Cargando...
Ir a sección

¿Por qué se agrietan los tomates?

¿Cuántas veces hemos visto un tomate agrietado? En los supermercados, seguro que no. Sin embargo, si los cultivamos en casa, es posible que, nuestras primeras cosechas, hasta que les "cogemos el truco", aparezcan con estas brechas. 

No suponen ningún problema, más allá de lo estético, pero sí tendremos que recolectarlos rápidamente, ya que su capa protectora ha quedado al descubierto. Simplemente, quitamos con un cuchillo ese trozo, ¡y a disfrutar del tomate!


¿Por qué se agrietan los tomates?

Este tipo de cortes se dan por una gran y rápida absorción de agua. Al ser tan repentino, el interior del tomate comienza a expandirse, por el volumen que le aporta el agua, pero su piel no es capaz de adaptarse con la misma velocidad. Así que, al final, acaba rompiéndose, creando estas marcas.

Además, no sólo pasa en los tomates (aunque es lo más común), sino también en otros cultivos, como los rábanos.

¿Por qué absorben agua tan rápido?

Los problemas más habituales que provocan un rápido acopio de agua por parte de la planta son:

  • No regamos de forma constante ni mantenemos húmedo el suelo. Cuando nos acordamos y regamos, intentamos compensar la sequedad, aportando agua (un pantano y medio, más o menos) que la planta, por supuesto, quiere absorber, aunque no pueda asumirla toda. Un sistema de riego por goteo con programador puede mantener el sustrato húmedo de forma constante sin necesidad de estar pendiente todo el día.
  • Puede ser que riegues de forma constante, pero que el suelo esté muy caliente. Por tanto, la humedad del suelo se evapora y las plantas se secan. En el momento que riegas, intentas compensarlo y la planta absorbe mucha agua, como pasa en el caso anterior.
  • El suelo es excesivamente arenoso y no tiene suficiente materia orgánica que retenga el agua. Volvemos a lo mismo de los dos puntos anteriores: en cuanto riegas, absorbe toda el agua que puede, y ya sabemos el resultado. Podemos compensarlo con un sustrato de calidad y añadiendo elementos que favorezcan una correcta distribución de agua, como la vermiculita.

¿Cómo puedo evitar que los tomates se agrieten?

Si cumplimos estas pequeñas pautas, es más probable que los tomates no se agrieten:

  • Mantén la humedad del suelo regando de forma constante y asegurándote de que el agua penetra adecuadamente en el sustrato/suelo.
  • Mantén la humedad del suelo mediante técnicas de acolchado. Si añades paja al suelo, por ejemplo, reducirás la evaporación del agua. También puedes emplear plásticos especiales para esta tarea.
  • Escoge la variedad que mejor se adapte a tu zona: si vives en una zona muy cálida, elige las más resistentes y menos exigentes.
  • Es necesario abonar, ¡pero no te pases!, ya que provocarás que la planta crezca más rápido de lo que debe, desarrollándose mucho pero quedando muy débil.


¿Alguna vez se han agrietado tus frutas y verduras por exceso de agua? ¿Cómo lo has solucionado tú? ¿Se te ocurren más consejos?

Fuente (traducido y adaptado)


Otros artículos interesantes

Cómo cultivar Remolachas en nuestro huerto

martes, 12 de noviembre de 2013

La remolacha roja y de raíz esférica, es la más conocida, pero no la única, ya que existen otras variedades que pueden ser blancas, amarillas o de raíz alargada. Suele crecer de forma fácil al sol, en suelos...

Huertos en Macetas y Jardineras

lunes, 23 de julio de 2012

Cuando pensamos en un huerto, nos imaginamos un espacio lleno de bancales y surcos con gran cantidad de verduras y hortalizas. Esta visión de huerto debería de cambiar, pues nuestro estilo de vida también ha cambiado. Ya no...

Hongos: prevención y tratamiento

lunes, 3 de junio de 2013

Con la llegada del verano aumentan las probabilidades de que nuestro huerto sea atacado por hongos que acaben con los cultivos o gran parte de ellos. Los hongos tienden a aparecer cuando hay mucha humedad, poca ventilación o un calor...

Sin sol no hay huerto

martes, 6 de septiembre de 2011

El único requisito imprescindible para poder tener un huerto en casa, es disponer de un espacio con suficiente luz directa. Las hortalizas al igual que todas las plantas necesitan la luz del sol para realizar la fotosíntesis y obtener la energía...

Descubre Nuestro Catálogo