Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Mayo: El Huerto Curativo

zanahorias en el huerto del mesNuestro huerto de este mes de mayo nos ha salido literario.

Aprovechando el día del libro hizo su presentación en sociedad “El huerto curativo”, cuyo autor Tomás Mata se ha prestado a contarnos su experiencia en el huerto, que tal y como él mismo explica, posee un potencial curativo, que va más allá de la salud física y la alimentación, para abarcar aspectos ecológicos, psicológicos, médicos, sociales y otros más, especialmente en el ámbito urbano.

¿Cómo, por qué y cuándo empezaste a experimentar con el huerto en casa?

Siempre pensé que no había heredado la mano verde de mi familia. Mi padre, maestro de escuela, trabajó durante décadas su huerto con frutales, pero a mí nunca me gustó sudar la gota gorda dándole a la azada a pleno sol, que era la manera como se cultivaba antes el huerto. A mi madre, que cumple 80 años, le hemos prohibido que extienda su huerto y su patatal, o que plante más cerezos en los meses que se escapa a su pueblo de Burgos.

Hace ya unos ocho años, cuando vivía en una casa con patio en Barcelona, empecé a cultivar en macetas y jardineras, con un éxito inesperado. Buen sustrato y un sistema de riego por goteo, producían tomates cherry, lechuga roble, rúcula, rábanos, zanahorias, pepinillos, cebolletas, ajos tiernos, perejil, albahaca, menta y otras joyas para preparar una ensalada fresca o una salsa pesto al instante. Me pareció una forma de cultivar elegante, sin mucho trabajo y sorprendente en medio de la ciudad.

Cuatro años después tomé una serie de decisiones vitales: cerré mi editorial, pasé definitivamente del papel a Internet, empecé a trabajar como consultor independiente y decidí vivir el mayor tiempo posible fuera de la ciudad. Por eso desde entonces mi huerto es montañés, aunque en casa la antena parabólica está siempre conectada a Internet.

Gran parte de lo que pueda saber y de lo que pienso sobre cultivar huertos lo he aprendido leyendo o publicando, sobre todo en los más de diez años que trabajé en la revista Integral o, después, cuando me toco dirigir la colección Los libros de Integral y la editorial RBA Libros, en las que publicamos El huerto familiar ecológico, de Mariano Bueno y reeditamos El huerto biológico de Claude Aubert. Después fundé la revista Vivir en el campo.

¿Características y ubicación de tu huerto?

Como decía, mi huerto ya no es urbano. He ido absolutamente al extremo, a la Alta Garrotxa, en Girona, un paisaje salvaje, de tierra pobre, humanizado solo por unas pocas casas y prados. Del huerto hasta Francia todo son encinas y rocas escarpadas. Está a 600 m de altura en una ladera que mira al sur, en el límite del clima mediterráneo con el de montaña. Hace más bien calor en verano, pero en mayo una helada te arruina las tomateras.

el huerto de tomas

El cultivo en bancales cómodos, inspirados en el método que ha difundido Gaspar Caballero, con su riego por goteo y acolchado, ha sido el secreto para conseguir, con relativamente poco esfuerzo, unas cosechas a veces abundantes. Planto lo normal para el consumo familiar: tomates, lechugas, habas, judías, calabacines, calabazas, patatas… y experimento con algunas excentricidades, como las okras o los ajos gigantes de Madagascar. Tengo también frutales (una parra, manzanos, ciruelos, melocotoneros, perales, membrillos, nogales, guindo), casi todos muy jóvenes, pero he de continuar intentándolo con cerezos e higueras. Aquí los lirones acaban con tus manzanas, las ardillas con las nueces y el mildiu con las uvas. Ya he dicho, muy salvaje, la naturaleza te gana.

Esta es la cuarta temporada y estoy estudiando eso del huerto sinérgico, que ya he dicho que no me gusta cavar mucho y ando siempre con bastante trabajo.

 zanahorias en el huerto de tomas

¿Qué beneficios has obtenido de esta afición? 

Ufff, por responder a una pregunta similar que me hizo Jordi Nadal, mi amigo editor de Plataforma Editorial, he acabado escribiendo El huerto curativo.

Los que tenéis huerto ya sabéis lo principal. Bajas al huerto a recoger unas hojas de lechuga lollo rosso, tomates cor de bou y un pepino. En menos de un minuto están sobre el mármol de la cocina. Un cuarto de hora después ya servidos en la mesa, tras un aperitivo de flores de calabacín rebozadas recién recolectadas, tersas y todavía con su perfume floral. Eso no tiene precio.

crisantelmos en el huerto de tomas 

Como digo en el libro, en el que hablo mucho de mi experiencia personal, los huertos liberan el estrés, motivan a hacer ejercicio y estar al aire libre, ofrecen alimentos frescos y sin química, abastecen la cocina de los mejores chefs, suponen ahorro y ocupación en tiempos de crisis, hacen las ciudades más sostenibles, aumentan la independencia frente al sistema alimentario industrial, crean vínculos con amigos y vecinos, y son un espacio de ocio, inspiración y meditación. ¿Qué más le quieres pedir a un trozo de tierra o a unas macetas?

calabazas en el huerto de tomas 

¿Qué consejos les darías a la gente que se inicia ahora?

Aunque me considero todavía un aprendiz de hortelano, he acabado dando un montón de consejos en el libro. Puestos a escoger uno: que por el entusiasmo inicial no dejes que el huerto te cause estrés. A veces te obcecas en su cuidado o en su falta de cuidados. Compraste demasiados planteles de pimientos y berenjenas pero se hace de noche y todavía los tienes allí, envueltos en unas hojas de periódico, pero te has comprometido a una entrevista con Planetahuerto

tomates en el huerto de tomas 

Creo que la gracia consiste en que el huerto no sea una “actividad de ocio” sino que forme parte de tus hábitos de vida, como ir al mercado o tomar el desayuno. Siempre sin olvidar que un huerto, sea rural o urbano, produce mucho más que alimentos.

Cuéntanos un poco de que habla tu último libro "El huerto curativo"

calabacin en huerto de tomasEl subtítulo lo dice todo: “una guía para plantar tomates y cosechar felicidad”. He escrito sobre la revolución que se está produciendo en balcones y terrazas, en pequeñas parcelas y patios escolares. Sostengo que se están llenando de huertos porque los necesitamos en un momento de crisis, que no es sólo económica, sino de modelo de vida, de sociedad, de ciudad, de agricultura, de salud, de consumo, de educación, del sentido del placer y hasta de la dimensión más íntima y trascendente de cada persona. Algunos de los primeros lectores ya han dicho que entran unas ganas irresistibles de empezar un huerto hoy mismo…

Explico que cuando cultivas un huerto no sólo estás obteniendo unos alimentos o pasando un rato de ocio. Cultivar un huerto es un acto que afecta a muchas capas de la realidad, que van desde tu sentimiento de autoestima o la salud de tu familia, hasta el sistema económico o la conservación de la vida en el planeta. El desarrollo de esta idea es muy enriquecedor para los horticultores con experiencia, que a veces no son conscientes de las implicaciones de su actividad. Por supuesto, considero irracional que el cultivo del huerto no se haga con métodos orgánicos o ecológicos.

Dedico una parte importante a dar información para los interesados en utilizar la huertoterapia o terapia hortícola de modo profesional, como se hace en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y otros países, donde existen titulaciones universitarias y asociaciones profesionales para la aplicación, con protocolos muy especializados, al bienestar de las personas mayores, a la recuperación en centros de salud, al desarrollo de personas con discapacidad y a proyectos de reinserción social. En España queda mucho por hacer, estamos todavía en el uso del huerto como mera terapia ocupacional.

Eh, sé que todo esto suena muy serio, pero no os asustéis, que en el libro mezclo sin miramientos vivencias personales, ejemplos, informaciones de actualidad, consejos prácticos y datos para profundizar en cada tema. En esta última parte “práctica” sen han ido 100 de las 264 páginas…

manzana huerto de tomas 

Datos para continuar tu evolución como "hortelano": web, blogs, redes sociales... 

Para ir actualizando los temas del libro y para estar en contacto con amigos a los que nos gusta cultivar lo que comemos, he creado el blog http://huertos.org que también tiene su página en Facebook: http://www.facebook.com/huertos.org

Además de eso, voy subiendo fotos en el blog http://nuestrohuerto.com, que utilizo como diario personal del huerto, jardín y alrededores (que ya he dicho, son bastante silvestres). A veces tengo que mirarlo para acordarme de cómo iban las habas el año pasado por esta época…

Otros artículos interesantes

El Tomate ayuda a reducir el colesterol

lunes, 29 de agosto de 2011

Un estudio realizado en la Universidad de Adelaida (Australia) destaca las importantes propiedades del licopeno (sustancia que aporta el color rojo a los tomates) como antioxidante natural, reduciendo de una forma muy significativa los valores de...

Entrevista al blog Diario de un campesino

miércoles, 8 de mayo de 2013

Hoy entrevistamos a José Javier, el agricultor que se encuentra detrás del blog "Diario de un campesino", donde explica la evolución de los cultivos agrícolas del Cortijo Almuñécar mediante interesantes...

Una casa bioclimática camuflada en la montaña

martes, 5 de marzo de 2013

Una casa camuflada en la montaña alicantina, seleccionada como uno de los proyectos más innovadores del año en GENERA 2013. Casa Kanta Reya, una casa enterrada completamente en las colinas de Alicante, ha sido seleccionada...

Descubre Nuestro Catálogo