Empieza el buen tiempo y las ganas de pasar más tiempo al aire libre aumentan. Por ello, necesitamos conocer una serie de tips que nos ayudarán a elegir la crema solar más idónea y adecuada para nuestra piel. No solo debemos proteger la nuestra, sino también la de los más pequeños, ya que durante los primeros años es esencial protegerles de la exposición al sol.

¿Qué tipo de protector solar es el mejor?

Cada vez más, vamos a los supermercados o farmacias para adquirir un protector solar, y podemos ver muchas marcas, y no siempre acertamos. Por ello, cuando vamos a comprar una crema solar, tenemos que fijarnos en la etiqueta del protector, y tiene que contener estos tres elementos:

    1. Que tenga un FPS (factor protección solar) 30 o incluso superior.

    2. El protector solar tiene que proteger tanto de los rayos UVA, así como contra los rayos UVB.

    3. Y uno de los factores más importantes, que sea resistente al agua, ya que los niños la mayoría del tiempo están dentro del agua.

      Encontramos en el mercado diferentes tipos de protectores solares tales como: cremas, geles, espráis y sticks.

      Dependiendo de qué zona del cuerpo quieres proteger, es recomendable utilizar una u otra crema. Ya que si la crema nos la queremos aplicar en la cara, es mucho más recomendable y cómodo, debido a que la aplicación es con la mano y podemos expandirla por toda la zona. Los protectores donde el aplicador es en gel es recomendable el uso en zonas con pelo, como por ejemplo el cuero cabelludo. Los protectores en spray son los más utilizados y comprados, pero los más complicados en saber si se ha aplicado la cantidad suficiente para proteger la piel. Además muchos de los sprays son inflamables, por ello, se debe evitar cualquier tipo de chispa próxima.

      Otros datos para tener en cuenta

      Algunos protectores solares contienen PABA, un componente que tienen algunos protectores solares, y esto puede causar irritación y alergias en la piel. Por ello, es importante conocer nuestra piel y saber qué tipo de componentes llevan las cremas protectoras que vamos a comprar.

      Cuando se quiera utilizar auto-bronceadores, es importante conocer si tienen algún tipo de protección, ya que muchos de ellos no tiene y pueden causar graves problemas en la piel en el futuro.

      Hay que tener en cuenta también, que durante todo el año es conveniente utilizar cosméticos y cremas que contengan protección solar, ya que la exposición al sol es continua, y a veces pensamos que durante algunos meses del año el sol no está tan presente como en verano.

      Todas las cremas solares se deben aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol, para darle tiempo a la crema a penetrar adecuadamente en la piel. La aplicación de las cremas solares se deben hacer cada 1 hora y media o 2 horas, siempre hay que tener en cuenta, que si la piel a la vista necesita un aplica extra se puede hacer sin ningún problema.

      Y por último, tenemos que tener en cuenta que los más pequeños necesitan muchos más cuidados, sobre todo los bebés menores de 6 meses, ya que no es recomendable la exposición al sol durante los primeros meses. Además, se debe tener en cuenta que las cremas resistentes al agua son las más usadas debido a que están continuamente en contacto con el agua.

      Queremos hacer una mención acerca de las nanopartículas. Podremos saber si los protectores solares que compramos contienen tecnología nano, ya que en 2014 la CE dictaminó que todos aquellos productos que lo tuvieran deberían indicarlo entre sus ingredientes. En nuestro catálogo evitamos composiciones que contengan nanopartículas.

      Aquí os recomendamos algunos productos para estos días tan calurosos que están por llegar:

      ¡Ya quedan pocos meses para el buen tiempo, disfruta mucho y protégete del sol!