Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Posibles plagas y enfermedades de mi bonsái

Por norma general los bonsáis no presentan graves problemas fitosanitarios. Lo más probable es que cualquier contratiempo causado lo hayamos provocado nosotros con alguna mala práctica o algún error en el manejo. Pero es normal que nos preocupemos, y es que con el tiempo le hemos cogido cariño a este arbolito y saberlo todo sobre su salud nos inquieta. Aquí estamos para procurarte toda la información sobre bonsáis que podamos ofrecerte para convertirte poco a poco en todo un experto cuidador.

Los tiempos del bonsái: exceso de manejo


Pero no se debe caer en la tentación de empezar a cambiar cosas a la primera hoja amarilla que veamos. Éste es el error más común y el que probablemente más estrés causa al árbol. Nuestro bonsái necesita un tiempo para adaptarse a los cambios y si estamos continuamente realizándolos nunca puede llegar a hacerlo, así que paciencia.

bonsai

Autocrítica: ¿Puedo estar haciendo algo mal?

Una mala práctica será probablemente la causa de aparación de plagas o enfermedades y no es de extrañar, dada la elevada cantidad de parámetros a controlar. Muchas de las anomalías sufridas suelen estar relacionadas con un exceso o defecto de riego, y en los bonsáis de interior, con una falta de luz y humedad ambiental.

Cada especie de bonsái está adaptada a un clima, una humedad, temperatura, cantidad de luz... y tienen además características particulares que se deben tener en cuenta para cada tipo de bónsai. Debemos reservar nuestra creatividad para darle forma a nuestro bonsái, pero no es buena idea inventar en sus cuidados, si nuestro bonsái es de exterior tiene que estar en el exterior, si no soporta el frío lo protegeremos de las heladas, aplicaremos los abonados y las podas en las fechas señaladas etc.

Por tanto la primera tarea a realizar será la revisión paso por paso de nuestra práctica y corregir los fallos.

¿Qué plagas pueden afectar a mi bonsái y cómo las trato?

Las plagas más comunes de los bonsáis son las mismas que puede tener cualquier otra planta. A continuación se expone una tabla con las más importantes y la información más relevante:

Situación en la planta

Época de aparición

Daños que produce

Control

Pulgón

Brotes tiernos y en el envés de las hojas.

Primavera y verano.

Deformaciones de brotes y paralización del crecimiento.

Fácil eliminación con insecticidas y agua a presión.

Ácaros

En el envés de las hojas adultas.

Finales de primavera, verano y otoño.

Defoliaciones generalizadas en el bonsái.

Acaricidas sintéticos o espolvoreo de azufre.

Mosca blanca

Envés de hojas junto a sus larvas.

Principalmente en verano, con temperaturas elevadas.

Paralización del crecimiento del árbol y segregación de melaza.

Aplicación frecuente de insecticidas resulta eficaz en su control.

Cochinilla

Tronco, ramas y hojas.

Reproducción y primera fase larvaria en verano.

Muerte de ramas finas y producción de melaza.

En la fase adulta resulta difícil su control, pero en la fase larvaria el insecticida suele ser eficaz.

¿Qué enfermedades pueden afectar a mi bonsái y cómo las trato?

La principal causa de enfermedad son los hongos. Si vemos podredumbre en la base del tronco, amarilleo de las hojas o cualquier síntoma de debilidad y no vemos ninguna plaga, los hongos serán seguramente los causantes. La variedad de hongos que pueden causar enfermedades a nuestro bonsái es abrumadora, pero por su peligrosidad y frecuencia con que suelen aparecer, destacaremos las podredumbres de las raíces, causadas por los hongos patógenos del suelo. Estos hongos en particular atacan la base del tronco, el cuello y las raíces de las plantas y árboles produciendo la podredumbre en sus tejidos.

Bonsai

Actualmente hay fungicidas sistémicos que controlan eficazmente estas enfermedades. Sin embargo, al tratarse de hongos situados bajo el suelo, resulta indispensable disponer un sustrato sano y aireado. También se relaciona esta enfermedad con un exceso de riego. El control de esta enfermedad se realiza con fungicidas a base de oxicloruro de cobre, que suelen funcionar bien en tratamientos preventivos, uno a principios de primavera y un segundo a mediados de otoño. El fosfito potásico ha demostrado ser un buen inhibidor y además resulta fertilizante a través del riego para el bonsái.

Productos universales:

Recuerda el orden de actuación:

1º Buscar errores que podamos estar cometiendo en el manejo.

2º Detección y corrección de las prácticas erróneas.

3º Control preventivo periódico.

… y si todo esto falla llegamos al 4º paso, la aplicación de un producto ecológico. Existen productos ya preparados que defenderán a nuestro bonsái de casi cualquier ataque de la mayoría de plagas y enfermedades.

En caso de ataques moderados, una solución es usar CURABONSAI, un producto creado para curar todo tipo de enfermedades que pueden surgir en la parte aérea de los bonsáis. Está formulado a base de extractos vegetales y sales de boro, que le confieren una acción de amplio espectro. También actúa limpiando la melaza  producida por las plagas, Su contenido en boro impide la aparición de deficiencias de este elemento. Al tratarse de un producto de origen natural su aplicación no presenta riesgo alguno para el bonsái.

Otra opción es usar un pack de productos basados en la homeopatía, un sistema que diluye un insecticida hasta el infinito, siendo efectivo pero inocuo para la salud de plantas y animales.

 

...lo importante es seguir aprendiendo

Con los bonsáis como con todo lo que merece la pena, nos daremos cuenta de que sólo dando pasos en falso podremos aprender y conectar con nuestro bonsái. Entendiendo cada vez mejor sus necesidades, un exceso de atención, demasiados cambios en su manejo son errores habituales. El bonsái necesita un tiempo para adaptarse, así que no desesperes, tu bonsáis desarrolla su belleza en imagen reflejo a tu sabiduría.

Otros artículos interesantes

¿Qué es el suiseki?

viernes, 5 de octubre de 2012

Suiseki es una piedra que ha sido formada por la naturaleza.  Se trata de una palabra japonesa; “sui” significa “agua” y “seiki” significa “roca”. Aunque en este arte, lo importante es interpretar...

El emplazamiento de mi bonsái

viernes, 27 de abril de 2012

Rompamos algunos esquemas: los bonsáis de interior no existen. Hablando con propiedad lo que si existe son condiciones de interior que permiten el cultivo de algunos tipos de plantas, incluidos los bonsáis. Existen algunas especies de...

Iniciación al universo bonsái

miércoles, 22 de febrero de 2012

Bienvenido. Si te has interesado en la iniciación al mundo de los bonsáis es poco probable que seas un experto en su potencialmente complejo universo y cultura, no te preocupes, empezar a disfrutar de estos pequeños trozos de...

¿Cómo regar un bonsái?

lunes, 14 de julio de 2014

Los bonsáis son árboles en miniatura, adaptados en pequeños tiestos para conservar su tamaño. Y, como árboles y seres vivos que son, requieren agua y luz del sol. Cada especie y variedad tiene sus propias exigencias, pero todas tienen unas...

Descubre Nuestro Catálogo