¿Qué cuidados necesita el césped en primavera?

Llega la primavera y es momento de cuidar nuestro césped independientemente sea natural o artificial, pero no siempre sabemos qué debemos hacer para que este luzca hermoso.

¿Quieres saber cómo sacarle el mayor partido a tu jardín con césped? En este post te contamos todo lo que necesitas saber para lograrlo.

¿Cómo cuidar el césped artificial?

El jardín con césped artificial tiene la ventaja de que requiere el mínimo mantenimiento para que se vea precioso, aún así sigue expuesto al exterior con todo lo que esto conlleva: lluvias, polvos.. Por este motivo es importante prestar atención a los siguientes aspectos. Pues si sigues estos pasos conseguirás que sevea como el primer día.

  • Cepillarlo en sentido contrario a la dirección de las fibras. Debes levantar y limpiar la materia orgánica depositada.
  • Es recomendable regar una vez al mes o cada dos meses para mantenerlo limpio.
  • También se puede aspirar, la distancia depende de la potencia de la aspiradora.

¿Cómo cuidar el césped natural?

El césped natural es un poco más complejo en cuanto a tareas y labores de mantenimiento, pero con los cuidados necesarios quedará impoluto.

  • Cortar regularmente el césped es esencial para mantenerlo bonito.
  • Evitar pasar la cortadora cuando el césped esté húmedo porque los tallos quedarían doblados y dificultaría la homogeneidad del corte, lo que haría que al poco de segar ya aparecieran de nuevo las imperfecciones.
  • Un riego semanal a principios de primavera, dos riegos semanales a finales de la estación. Esto puede variar dependiendo del tiempo que vaya haciendo.

¿Cómo abonar el césped en primavera?

Este paso es muy importante si quieres tener un césped bonito, no vale cualquier producto, el abono para el césped de primavera tiene un alto contenido de nitrógeno para despertar las plantas y estimular su crecimiento.

  • Tienes que respetar los tiempos en los que debes abonar, no hacerlo cuando lo veas seco o amarillo.

Casi todos los céspedes son una mezcla de distintos tipos de semillas y, como regla general, el comienzo de la primavera y del otoño son los momentos apropiados para esta tarea.

  • Una vez aplicado el abono, debes intentar repartirlo homogéneamente ya sea de forma manual o con una máquina. Evita que se concentre en algunas zonas, ya que puede quemar el césped. Además evita también que haya zonas que no reciban abono, porque ahí crecería menos o menos fuerte que en el resto del jardín y esto haría que no luciera como quieres.
  • Es necesario regarlo tanto antes como después de proceder a abonarlo. Deja pasar un día o dos, hasta que las hojas se sequen del todo y entonces haz la aplicación del abono. Si las hojas están mojadas o húmedas, por el riego, una lluvia o el rocío de la mañana, el abono podría adherirse a la hoja y quemarla.
  • Hay que tener cuidado con no pasarse al poner abono, es mejor quedarse corto que pasarse, ya que como hemos dicho anteriormente puede adherirse a la hoja y quemarla. En caso de que nos hayamos pasado no hay que dudar en quitar el exceso.

¿Qué herramientas necesitamos ?

-Cortacésped

-Carretilla

-Bordeadora

-Aireadora

-Desbrozadora

-Podadora

-Escardillo o binadora

-Azada

-Escoba

-Escoba