Cargando...
Ir a sección

Las copas menstruales: una opción muy ecológica

La copa menstrual, o copa vaginal, es un producto de higiene femenina para la menstruación. Aunque se inventó en los años 30 del siglo pasado, más o menos a la par que los tampones modernos, sigue siendo una gran desconocida. Su principal ventaja respecto a los tampones y las compresas, es que se puede reutilizar para cada período, lo que convierte a la copa en la solución más ecológica para la menstruación.

La mayoría de las copas que se comercializan actualmente son de silicona, ya que es un material hipoalergénico. Tienen la forma de un vasito, como su nombre indica, y se usa internamente: se dobla y se inserta en la vagina y una vez dentro, se abre. Sin embargo, en lugar de absorber el flujo menstrual como los tampones, lo recoge. Después se extrae de la vagina, se desecha el flujo en el wáter y se enjuaga la copa con agua o con un jabón con pH neutro. La frecuencia con la que se debe vaciar variará en función del flujo que se tenga, pero puede ir desde las 4 a las 8 horas. Al finalizar el ciclo, se esteriliza la copa hirviéndola cinco minutos en agua (como las tetinas de los biberones), y se guarda en su bolsita de tela hasta el próximo período.

Ventajas

Como hemos dicho, existe un claro beneficio medioambiental al ser un producto reutilizable y que por tanto produce muchísimos menos desechos, pero además la copa menstrual tiene otras ventajas a tener en cuenta:

Económicas

  • Si bien el coste inicial es mayor, la inversión se recupera en pocos meses.
  • Sólo necesitas tener una
  • Dura unos 10 años

Salud

  • Los gérmenes no se acumulan en la copa, por lo que no está asociada a hongos ni a infecciones (es especialmente recomendable para mujeres con piel sensible o alergias)
  • No se han detectado casos de Síndrome de Shock Tóxico.
  • No reseca ni interfiere con el pH de la vagina
  • No contiene agentes blanqueadores ni pesticidas
  • No deja fibras en las paredes de la vagina

Comodidad

  • No necesitas llevar recambios
  • Se puede usar durante todo el ciclo, independientemente de la abundancia del flujo
  • Se puede usar durante la noche
  • Se puede usar para nadar o practicar cualquier ejercicio

 

Otro dato que puede ayudar a visualizar las ventajas de la copa es que, de media, una mujer utiliza a lo largo de su vida unos 11.000 tampones o compresas, y sin embargo solamente usaría tres o cuatro copas.

Al principio puede ser un poco complicada de utilizar, igual que la primera vez que se usa un tampón. No obstante, una vez se aprende a colocarla adecuadamente, no molesta ni se nota.

Algunas personas sienten cierta desconfianza inicial al escuchar hablar de la copa menstrual. Aunque puede costar decidirse por probar cosas nuevas, más aún cuando atañen a algo tan personal, los beneficios de las copas menstruales son muchos, tanto para nuestra salud como para el medio ambiente.

En PlanetaHuerto tenemos disponibles una amplia gama de copas menstruales


Otros artículos interesantes

¿Cómo revitalizar tu piel? Babalah te ayuda a conseguirlo.

miércoles, 19 de abril de 2017

IntroducciónEs posible revitalizar el rostro de manera natural gracias al kit revitalizante de Babalah. Descubre cómo puedes conseguir un rostro lleno de luminosidad en cuestión de minutos de forma fácil, natural y divertida. Con la mascarilla...

Cultivo de algodón orgánico

miércoles, 9 de enero de 2013

La gran demanda de algodón ha conducido a un intensivo cultivo transgénico del mismo, uso desmedido de agua, insecticidas y herbicidas. Los cultivos de algodón cubren el 2,5% de la superficie terrestre y consumen el 25% del total de los...

Ingredientes naturales: Aloe Vera

martes, 8 de enero de 2013

El Aloe Vera está considerada una de las principales plantas medicinales por sus numerosas propiedades beneficiosas para la salud que ya eran conocidas por los egipcios hace miles de años. Originaria del norte y este de África, es una planta...

Descubre Nuestro Catálogo