La primavera es una estación de cambios; que podemos observar en la naturaleza, pero también en uno mismo. Pues hay personas para las que la primavera, por ejemplo, es sinónimo de alergias, para otras de alegrías y contacto social y, para otros, es una época donde el cabello tiende a caerse más.

La transición del invierno a la primavera, el cambio de horarios, de costumbres...Todo ello puede hacer que surja la conocida astenia primaveral que, además de cansancio físico y psicológico, también puede provocar la caída del cabello.

Y, ¿cómo combatirlo?

Dándole a tu cuerpo las vitaminas para el pelo y los minerales que necesita para poder compensar esa pérdida de energía y seguir fortaleciéndolo desde la raíz.

La importancia de la vitamina para la caída del pelo

En ocasiones seguir una dieta equilibrada no basta. Es necesario suplementar esa dieta con dosis extra de vitaminas que ayuden a todo tu organismo a recuperar el equilibrio natural.

El cabello no solo debe cuidarse por fuera mediante diferentes productos como mascarillas, champús o aceites especiales. También necesita ser cuidado desde el interior para poder crecer fuerte y bonito.

Tener una deficiencia de vitaminas en el organismo es uno de los principales factores que deriva en la caída del cabello.

¿Qué vitaminas para la caída del pelo existen?

Vitaminas del Grupo B

Las vitaminas del grupo B son las vitaminas de elección tanto para mantener la salud del pelo como la de las uñas o la piel. Este tipo de vitaminas actúa favoreciendo la regeneración celular. De esta manera, se mejora consecuentemente la función metabólica para aprovechar cada nutriente ingerido.

Pero no únicamente eso, sino que son capaces de mejorar la circulación sanguínea. Algo especialmente útil para contribuir a la correcta formación celular en tejidos como la piel o en el nacimiento y crecimiento de cabello.

#1. Vitamina B1

También conocida como tiamina, esta vitamina para uñas y pelo es capaz de transformar los carbohidratos en combustible energético. De esa manera, se logra disminuir o paralizar la caída del cabello y favorece su crecimiento.

#2. Vitamina B2

La riboflavina es capaz de mejorar la regeneración celular y fomenta el crecimiento de la piel, el cabello y las uñas.

Cuando un organismo está carente de vitamina B2 puede mostrar unas uñas descamadas, una piel pálida y mate y un cabello sin brillo ni fuerza.

#3. Vitamina B3

La niacina acota otorgando un efecto antidepresivo al vello capilar. Además, es un poderoso remedio para combatir la dermatitis capilar, que también es una de las enfermedades que pueden provocar la caída del cabello.

Intervienen en el correcto desarrollo de colágeno. Compuesto necesario tanto para la formación de la piel como para la del cabello. Es capaz de favorecer la estimulación capilar y, además, erradica la posibilidad de caída.

#4. Vitamina B5

El ácido pantoténico es uno de los elementos más usados en cosmética capilar; y no es por casualidad. Esta vitamina es un remedio eficaz para frenar la caída, retrasar la aparición de las canas o favorecer el crecimiento del cabello.

#5. Vitamina B6

También conocida como prixidona. Este elemento contribuye al correcto desarrollo de los glóbulos rojos y transporta oxígeno a la sangre, incluido a los folículos pilosos. Algo que por consiguiente favorece el crecimiento del cabello y minimiza el riesgo de caída.

#6. Vitamina B7

Una de las vitaminas para el pelo de mujer más utilizada es la biotina. También conocida como “Vitamina de la belleza” o vitamina H, es vital para la formación de aminoácidos, los recursos de la queratina. Un elemento vital para la generación de cabello.

#7. Vitamina B9

El ácido fólico es un nutriente vital desde el mismo seno materno. Es por ello que las mujeres embarazadas deben tomar ácido fólico antes de concebir o durante el embarazo, para prevenir defectos del tubo neural del feto o cerebro escindido.

Una vitamina que sigue siendo importante durante toda la vida. Este regenerante celular, es capaz de estimular el folículo piloso, consiguiendo fortalecer el cabello desde dentro.

#8. Vitamina B12

La vitamina B2 aporta alimento celular y, por consiguiente, también al folículo piloso. De esta manera, tendrá todo el combustible necesario para poder generar cabello nuevo, fuerte y brillante.

La vitamina A para frenar la caída del cabello

La vitamina A junto a las vitaminas del grupo B anteriormente vista, son la pareja perfecta para combatir la caída del cabello.

Ofrece brillo y logra estimular el desarrollo de sebo que cubre el capilar. De esta manera mejora su textura y lo fortifica.

Esta vitamina es capaz de lograr una mayor densidad capilar y aumentar el grosor natural del cabello. Ideal para personas que, por constitución, no cuentan con mucho volumen.

Además, reduce irritaciones, picor o eccemas. Algo muy importante en los meses estivales.

En Planeta Huerto ponemos a tu disposición complementos alimenticios para frenar la caída del cabello con los que podrás lucir una melena fresca, luminosa y con volumen.

¡Cuídate por dentro para estar bien por fuera!