Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Entrevista al blog La Regadera Verde

Interesante cuanto menos, la historia de Rafa y Julia en referencia al huerto. En su blog La Regadera Verde cuentan cómo fueron sus comienzos, marcados por la sorpresa que Rafa tenía preparada para cuando su chica volviera de vacaciones. Decidió por su cuenta y riesgo hacer un semillero sin el conocimiento de Julia. Parece que no se lo tomó tan mal ya que desde ese momento pasaron de tener un maceto huerto a hacer un invernadero sin apenas darse cuenta.

Hola pareja, para contextualizar a los lectores, ¿podríais explicarnos dónde se encuentra ubicado vuestro huerto y qué características tiene?

¡Hola! Nuestro huerto se encuentra en Tudela de Duero (Valladolid), en un terreno que nos ha proporcionado el Ayuntamiento de la localidad en régimen de concesión, que todo hay que decirlo, hasta ahora se han portado muy bien con nosotros. El terreno en sí tiene aproximadamente unos 3000m2, pero no es exclusivo para nuestro uso, ya que buena parte está destinada a huertas sociales que cuidan vecinos del pueblo, muchos de ellos sin experiencia en horticultura y a los que tratamos de ayudar en la medida de lo posible, aunque al final aprendemos todos de todos.

En nuestro caso disponemos de unos 600m2 de invernadero y aproximadamente el mismo terreno en exterior, donde también estamos cultivando en ecológico, además de nuestra propia producción de humus de lombriz roja californiana. Es un terreno muy bueno para horticultura, como casi todos en Tudela de Duero, tierra de una gran tradición agrícola. De hecho el pueblo es conocido por la producción de espárragos, tanto blancos como verdes, de reconocida calidad, y de un tiempo a esta parte el número de agricultores con huertas en ecológico en la zona ha crecido mucho. En nuestro caso apenas llevamos seis meses por aquí y hemos tenido la suerte de conocer a algunos de ellos con los que colaboramos para llegar con nuestro producto a la mayor cantidad de público posible.

Según podemos leer en vuestro blog pasasteis por varios pisos antes de mudaros a Valladolid donde os hicisteis con un terreno para hacer vuestro propio invernadero. ¿Podéis contarnos cómo empezasteis y la evolución que habéis experimentado hasta este momento?

Nuestra experiencia en la horticultura nació de la nada, de un chispazo en la cabeza, allá por 2007. Mientras Julia estaba de vacaciones se me ocurrió plantar algunas semillas de tomate, pimientos, judías y algunas variedades más en macetas, por ver simplemente crecer las plantas, ya que no tenía mucha esperanza en que saliesen frutos. Siempre nos habían gustado las plantas, pero hasta entonces sólo teníamos ornamentales. Las planté, las regué durante unos pocos días y finalmente empezaron a brotar. Cuando llegó Julia se sorprendió  porque realmente no se lo esperaba. Le expliqué mi experimento y le encantó aunque ambos dudábamos que fuese a funcionar. Así que entre los dos fuimos sacando las plantas adelante y para nuestra sorpresa finalmente pudimos recoger la cosecha. ¡Un gustazo!

Sin saberlo estábamos haciendo horticultura urbana. Poco a poco comenzamos a investigar sobre el tema y vimos que había gente en muchos puntos del mundo haciendo cosas parecidas, por lo que pudimos obtener muchos consejos e ideas. Y así continuamos durante varios años, así que cada vez que nos mudábamos buscábamos pisos que tuviesen como requisito imprescindible terraza o azotea, y en todos ellos plantábamos nuestro huerto urbano por lo que pudimos aprender muchas cosas sobre los cuidados de varias especies, ya que cada año intentábamos probar con alguna nueva. La experimentación siempre ha sido algo que nos ha gustado mucho. Por supuesto no siempre ha ido bien, hemos recogido buenas cosechas y hemos visto plantas morir sin saber muy por qué pero quizá esas son las experiencias con las que más se aprende.

Nuestra primera plantación en el suelo no fue nada bien, el terreno era terriblemente malo para cultivar y no conseguimos cosechar nada. Pero de ahí pasamos a Tudela con más ganas que nunca de plantar en un pedazo de tierra, y una vez conseguido el terreno, nos hemos puesto a trabajar mucho y muy duro en pocos meses para montar el plástico de los invernaderos, labrar la tierra, abonar, hacer surcos, semilleros, trasplantar, ubicar el lecho de lombriz,... 

Hemos tenido que darnos mucha prisa, porque el verano estaba casi encima, pero por suerte hemos contado con la colaboración de amigos y familiares, que nos han echado no una, sino treinta manos desde el principio. Gracias a todo ese trabajo finalmente hemos llegado a tiempo para plantar esta temporada y poco a poco nos estamos dando a conocer entre los vecinos de Valladolid.

¿Qué tipos de cultivos tenéis actualmente en el huerto?

Ahora mismo sobre todo estamos con los tomates en plena producción. Contamos con muchas variedades de ellos. Acudimos en marzo a un intercambio de semillas con gente de huertas de la zona de Valladolid y nos volvimos a casa con una gran variedad de semillas de tomate que decidimos probar porque supusimos que estarían adaptados al clima de la zona. Recomendamos desde aquí acudir a este tipo de reuniones, ¡nunca sabes con qué te puedes encontrar!

Aunque ya estamos preparando los semilleros para la temporada de otoño-invierno, ahora mismo los cultivos que tenemos son tomates y pimientos de distintas variedades, como tomate cherry, kumato, de ensalada, raff, tomate pera, moruno de Córdoba, pimiento italianos, pimiento bola, rojo de asar…y a parte también tenemos berenjenas, calabacines, acelgas, lechugas, cebollas, judías, col, remolacha...

¿Alguna anécdota que contar?

¿Anécdotas? muchas, sin duda. Respecto a esta nueva etapa quizá las anécdotas más curiosas son las que se refieren a la fauna del entorno del invernadero. Cuando pensamos en la huerta, tendemos a centrarnos en las plantas y a olvidarnos del entorno que lo complementa, y eso es lo que más nos ha sorprendido porque nos hemos encontrado de todo. Serpientes dormitando entre las tomateras y mudando la piel cerca del plástico del invernadero, mirlos comiendo las lombrices, cangrejos de río paseando entre los pimientos, garzas acurrucadas en el canal de riego, gusanos de todas las formas y colores, zorros, gatos, perros…maravilloso entorno en el que trabajamos. Por otra parte, cuando aún estábamos empezando con el huerto urbano hace ya algunos años recogimos una sandía del tamaño de una canica, o esperamos y esperamos a que una coliflor cambiase de color porque estaba verde hasta que de repente nuestra querida coliflor se convirtió en una enorme pelota de flores amarillas ya que en realidad era un brócoli...en fin, a todos y todas que estén empezando, ¡las coliflores son blancas desde que empiezan a formarse! 

¿Cuándo y por qué decidisteis añadir el calificativo de ecológico a vuestro huerto?

Desde el principio. Teníamos claro que para comer productos con químicos no había que irse muy lejos a buscarlos, sino que en cualquier supermercado es lo primero que encuentras. Así que desde el primer momento nos dijimos que lo mejor era no añadir química ninguna a los cultivos. Los primeros años, con los maceto-huertos, cualquier ataque de pulgón, araña roja o algún gusano se llevaba a las plantas sin más y no había otra, pero poco a poco empezamos a aprender a combatir algunas plagas con aromáticas como la albahaca, hasta que llegados a este punto, prevenimos y tratamos de manera natural con purín de ortiga, infusiones de ajo, cola de caballo... En esto somos firmes y estamos muy convencidos.

Según tenemos entendido tenéis un proyecto de humus entre manos ¿Cómo se os ocurrió? ¿En qué punto se encuentra la producción?

Antes de dejar Córdoba y venir por Valladolid empezamos a hacer nuestro propio compost en la casa en la que vivíamos. No sabríamos decir muy bien cómo o porqué empezó, pero seguramente porque nunca paramos de experimentar cosas nuevas y porque realmente el terreno era tan horrible que queríamos mejorarlo de alguna manera. Comenzamos por un compostero y buscando por la web algo sobre el tema, encontramos información sobre la lombricultura y nos pareció muy interesante. Contactamos con una empresa de la zona y concertamos una visita de la cual salimos encantados y con nuestra primera tarrina de lombrices para casa, para empezar la experiencia.  En poco tiempo vimos como las lombrices habían duplicado su población y como poco a poco consumían el compost que preparábamos en otro montón, produciendo humus. Esto nos hizo ver las posibilidades de esa actividad y empezamos a contemplarla como una oportunidad muy sostenible que queríamos incluir en nuestras vidas. Con las sucesivas mudanzas las lombrices vinieron con nosotros y sobrevivieron hasta llegar a su sitio definitivo al lado del invernadero en Tudela. Ahí fue cuando nos decidimos por acompañarlas con nuevas compañeras llegadas de Asturias y por el momento llevan un ritmo estupendo. Esto también nos está llevando por un proceso de ensayo y error del que estamos aprendiendo mucho. Para el año que viene esperamos  emplear el humus que produzcan en nuestros propios cultivos, para poder mejorarlos en la medida de lo posible y ver la calidad del producto. No obstante, la idea es poder comercializar el humus en un futuro, aunque todavía es muy pronto para eso.

En vuestro blog contáis de una manera muy cercana a vuestros lectores cómo va el huerto y las novedades o informaciones que creéis oportunas en cuanto a la horticultura ecológica, pero ¿qué os motivó a crearos el blog?

El blog surgió como casi todo, de un chispazo en la cabeza. Benditos chispazos...cuando empezamos el maceto-huerto no teníamos casi información al respecto, y pensamos que nuestra experiencia le podría servir a otra gente que estuviera en nuestra situación. La forma de explicarlo es la más sencilla para que cualquiera pueda entenderlo y no desanimarse con términos enrevesados que en ocasiones te pueden hacer no leer una explicación, o, es más, abandonar el proyecto de tener tu propio huerto. Respecto a la situación de la huerta, lo que hemos llamado muchas veces Diario de la Granja, lo empezamos cuando pusimos las gallinas. Alucinamos tanto con ellas que quisimos compartir con todo el mundo la experiencia y el día a día de convivir con estos animales tan particulares. Posteriormente lo hicimos extensivo a toda la huerta, compartiendo dichas y penas. En nuestra opinión el blog en sí es muy completo, ya que trata temas muy diversos.

Julia es la sheriff en esto, al igual que en la huerta, donde se remanga y no hay quien la detenga. El blog es su pequeño. Por mi parte sólo releo lo que Julia ha escrito y en contadas ocasiones añado algún párrafo corto o alguna fotografía. Durante más de un año ha escrito todas las semanas temas diferentes, y es algo que nos ha hecho aprender muchísimo, a la vez que ha hecho que poco a poco la gente nos haya ido conociendo, hasta el punto de que ya andamos cerca de las dos mil visitas mensuales, y sigue creciendo. Eso era algo impensable al principio.

A parte del blog, en julio estrenamos nuestra página web autoeditada, laregaderaverde.com , donde se puede encontrar mucha información sobre nosotros, las ofertas, las cestas, y todos los productos que ofrecemos de nuestra huerta y de una huerta amiga de productores ecológicos con los que estamos asociados para aumentar nuestra oferta, y con los que conjuntamente formamos La Huerta Reverde. Esta página web, junto con las redes sociales y el blog es como actualmente nos damos a conocer a todo el mundo. Nuestra idea se centra en poder llevar cestas de verdura ecológica directamente de la huerta a la casa del cliente sin coste alguno. Para ello estamos pensando distintas fórmulas para disminuir nuestra huella de CO2. Hay una iniciativa muy interesante en Valladolid llamada Xiclo, que hace repartos en bicicletas con remolque. Pensamos que somos dos iniciativas que van muy de la mano en cuanto a filosofía, así que muy posiblemente en breve empezaremos a colaborar.

Tras abrir La Regadera Verde solicitasteis a la Agrupación Española de Blogs por el Medio Ambiente formar parte de los miembros de la misma, ¿por qué? ¿Qué significado tiene para vosotros? ¿Y el de CO2 Neutral?

El participar en la Asociación Española de Blogs por el Medio Ambiente fue algo que buscamos desde el momento en que la conocimos. Formar parte de un punto que reúne información tan variada desde tantas fuentes, pero a la vez con una filosofía común de respeto por el Medio Ambiente y de cambio de chip es algo que nos llamaba mucho la atención. Podemos decir que queríamos formar parte del grupo por necesidad propia, ya que no han sido pocas las veces que hemos chocado una y otra vez contra el muro de las búsquedas en la web.

El CO2 neutral es algo que todos deberíamos perseguir. Si por incluir nuestro blog en la lista se apadrina un árbol para contrarrestar las emisiones de CO2 que nuestro blog produzca, fabuloso. No deja de ser una acción que proporciona más ideal que otra cosa, para actuar en otros ámbitos. Pensamos que ese ideal tiene más peso que el propio árbol. Sea como sea, nosotros además tratamos de colaborar con el medio ambiente cultivando sin químicos, empleando canales cortos de comercialización y con entregas a ser posible nada contaminantes.

Ahora que ya lleváis un largo recorrido en la horticultura ecológica, y habiéndoos adentrado en esta aventura prácticamente de manera inesperada, ¿con qué os quedáis de esta experiencia? ¿Qué os aporta?

Nos quedamos con todo. Con cada uno de los pasos que hemos dado hasta ahora y con los que tendremos que dar, esperemos, en el futuro. Con todos los aciertos y errores. Nos encanta hacer esto. Para nosotros un paseo al amanecer entre las plantas del invernadero no tiene precio. Ojalá podamos algún día vivir exclusivamente de ello, pero si no fuese posible, sin duda será una de nuestras actividades, ya sea para complementar otro trabajo, o para disfrutar de una huerta para consumo propio. Además hemos conocido a mucha gente con iniciativa y con ganas de cambiar cosas. Por ejemplo, en Valladolid conocimos a un grupo de vecinos del barrio donde vivimos que estaban planteando hacer unas huertas vecinales en terrenos “abandonados” del barrio. Seis meses después la iniciativa está funcionando y entre la colaboración de todos (y cada vez más gente), las plantas salen adelante y personas que no nos conocíamos de nada nos reunimos para disfrutar en sociedad entre niños y mayores, ayudando en la huerta y disfrutando todos juntos de una rica cena de los productos recogidos cada semana. Nuestra huerta vecinal se llama la Huerta de la Granja, aunque ya existían otras ideas similares en Valladolid, como la Huerta sin Puerta la Victoria. Es una experiencia que sin duda recomendamos a todos. No hay que olvidar que el mundo corre todo lo deprisa que nosotros queramos. En cualquier momento podemos bajar el ritmo, empezar a disfrutar de los pequeños placeres y volver a encontrar puntos de reunión para hacer tejido social en nuestros barrios y ciudades.

Y por último, ¿qué consejo le daríais a una persona que no se decide a comenzar en el mundo del huerto, tanto en casa como en el campo?

Que simplemente busque un sitio donde poner una semilla, ya sea en una maceta, zapato, o donde se le ocurra que puede servir de soporte y la riegue durante unos días. El día que brote la semilla y crezca será un acontecimiento, todo el mundo se sorprende: “¡ha brotado!”. Después seguramente el hecho de mantener a esa planta con vida le hará empezar a interesarse por el tema. Realmente tener un huerto en casa a pequeña escala apenas requiere tiempo, y es mucha la recompensa que se obtiene. Ante todo no desesperarse y mucha paciencia, que todo acaba creciendo, floreciendo y sacando frutos. Hay que aprender el ritmo de la naturaleza. Como repetimos una y otra vez en el blog, ¡os animamos a todos!

Muchas gracias por aceptar nuestra entrevista. Ha sido un placer poder contar con vuestra experiencia para animar a los lectores a que se creen su propio huerto, que en vuestro caso, queda demostrado que al final engancha.

Muchas gracias a PlanetaHuerto por contactar con nosotros. El placer es nuestro. A  continuar así, hacéis una labor fabulosa. Un abrazo a todos y ¡queden regados!

Otros artículos interesantes

Entrevista a Emma Peña del blog

lunes, 5 de noviembre de 2012

Hoy estamos muy contentos de poder ofreceros una entrevista con Emma Peña, la blogger que está detrás de "Mi jardín, mi huerto y otras plantas".  En este blog nos cuenta con mucho humor sus aventuras y desventuras en...

Sorteamos un taladro con percutor Bosch PSB 650 RE

miércoles, 14 de mayo de 2014

Para celebrar los 10.000 seguidores que tenemos en Facebook, hemos organizado el sorteo de un taladro con percutor Bosch PSB 650 RE, al que podéis acceder haciendo click AQUÍ.Para participar, basta con hacerse fan de nuestra página y rellenar tus...

Entrevista al blog Hacienda el Chozo

viernes, 31 de mayo de 2013

Hoy hablamos con Mariano, propietario del criadero de gallos y gallinas sureñas “El Chozo”. Junto con su familia, Mariano trabaja en la recuperación, reproducción y selección de la gallina sureña desde...

Descubre Nuestro Catálogo