Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Las leches vegetales: saludables, refrescantes y deliciosas

Se usa la expresión bebida vegetal o leche vegetal para denominar aquellos alimentos similares a la leche que proceden de legumbres, semillas, cereales y frutos secos. En los últimos años la que más se ha popularizado ha sido la leche de soja, pero por ejemplo un producto tradicional como la horchata de chufa, entraría también en esta categoría de las leches vegetales.

 

Los motivos que llevan al consumo de leches vegetales son diversos. Se trata de alimentos muy saludables para todo el mundo, pero además, resultan una alternativa a la leche para las personas con problemas de digestión, para los que tienen intolerancia a la lactosa, para los veganos, o simplemente para las personas a las que no les gusta la leche.

 

De hecho, cada vez hay más detractores de la leche de vaca industrial porque a consecuencia de sus procesos productivos, contienen antibióticos, hormonas y otras sustancias químicas añadidas. La leche animal es difícil de digerir; además, se recomienda restringir su consumo cuando estamos con gripe o catarro, para reducir la mucosidad.

 

Las leches vegetales se pueden prepara en casa o comprar envasadas. Si decidimos comprarlas, mejor si están certificadas como ecológicas, pues evitaremos los transgénicos, que se le añadan proteínas de la leche (como por ejemplo es común en algunas marcas comerciales de horchata) entre otras muchas ventajas que nos dan los sellos ecológicos.

Milk Cans

Variedades de leches vegetales

Hay muchas leches vegetales como la leche de quinoa, de guisante, de cacahuete, de anacardo, de coco, de cáñamo, de semilla de girasol o de semilla de sésamo, pero quizas las más conocidas son:

Leche de soja

Una de las particularidades que ha hecho famosa a esta bebida vegetal es que contienen del orden de un 35% de proteínas. También sus valoradas Isoflavonas que son moduladores selectivos de los receptores de estrógeno, por lo que se les atribuyen propiedades protectoras frente a tipos de cáncer vinculados a las hormonas, como el de mama o útero. Además está libre de lactosa, azúcar y colesterol.

Leche de avellanas

Tiene una considerable cantidad de fósforo y calcio, por lo que se recomienda especialmente para las etapas de crecimiento, aunque es buena para toda la familia: por su contenido en ácido fólico y fibra, es beneficiosa para las embarazadas, y por su bajo contenido en sodio para los que padecen de hipertensión.

Horchata de chufa

Esta bebida tradicional valenciana es rica en minerales, como el calcio, magnesio, fósforo y hierro. No contiene ni lactosa, ni gluten, y facilita la digestión, y además es baja en sodio. Es una bebida muy refrescante que suele tomarse como merienda o postre.

Orxata

Leche de avena

La bebida de avena se obtiene a partir de avena integral, agua y aceite de girasol. Es muy rica en fibra soluble por lo que se puede usar como regulador de la digestión. Además contiene vitamina B, que ayuda a relajarse, por lo que es muy útil para personas con estrés o problemas para dormir.

Leche de arroz

La leche de arroz no contiene demasiado calcio, por lo que su consumo debería complementarse con otras bebidas vegetales. Sin embargo, es una bebida muy recomendada para regular el tránsito intestinal, y especialmente indicada para momentos de indigestión, vómitos, diarreas y postoperatorios.

Leche de almendras

Como la leche de soja, es una de las bebidas más ricas por su cantidad de proteínas y minerales, especialmente destacan el calcio y el fósforo. Entre sus aplicaciones, la leche de almendras es conocida por sus beneficios para el sistema cardiovascular, por su contenido en ácido linoleico y oleico. También por su capacidad para combatir las diarreas en los niños, y para las embarazas y las lactantes, en las que aumenta la producción de leche.

Cada leche vegetal tiene sus beneficios específicos, pero en términos generales se trata de bebidas ricas en minerales, vitaminas y aminoácidos, de fácil digestión y bajas en calorías. Por todo ello son un alimento que podemos incorporar a nuestra dieta, tanto si decimos sustituir o reducir el consumo de la leche animal, como si no. Y disponemos de una gran variedad de bebidas vegetales, todas ellas ¡saludables, refrescantes y deliciosas!

Otros artículos interesantes

Las semillas de chía, un alimento completo

jueves, 13 de noviembre de 2014

La chía es una planta herbácea anual que puede alcanzar hasta dos metros de altura. Sus hojas miden de 4 a 8 cm de largo y de 3 a 5 cm de ancho. Sus flores son hermafroditas y de color violeta. Florece entre julio y agosto. Además, requiere...

Dieta macrobiótica, todo lo que necesitas saber

martes, 7 de enero de 2014

¿En qué consiste la dieta macrobiótica? Los seres humanos tienden a buscar el equilibrio en muchos aspectos de su vida. Por eso no es de extrañar que existan dietas que se basen en este principio, como es el caso de la...

El colágeno en polvo y todos sus beneficios para la salud

lunes, 15 de diciembre de 2014

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y el componente esencial de articulaciones, cartílagos, huesos, piel y del tejido conectivo que protege los músculos y los órganos. Con la edad, el desgaste ocasionado por la práctica...

La alimentación de los conejos

miércoles, 31 de octubre de 2012

Los conejos  son  mamíferos herbívoros de estómago simple, es decir necesitan varios alimentos para cubrir sus necesidades fisiológicas. Por esa razón, si tenemos un conejo como mascota, deberemos...

Descubre Nuestro Catálogo