicar el funcionamiento básico.


¿Has visto en la ilustración una "herramienta de lucha" por un mundo más sostenible?

"Lucha" es demasiado fuerte para mí. Yo no lucho contra nadie. Encontré en la permacultura las soluciones a los problemas que se están planteando aquí ahora mismo, que nos conciernen a todos. Estoy tra-subiendo ese abanico de posibilidades, y enseñando, pacíficamente, lo que aprendo, sin decir que esto es lo mejor o lo peor, o que todo el mundo debería hacer una cosa u otra. Hay una delgada línea entre la opinión personal y la dictadura de masas, así que hay que tener cuidado con cómo se usan las palabras.


¿Cómo vives tú la permacultura?

Para mí, es una forma de entender el mundo, no sólo un huerto. De entender las relaciones sociales de forma holística. Las relaciones que tenemos con el resto del ecosistema, con la naturaleza, las piedras con los ríos, yo con mi pareja. 

Imagínate que eres un árbitro en la naturaleza. No eres ni más ni menos, pero tienes una responsabilidad. Hay que comprender los acontecimientos naturales, tanto emocionales como físicos. Hay que saber cómo crece una higuera, dónde, en qué circunstancias, y observar su evolución para aprender de ella. Así sabrás cómo emularlo en otro lugar, sabrás cómo solucionar otras circunstancias adversas que se den. Sucede cuando aplicas la "permacultura" en las relaciones sociales: ves comportamientos de grupo para conseguir una meta común, y se dan patrones porque las circunstancias se repiten.


La observación de la naturaleza, en su estado básico, ¿te enseña a vivir?

Si eres capaz de salir por un momento del "yo soy Víctor Paiam y éstas son mis circunstancias", e intentas ver con una mirada sincera y con ganas de aprender, puedes entender y solucionar muchos comportamientos que pueden ser nocivos sin saberlo, porque no nos hemos dado cuenta. Podríamos decir que es simplemente observar para aprender.

La permacultura en mi día a día está en observar y entender qué está pasando a mi alrededor. Pero mucho de ese tiempo también estoy delante del ordenador, tra-subiendo.


¿Tra-subiendo?

"Trabajar" viene del latín "tripaliare", un artefacto de tortura, un cacharro de tres palos donde azotaban a los esclavos. ¡Pues no queremos eso! [Risas]. Estamos tra-subiendo en el "transicionario", un proyecto que comenzó como un juego, y que se da en muchos lugares a la vez e independientemente, con gente que, en principio, no está conectada. Siempre hemos jugado con las palabras y la etimología para darles un toque más positivo. Puede ser una tontería, pero te lo tomas con otra cara, con otra actitud, porque sabes de dónde viene y sabes lo que estás cambiando conscientemente. La lengua está viva, dicen, ¿no?


Además de las palabras, ¿qué te parecen los huertos, como herramienta para hacer un mundo mejor?

Una huerta para niños, por ejemplo, es un ambiente guapísimo para enseñarles la cultura holística, porque se ve, aunque esté tocada por nuestras manos, la simbiosis suelo-planta-bichos-clima-orientación-vientos... y mucho más. Sigue presente igual que en cualquier sitio. Incluso el desierto tiene su propio ecosistema, donde hay plantas y animales que sólo viven ahí, y sería injusto destruirlo sólo porque un bosque es más bonito o útil a nuestros ojos, ¿no crees?


Otros artículos interesantes

Entrevista a Candy y su Huerto

jueves, 27 de septiembre de 2012

Hola Candi, en Planeta Huerto estamos encantados de recibirte. Lo primero de todo, queríamos felicitarte por el blog tan interesante que tienes, y por aportar ese toque diferente mostrándonos tus calabazas gigantes,...

Abril: L´Hort blog

martes, 10 de abril de 2012

El primer huerto del mes de la primavera se lo dedicamos al autor del blog “l-hort.blogspot.com”, quien teniendo como lema la frase “siembra, pero siembra que el espacio no es excusa”, desde hace un tiempo ha convertido la...

El Tomate ayuda a reducir el colesterol

lunes, 29 de agosto de 2011

Un estudio realizado en la Universidad de Adelaida (Australia) destaca las importantes propiedades del licopeno (sustancia que aporta el color rojo a los tomates) como antioxidante natural, reduciendo de una forma muy significativa los valores de...

Nuevo curso de Iniciación al Huerto en Casa

martes, 22 de noviembre de 2011

El pasado 18 de Noviembre, Planeta Huerto realizó un nuevo Curso de Iniciación al Huerto en Casa en sus instalaciones de Sant Joan d´Alacant (Alicante).  Durante la primera parte del curso se abordaron temas como:...

Descubre Nuestro Catálogo