Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Fritatta de tubérculos por Juan LLorca

Introducción

Aunque durante mucho tiempo se consideró casi nocivo esa etapa está superada. Actualmente se la considera la mejor fuente de proteína natural y su valor biológico (utilización neta de proteína) es insuperable. Por otro lado, el maldito perfil lipídico que llevó a este alimento a relegarlo de la alimentación saludable, ahora le hace recibir ovaciones allá donde va.

Ahora bien, si es importante el qué hay, también cómo llegó allí. No se debe separar la salud de los animales de la de su producción: los mejores huevos estarán codificados con un primer número “0” o “1” y vendrán de gallinas camperas sin hacinamiento y mejor alimentación. Cuanto mejor se hayan tratado las gallinas, mejor nos tratará el huevo. Aléjate de los códigos que empiecen con “3” o “2”: son los de peor calidad, como la vida de sus gallinas ponedoras.

¿Cómo consumirlo y qué aporta?

Por cada huevo (mediano, 55 gramos) habrá unos 6.5 gramos de proteína y 4.8 gramos de grasa, en la que destacan dos gramos ácidos grasos poliinsaturados, fundamentalmente omega-3; además, aporta Vitamina B2, B12 (20 – 25% de las necesidades diarias), B5, A (10 – 15 %), D y E (4 – 8%). En cuanto a minerales, destaca el fósforo (15%), hierro y zinc (5%), siendo más bien pobre. Si es más interesante observar otros componentes funcionales: contiene nutrientes como la colina (30% de las necesidades diarias) y algunos carotenoides (luteína y zeaxantina) precursores de la vitamina A. Su colesterol, de unos 180 miligramos por cada huevo, trajo consigo mitos sobre su riesgo casi nocivo; ahora bien… no sólo es que no exista un aumento del riesgo cardiovascular de cualquier persona con su consumo, sino que además se consigue la mejora del perfil lipídico sanguíneo.

En este caso, el cómo también es relevante. El cocinado mejora la absorción de los componentes del huevo, aumentando la digestión de la proteína e inhibiendo sus antinutrientes, compuestos que interfieren con la absorción de nutrientes: existen compuestos en el huevo crudo que puedan ser nocivos y dejarán de serlo una vez cocinado. Es el caso de la avidina.

Llegamos así a la pregunta de rigor: ¿Cuántos huevos comer al día? No hay problema en consumir diariamente entre 1 y 3 o hasta 4 o 6; el huevo no supone un riesgo, únicamente puede ocurrir que desplace otros alimentos que también es interesante incluir en la alimentación. No sólo de un alimento vive una persona, por muy interesante que pueda ser.


Fuentes utilizadas:

National Nutrient Database for Standard Reference – USDA - https://goo.gl/74Hm2I

Meet Real Free-Range Eggs - https://goo.gl/tmJTxx

Receta

  • Cantidad: 4 personas
  • Tiempo de elaboración: 20 minutos
  • Dificultad: Fácil
  • Sin gluten

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • ½ nabo
  • 1 zanahoria
  • 1 napicol
  • 1 patata
  • 1 cebolla
  • C/s perejil
  • C/s aceite
  • C/s sal

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180 ºC.

2. Pelamos todos nuestros tubérculos y los horneamos hasta que estén tiernos.

3. Una vez estén tibios los trocearemos en trozos no muy grandes y los añadimos a la sartén con un poco de aceite caliente.

4. Batimos los huevos con una pizca de sal y los incorporamos a la sartén con los tubérculos.

5. Dejamos que se cuaje un poco por abajo y añadimos el perejil finamente picado.

6. Introducimos la sartén en el horno caliente y esperamos en torno a 5-7 minutos hasta que el huevo este cuajado.

Notas:

  • Importante que la sartén no tenga ninguna parte de plástico o similar.
  • Puedes cambiar los tubérculos por las verduras que prefieras, incluso hacerlas directamente en la sartén, pero en horno resulta más saludable.

Otros artículos interesantes

Queso ecológico de cabra, producto de calidad

viernes, 10 de agosto de 2012

La marca “Ecológico” es también un sinónimo de calidad, como prueba tenemos el queso de cabra Moho de SuerteAmpanera, ganador el año pasado del premio al mejor queso de España, reconocimiento del...

Un huerto en casa para los más pequeños

miércoles, 31 de agosto de 2011

Un huerto en casa puede ser una actividad relajante y entretenida, pero también es una oportunidad para compartir una experiencia divertida con los más pequeños, y además, formarles en valores. Sembrar y ver como de la semilla sale la...

Un café de comercio justo, por favor

miércoles, 11 de julio de 2012

Tomar un café está en el día a día de la mayoría de las personas. Llegas a un bar, pides un café, y en menos de cinco minutos lo tienes en la mesa. Aparentemente es algo rápido, pero en la realidad no...

El miso, salud en el plato

lunes, 10 de noviembre de 2014

El miso es una pasta aromatizante fermentada hecha con semillas de soja (o cereales) y sal marina. Se originó en China en el siglo VII y rápidamente fue extendido a Japón, donde durante siglos ha sido considerado como un alimento...

Descubre Nuestro Catálogo