Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 €

o con PH PRIME desde 9,99 €

Ir a sección

¿Qué es y cómo hacer kokedamas?

Kokedama es una técnica milenaria originaria del Japón, que se ha popularizado en el occidente en las últimas décadas debido a su la versatilidad y facilidad de cuidados. La palabra kokedama ( 苔玉 ) significa "bola de musgo", y se trata de una técnica similar a la del bonsái, pues ambas consisten en cultivar plantas en una pequeña porción de sustrato.

Las kokedamas fueran conocidas como “bonsái de pobre”, ya que a diferencia de los bonsáis, las kokedamas son más fáciles de mantener, requieren menos cuidado y no llevan maceta.

¿Cómo hacer kokedamas?

Para hacer la bola de kokedama necesitamos básicamente del sustrato (puede ser un mezcla de turba y akadama), una planta de nuestra elección, musgo Sphagnum y un hilo o cordel.

Paso a paso

  • Sustrato

Separamos un recipiente lo suficientemente grande para preparar el sustrato de nuestra kokedama. En el recipiente mezclaremos aproximadamente 70% turba, 25% akadama y 5% perlita o vermiculita. También podemos usar mezclas listas para uso como el kit DIY de Kokedamas. Humedecemos el sustrato y mezclamos bien.

  • Planta

Se puede hacer una kokedama con todos los tipos de plantas, pero las que mejor se adaptan a esta técnica son las plantas de interior y las de crecimiento lento. Una vez tengamos una planta, la sacamos de su maceta (sin dañar las raíces), mezclamos su sustrato con el contenido del recipiente y reservamos la planta por un momento.

  • Forma

Vertemos la mezcla de sustrato ya humedecida sobre una tela de algodón u otro material que nos ayude a dar forma a la bola de kokedama. Amasamos bien y vamos dando forma al sustrato hasta que se quede una bola bien consistente (textura de barrosa, pero no completamente dura).

En nuestra bola de sustrato hacemos un orificio e introducimos la planta, cerramos el orificio y volvemos a dar forma.

  • Musgo

Preparamos el musgo para recubrir nuestra kokedama y envolvemos toda la bola con musgo. Podemos cortar las puntas de musgo excedentes con una tijera.

  • Hilo

Con un hilo de algodón o un cordel atamos la kokedama. Un consejo es empezar atando un extremo del hilo, para ir dándole vueltas a la kokedama. Cuando esté bien sujeta, volvemos ajustar su forma para que recupere su forma esférica.

Cuidados

Podemos tener nuestras kokedamas en cualquier época del año, pero debemos considerar algunos aspectos esenciales de tu cuidado para que se mantengan siempre luzcan en las mejores condiciones.

Luz

Dependerá de la planta seleccionada, pero por regla general las kokedamas son de interior, en un entorno luminoso, pero sin sol directo y preferentemente lejos de calefactores o corrientes de aire frío.

Riego

El riego de las kokedamas es por inmersión y podemos hacerlo en tan solo 3 pasos:

La frecuencia de riego siempre dependerá de las necesidades de cada planta y de las condiciones climáticas de nuestra zona. Además del riego por inmersión, es recomendable pulverizar la superficie de la bola a cada par de días para mantener el musgo con su tonalidad verde.

Abono

Nuevamente depende de las necesidades de la planta, pero por norma general es conveniente hacer abonado en primavera y en otoño, evitando abonarlas durante el verano y el invierno. Para abonar las kokedamas podemos usar un fertilizante líquido en el agua del riego.

Poda

En general no requieren podas, pero debemos quitar las ramas y hojas secas, amarillas, rotas etc. Recordar que todo el tipo de poda deberá ser realizado con herramientas apropiadas y limpias, si cortamos alguna rama ancha también es recomendable el uso de un cicatrizante.

Plagas y enfermedades

Normalmente no suelen haber problemas con plagas y enfermedades kokedamas, pero si llegase a ocurrir, podemos hacer el control como para cualquier otra planta.

Manutención

Con el tiempo si vemos que la bola pierde un poco la forma o el musgo, podemos aplicar una nueva camada de musgo y remodelar el formato de la bola con algunos hilos de refuerzo. De todas formas, no es común que haya tal necesidad.


Otros artículos interesantes

Sembrar, trasplantar, comer

martes, 13 de septiembre de 2011

En lo primero que pensamos al decidirnos por tener un huerto en casa es en saborear el primer fruto de nuestras hortalizas, y nos imaginamos plantando la primera semilla y viéndola crecer a un ritmo vertiginoso. Sembrar, trasplantar y cosechar, son...

Cultivar de acuerdo con la Luna

martes, 30 de octubre de 2012

La Luna y sus cambios de forma y de lugar nos resultan bien familiares. Aunque no se ha podido demostrar científicamente su efecto sobre los cultivos, los jardineros y horticultores de antaño habían observado sus influencias positivas o negativas...

Cómo plantar el esqueje de un rosal

martes, 2 de septiembre de 2014

Septiembre es el mejor momento para reproducir por esquejes. Si nos ponemos manos a la obra ahora, conseguiremos que echen las raíces antes del invierno, y garantizaremos su buen desarrollo. Hoy en Planeta Huerto te contamos cómo realizar la...

Cómo beneficiarte de las ofertas Cashback en productos Gardena

miércoles, 18 de abril de 2018

Del 1 de abril hasta el 31 de julio de 2018 puedes beneficiarte de las ofertas cashback en los productos Gardena. Las ofertas Cashback consisten en el reembolso de un 10% del importe de productos Gardena en promoción durante el periodo...

Descubre Nuestro Catálogo

producto(s) en carrito
Ir al carrito