Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cultivo de la patata... la base de nuestra alimentación.

La patata es un tubérculo de la familia de las solanáceas. Es originaria de Sudamérica, pero actualmente es de las hortalizas más consumidas en el mundo, siendo la base de la alimentación de muchos países.

Se adapta a casi todos los climas, aunque se desarrolla mejor en climas frescos y algo húmedos. Le afectan las heladas, aunque si ocurren en las primeras fases del desarrollo, suelen rebrotar.

Requerimientos de la patata:

Riego: en general es un riego regular, pero depende de la zona. En zonas húmedas o lluviosas, casi no será necesario realizar riegos. En zonas más secas o donde el suelo no retenga mucho la humedad, se recomiendan riegos poco copiosos y espaciados.

Nutrientes: la patata necesita un buen abonado de fondo con compost o estiércol descompuesto.El nitrógeno, el fósforo, el potasio y el magnesio no deben faltar entre los nutrientes del suelo.

Sustrato: requieren tierras francas, ricas en humus, mullidas, bien cavadas y abonadas. Toleran los suelos salinos.

Campo de patatas

Cómo cultivar la patata:

En las zonas cálidas se realizan dos plantaciones, la primera en invierno (febrero-marzo) y la segunda en pleno verano. En las zonas frías se realiza una única plantación en marzo-abril.

La técnica consiste en partir las patatas en varios trozos (cada uno con una o dos yemas de germinación) y enterrarlas a unos 6cm de profundidad en tierra bien labrada. Recordar que este tubérculo necesitaba aporte de compost para un buen desarrollo. Si la queremos plantar en casa, os aconsejamos los Bac Sac de 50-100 litros.

Cómo cosechar la patata:

Realizaremos la cosecha de la patata cuando observemos que la planta empieza a marchitarse, tras la floración. Para cosecharla, se arranca primero la mata, se deja a un lado y se cava cuidadosamente con una azada para desenterrar los tubérculos. Después hay que dejarlos unas horas al aire libre para que se sequen protegiéndolos del sol con las matas que arrancamos.

Flor de patata Kennebec

Asociaciones favorables:

La patata viene muy bien después de un cultivo de cereales y congenian bien con leguminosas (guisantes, habas o judías) y con coles y espinacas. Por el contrario, no les favorece la presencia de girasoles, remolachas o tomateras.

En cuanto a las rotaciones, debe de respetarse un ciclo de rotación de cuatro o cinco años antes de volverlas a sembrar en la misma parcela.

Plagas de la patata:

-Escarabajo de la patata: se trata de una especie de mariquita, cuyas larvas devoran hojas y tallos tiernos. Se controlan recogiendo manualmente los adultos que andan por las hojas o haciendo revisiones del envés de las hojas para detectar la presencia de huevos y aplastarlos. Si el ataque es generalizado, podemos recurrir al insecticida vegetal Bacillus thuringiensis tenebrionis.

huevos2

-Mildiu: es un hongo que se manifiesta por la aparición de manchas y podredumbres. Para evitarlo, conviene respetar los períodos de rotación y no realizar labores cuando las plantas estén mojadas. Como preventivo podemos espolvorear con un preparado de cola de caballo.

Variedades de patata:

Hay una gran variedad de patatas, sobre todo en función del destino de la producción. Se clasifican en función del color de la piel y de la carne, de la forma, las yemas y la textura de la piel.

Otros artículos interesantes

5 Plantas medicinales para tu jardín

lunes, 14 de octubre de 2013

 La medicina natural no tiene los mismos efectos inmediatos que la convencional, pero a largo plazo ayuda a prevenir y curar enfermedades sin tener efectos secundarios ni ser tan perjudicial para algunos de nuestros órganos. Por ello te...

Los mejores métodos ecológicos contra los mosquitos

lunes, 16 de junio de 2014

Viene el calor, y los mosquitos con él. ¡Pero se acabó! Este año, ni una picadura. ¿Cómo? En Planeta Huerto te ofrecemos las mejores alternativas a los aerosoles, eficaces y mucho más ecológicas. Sprays de citronela Nos gusta que no...

Cómo cultivar Achicoria en nuestro huerto

martes, 17 de diciembre de 2013

La achicoria amarga, o comúnmente conocida como Diente de Léon, es una popular y medicinal planta, que crece en praderas y campos de prácticamente todo el mundo de manera silvestre. Tiene diferentes usos, gracias a los beneficios que aporta al...

Aromáticas: olores, colores y otros beneficios

martes, 30 de agosto de 2011

La combinación de hortalizas con aromáticas u otro tipo de plantas más rústicas es una práctica que resultará muy beneficiosa para nuestro huerto, más allá de vestirlo con brillantes colores y atrayentes aromas.Este tipo de plantas se...

Descubre Nuestro Catálogo