Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Entrevista al blog Diario de un campesino

Hoy entrevistamos a José Javier, el agricultor que se encuentra detrás del blog "Diario de un campesino", donde explica la evolución de los cultivos agrícolas del Cortijo Almuñécar mediante interesantes explicaciones y fotografías propias.  

Antes que nada, nos gustaría conocerte un poco mejor José Javier. Por lo que vemos en tu blog, el cortijo parece grande e intuimos que requiere bastante trabajo. ¿Eres tú sólo el que lleva el huerto o se trata más bien de un hobby familiar?

Efectivamente, el Cortijo es una gran construcción rodeada de una parcela de algo más de 13.000 m2, donde en uno de sus bancales, de aproximadamente 600 metros, llevo a cabo las faenas hortícolas, el resto está sembrado de frutales.

A pesar de ser una parcela grande suelo llevar a cabo personalmente todas las tareas del huerto, salvo alguna ayuda puntual que recibo de mi amigo Silvio Rivas y del primo Víctor.

Pero quien tenga un huerto ha de saber (o debe aprender) que tiene que dejar llevarse por el ritmo de la Naturaleza, por sus ciclos y sus tiempos, con su propia evolución natural, y que debe de ser un trabajo relajado y flexible, donde el esfuerzo y el tiempo se conjugan en una armonía perfecta, de lo contrario nos generaría estrés y ansiedad, que es precisamente de lo que nos libera y protege nuestra tarea.

José Javier con su tractor

¿Dónde está situado exactamente el cortijo?

La situación exacta del Cortijo San José es en el Camino del Zahonado, pago perteneciente al Barranco de Ítrabo, en la ciudad costera de Almuñécar. Su construcción se remonta a finales del siglo XIX y posee una ubicación excepcional: al pie de una ladera que bordea la vega de Río Verde y con una orientación S-SE, aprovecha los rayos del sol naciente que animan el espíritu y la vista.

Desde su terraza se observa a sus pies una extensa alfombra de chirimoyos y en el horizonte se confunden el cielo y el mar, solamente interrumpido por las casas encaladas de la ciudad de Almuñécar y las pinceladas sueltas de los cortijos de las laderas circundantes.

Las tierras que rodean el Cortijo están sembradas de frutales de origen tropical (chirimoyos, aguacates, mangos, guayabas, papayas, etc.), que se introdujeron a finales del siglo pasado, y de plantas tradicionales típicas de nuestro clima mediterráneo (ciruelos, higueras, caquis, parras, perales, membrillos, etc). Es en uno de estos bancales, situado junto al Cortijo, donde está ubicado el huerto, también orientado al sol del mediodía y abrigado de los vientos del Levante y del Poniente.

¿Por qué decidiste adentrarte en el mundo de la horticultura? ¿Qué te aporta?

Mi contacto con el mundo agrícola fue meramente casual, aunque algunas veces pienso que ha sido una consecuencia de mi forma de entender la vida. Mi actividad profesional está dedicada a la enseñanza y en el año 1994 me destinaron a Almuñécar para ejercer la misma.

El Cortijo era de propiedad familiar, pero siempre se había dedicado a la explotación de frutos subtropicales, siendo personas ajenas a la familia quien mantenía la finca.

Desde nuestra llegada a estas tierras comenzamos a frecuentar cada vez con mayor asiduidad el Cortijo, en principio para disfrutar de su ubicación y su clima y de la expansión que suponía tener un espacio donde nuestros hijos jugaran y se desarrollaran en contacto con la Naturaleza. Fue esta unión con la Tierra la que despertó en mí la curiosidad por cultivar y consumir los frutos de mi propia cosecha.

Cuando comienzas a sembrar las primeras hortalizas (que fueron tomates, pimientos, berenjenas y calabacines) todo te parece que crece por arte de magia. Parecía un hecho milagroso el conseguir esos tomates y pimientos tan sabrosos y exquisitos; todavía recuerdo a mis hijos, sin apenas saber andar, cogiendo pimientos de la mata y comiéndoselos a bocados en medio del huerto.

Poco a poco, me fui implicando cada vez más en los cultivos y sus procesos. Era un mundo apasionante que me enseñaba cada día algo nuevo. Preguntaba a todo el mundo, sobre todo a los abuelillos del lugar, quería saberlo todo sobre cada planta, sobre sus necesidades, sus ciclos vitales, sus tiempos y los cuidados que precisaban y volví a rejuvenecer y a recordar mis principios ecologistas que me estigmatizaron en mi época universitaria en Granada.

Sin darme cuenta y, cuando menos me lo esperaba, me sentí atrapado por este nuevo mundo y solamente lamentaba los años que había perdido sin su contacto. Así que hoy día el huerto y yo somos como dos entes inseparables; forma ya parte de mi vida y de entender la vida, y me aporta todo aquello de lo que anhelo y necesito.

¿Qué tipo de cultivos has plantado a lo largo de tu experiencia como horticultor? ¿Cuáles plantas actualmente? ¿Qué resultados has obtenido?

En estos casi 20 años que llevo trabajando la tierra he sembrado casi todo tipo de hortalizas, desde las tradicionales lechugas, espinacas, zanahorias, rabanitos, tomates, pimientos, berenjenas, coles, brócolis, alcachofas, patatas, habas, etc., hasta otras más exóticas y curiosas como zapallitos de tronco, rúcula, piña o bananas.

Pero a lo largo de estos años he ido seleccionando aquellos cultivos que más nos gustan y mayor satisfacción nos producen (que no por ello son pocos). Mis cultivos favoritos son las habas, las patatas, las cebollas, los tomates, los pimientos y los calabacines. El resto sigo sembrando un poco de cada, pero de éstos siembro en cantidades para mí y para toda la familia.

Desde hace dos años llevo a cabo un proyecto de recuperación de semillas agrícolas tradicionales. Ya solamente siembro cultivos de mis propias semillas y, por supuesto, realizo un cultivo ecológico, así en mi casa, solamente entran mis hortalizas y verduras, siendo de la máxima calidad. Desde este portal que me ofrece Planeta Huerto ofrezco mis semillas a todos los interesados en llevar a cabo un cultivo con plantas ecológicas y tradicionales.

Hortalizas y huevos

Por lo que vemos en tu blog, te has atrevido a cultivar aguacates, ¿es un cultivo difícil?

Todo lo contrario, el aguacate es una planta de origen tropical, que se ha adaptado perfectamente a la comarca de la Costa Tropical granadina, siendo su cultivo sumamente fácil, ya que carece de enfermedades y sus exigencias vitales son mínimas.

En nuestra comarca se han introducido tres variedades: La variedad Bacon, que es la más temprana, siendo muy rentable porque todos los años produce abundante fruta; la variedad Fuerte, que es muy sabrosa y también muy productiva y rentable, y la variedad Hass, que es la más cotizada y la más tardía, aunque tiene años que produce mucha fruta mientras que otros tiene una producción escasa.

Esta última variedad es la que yo cultivo en el Cortijo y he conseguido, mediante podas puntuales y las labores adecuadas, que la planta produzca abundante fruto durante todas las campañas.

Aguacates del Cortijo Almuñecar

¿Eres de los que cree que llevar un huerto es un simple hobby o más bien de los que opinan que es una forma de vida? ¿Notas en tu día a día haber vuelto a contactar con la tierra y con la naturaleza?

Cuando te enfrentas las primeras veces a la tarea de sembrar plantas hortícolas sientes un gusanillo sobre lo que saldrá o no, te surge una especie de angustia interior sobre el resultado de tu trabajo. Vas viendo como ese tiempo que antes dedicabas a otras cosas lo vas ocupando cada vez más en el cuidado y mantenimiento de tus plantas. Al principio resulta como un juego, como un experimento, pero cuando menos te lo esperas se generan una serie de lazos y conexiones entre tú y las plantas que ya cambia la concepción que antes se tenía sobre este mundo.

Cuando asimilas lo que te da el huerto es cuando comienza tu dependencia espiritual sobre él. Ya deja de ser un hobby y se convierte en una forma de vida, que te atrapa, te absorbe y da sentido a tu existencia.

Los amigos y familiares ya me asocian más al campo que a la enseñanza. Son muchos los días en los que por simple placer paseo por el campo, me sumerjo bajo la espesura de los chirimoyos y aguacates y observo los frutos, las hojas, los pájaros que anidan en ellos. Compruebo los injertos de los mangos, limpio los brotes de los almendros que he injertado en ciruelo, veo el surgir de las primeras flores de habas o me congratulo con la presencia de abejas, orius o mariposas. Notas en tu espíritu todo lo que te da el campo y, lo más extraordinario, sin pedirte nada a cambio. Cuando asimilas tu nuevo estado de ser, tu nueva circunstancia es cuando ya no puedes pasar sin él.

¿Qué consejos darías a los lectores de la revista de Planeta Huerto que desean adentrarse en el arte de cultivar la tierra? ¿Y a los que ya se han decidido y tienen un huerto?

Bueno, no me considero un gran experto como para aconsejar a los que se quieren iniciar en este mundo de la horticultura, pero sí que les diría que es una de las actividades más bonitas que puedan realizar. El observar la evolución, la transformación que experimentan las plantas, su crecimiento, sus flores y, lo más espectacular, cuando echan los primeros frutos, piensas que este es un mundo mágico. Te genera un entusiasmo y alegría que te reconforta plenamente. Eso te animará a seguir experimentando con otros productos y a aprender cada día más de las plantas.

A los ya iniciados les diría que compartieran todas sus experiencias agrícolas, que intercambiaran semillas, que realicen degustaciones de sus productos y que inculquen a sus familiares y amigos ese amor por la agricultura.

Otros artículos interesantes

Octubre: El Huerto de Picarona

jueves, 6 de octubre de 2011

El huerto de Octubre tiene como protagonista a Ester Casanovas, quizás a los aficionados a la horticultura urbana que se muevan por las redes sociales y los foros de internet les resulte familiar este nombre, y aún más el de...

Planeta Huerto en Información TV

lunes, 17 de octubre de 2011

El pasado 4 de Octubre de 2011, técnicos de Planeta Huerto fueron entrevistados en el programa Aquí Si de la televisión alicantina Información TV. Durante la entrevista se habló sobre diferentes tipos de recipientes de cultivo,...

Febrero: El huerto escolar del CP Costablanca

miércoles, 1 de febrero de 2012

Este mes de febrero nuestro huerto del mes es un ejemplo de “querer es poder”. En el CP Costablanca (Alicante) llevan 3 años demostrando que lo importante son las ganas para llevar adelante cualquier proyecto, y es esta la clave...

Descubre Nuestro Catálogo