La información y seguridad a la hora de hacer nuestra compra, es tanto un derecho como una necesidad. El etiquetado ecológico es una herramienta de gestión empresarial de carácter distintivo e informativo que tiene por objeto la promoción de productos que puedan reducir los efectos ambientales adversos, y tengan una calidad mayor en comparación con otros productos de la misma categoría.

LaEuro-hojaes una etiqueta distintiva que certifica productos elaborados ecológicamente. El logotipo se compone de una hoja formada por 12 estrellas blancas sobre un fondo verde.

Los consumidores pueden identificar productos ecológicos hechos en los estados miembros sin necesidad de logotipos específicos de cada país. No obstante, los productos marcados con la Euro-hojapodrán llevar etiquetados de carácter privado, regional o nacional.

Wholefoods, a super market like no other

Esta etiqueta garantiza:

  • Los productos proceden de la agricultura y ganadería ecológicas.
  • Como mínimo, un 95% de los ingredientes que contiene el producto, son ecológicos.
  • No contiene organismo modificados genéticamente (OMG).
  • Se obtiene respetando el ritmo de crecimiento de plantas y animales.
  • Elaborado sin adición de sustancias artificiales (aditivos, colorantes, saborizantes y aromas).
  • Certificado por un organismo de control (empresa privada) o autoridad de control (organismos público).
  • Producido sin el empleo de sustancias químicas de síntesis (pesticidas, fertilizantes químicos, medicamentos).

Uno de los objetivos de este etiquetado ecológico, es evitar la confusión entre los consumidores ya que los productos que no se elaboran de acuerdo a las normas ecológicas ya no pueden utilizar cualquier término del tipo ecológico, bio, eco, etc., incluido el uso de estos apelativos en marcas registradas, o su aparición en el etiquetado o en la publicidad.

Definitivamente, hemos dado un gran paso en la mejora del mercado alimenticio. Aún así, no somos realmente conscientes, en la mayoría de casos, de qué alimentos estamos consumiendo. No conocemos su ciclo de vida y, por tanto, cómo afectan al medio ambiente y a nosotros mismos.

La Euro-hoja garantiza un mercado alimenticio más respetuoso con el medio ambiente y mejora nuestra calidad de vida. Pero, ¿tenemos un mercado responsable con el consumidor? ¿Debemos conformarnos solo con la Euro-hoja?