Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €

Copas menstruales Mooncup

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Cómo usar las copas menstruales

Las copas menstruales son la alternativa más ecológica y económica a los tampones y compresas.

Hay varios tamaños:

  • La talla L es para mujeres que han dado a luz o mayores de 25 años
  • La talle S es para que mujeres que no han dado a luz y de edad hasta los 25 años.

En función de la marca de la copa menstrual está disponible en varios colores.

La copa menstrual está provista de unos diminutos orificios, bajo el borde de la copa, que permiten que no se produzca vacío y facilitan la extracción. El manguillo de la copa menstrual sirve para facilitar la extracción. Según su físico, algunas mujeres, necesitarán recortar la longitud del manguito para encontrar la longitud óptima.

El material de las copas mentruales es 100% siliciona platino, el material más seguro que puede entrar en contacto con nuestro cuerpo, ya que es atóxica, inalterable, inodora y esterilizable. Adecuada para todo tipo de mujeres, incluso aquellas que padecen alergias dermatológicas a los tampones y al látex.

Cómo usar las copas menstruales

El uso de las copas menstruales es muy fácil, lo más importante es estar relajada, así como encontrar la posición más cómoda tanto para la inserción como para la extracción de la copa menstrual.

Para la inserción, hay que introducir la copa menstrual doblada. La copa se inserta en la vagina y se despliega una vez está dentro de la misma. La copa menstrual se sitúa en la parte inferior de la vagina, toda la copa debe estar dentro del cuerpo. La copa se ajusta perfectamente a la pared vaginal, evitando pérdidas. Para facilitar la inserción se puede utilizar un lubricante con base de agua.

Para retirar la copa menstrual, simplemente hay que tirar del manguito y presionar suavemente la base de la copa. De esta forma, la copa se liberará fácilmente. Sólo queda vaciar el contenido y lavar bajo el agua la copa menstrual. Ya está lista para un nuevo uso

Cuidados de la copa menstrual.

Durante la menstruación, se recomienda lavar la copa menstrual con agua y jabón natural. Al final de cada período menstrual se aconseja la esterilización de la copa menstrual.

La copa menstrual, o copa vaginal, es un producto de higiene femenina para la menstruación. Su principal ventaja es que se puede reutilizar para cada período, lo que convierte a la copa en la solución más ecológica para la menstruación.

La mayoría de las copas que se comercializan actualmente son de silicona, ya que es un material hipoalergénico. Tienen la forma de un vasito y se usa internamente: se dobla y se inserta en la vagina y una vez dentro, se abre. Sin embargo, en lugar de absorber el flujo menstrual como los tampones, lo recoge. Después se extrae de la vagina, se desecha el flujo en el wáter y se enjuaga la copa con agua o con un jabón con pH neutro. La frecuencia con la que se debe vaciar variará en función del flujo que se tenga, pero puede ir desde las 4 a las 8 horas. Al finalizar el ciclo, se esteriliza la copa hirviéndola cinco minutos en agua, y se guarda en su bolsita de tela hasta el próximo período.

Ventajas de las copas menstruales:

  • Económicas: Si bien el coste inicial es mayor, la inversión se recupera en pocos meses, sólo necesitas tener una, dura unos 10 años
  • Salud: Los gérmenes no se acumulan en la copa, por lo que no está asociada a hongos ni a infecciones (es especialmente recomendable para mujeres con piel sensible o alergias), no se han detectado casos de Síndrome de Shock Tóxico, no reseca ni interfiere con el pH de la vagina, no contiene agentes blanqueadores ni pesticidas, no deja fibras en las paredes de la vagina
  • Comodidad: No necesitas llevar recambios, se puede usar durante todo el ciclo, se puede usar durante la noche, se puede usar para nadar o practicar cualquier ejercicio