Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 €

o con PH PRIME desde 9,99 €

Ir a sección

Cómo plantar girasoles: Cultivo del girasol fácil

El girasol es un cultivo herbáceo original de América del Norte y, posteriormente, llevada a México y Perú. En términos generales, es una planta con tallo derecho de unos tres centímetros de grosor y aproximadamente dos metros de altura, hojas alternas y acorazonadas y flores terminales de color amarillo que, por su peso, se doblan en la madurez, ofreciendo sus semillas en forma de pipas. Si has llegado buscando cómo plantar girasoles estás en el sitio adecuado, a continuación te mostramos todos los secretos del cultivo del girasol.

El cultivo del girasol

Tipos de suelo

El girasol necesita suelos arenosos y ricos en materia orgánica.

Aparte, tiene gran capacidad de adaptación a diferentes condiciones de suelo, pudiendo prosperar en suelos superficiales, pobres y ácidos.

Clima para plantar girasoles

El cultivo del girasol se habitúa a diferentes condiciones climáticas.

Para la floración y maduración de los frutos requiere temperaturas elevadas, la ideal se encuentra entre 20 y 25ºC.

Siembra

La época de siembra puede variar dependiendo de las característica climatológicas de cada región. Normalmente, las semillas de girasol se plantan en primavera para recoger sus frutos en verano.

La profundidad de siembra depende de la temperatura, humedad y tipo de suelo:

  • En primaveras cálidas con suelos pesados y húmedos, la profundidad de siembra es de 5 a 6 cm.
  • En primaveras secas con suelos ligeros y poco húmedos, la profundidad de siembra es de 7 a 9 cm.

Riego

El girasol aprovecha el agua de forma mucho más eficiente en condiciones de escasez, aunque esto provoca que sus flores y frutos no prosperen correctamente. Si los regamos de forma adecuada, aun considerando que es un cultivo relativamente de secano, potenciaremos el crecimiento de la planta y su óptimo desarrollo.

Cuidados específicos

Plagas y enfermedades

Los gusanos son la plagas más comunes en los girasoles. Entre ellos, cabe destacar las orugas y las larvas, que pueden ser diezmadas fácilmente con Bacillus Thuringiensis.

En cuanto a las enfermedades, la presencia de humedad excesiva puede dar lugar a la aparición de hongos. La aplicación de cola de caballo es el tratamiento ecológico preventivo más eficaz.

Aquí se muestran diversos productos para eliminar diferentes plagas y conseguir un mayor cuidado:

Recolección y usos del girasol

Cosecha

La cosecha se realiza en la época de floración de la planta, entre julio y agosto. Más tarde, cortaremos y dejamos secar la planta antes de recolectar sus pipas.

Usos y propiedades del girasol

Las pipas de girasol son ricas en grasas, proteínas y constituye una fuente de energía, rica en fibra, vitaminas y minerales. Son beneficiosas para diferentes problemas de salud, ayudan a mejorar el sistema nervioso y cardiovascular, y son antiinflamatorias.

Además, en la cocina se pueden emplear para tostadas, ensaladas, panes, pizzas y yogures.

El girasol también se cultiva para la obtención de aceite.

Otra opción es disfrutar de los brotes de germinados de girasol, que ofrecen, unos días después de su cultivo, una gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales que refuerzan los dientes y huesos. Además, contribuyen a reducir los dolores musculares y equilibran el sistema nervioso, al igual que el propio consumo de las pipas.

Asociación de cultivos

Se puede sembrar con el maíz y calabacín.

El girasol en Planeta Huerto

En Planeta Huerto te ofrecemos semillas de máxima calidad para que cultives tus propios girasoles en casa:

¿Aún te quedan dudas? Dejános tu pregunta en consultorio


Otros artículos interesantes

Cultivo natural de la Tierra

lunes, 29 de agosto de 2011

El programa Naturalmente de TVE emitió el pasado 22 de Mayo de 2011 un interesante documental con el título “El cultivo natural de la Tierra”, en él se habla de cultivo ecológico, alimentación saludable, huertos urbanos, seguridad...

Cultivo de la judía: Cómo plantar judías verdes

miércoles, 19 de septiembre de 2012

La judía pertenece a la familia de las leguminosas. De cara al cultivo, existen dos tipos: las judías tiernas de mata baja, con tallos erectos que no necesitan de tutorado; y las de mata alta o enrame, que sí que requieren un...

Cómo abonar nuestras plantas y cultivos

lunes, 23 de mayo de 2016

Que las hortalizas tienen necesidades distintas de riego y de abonado es un hecho que cuesta un poco asimilar, especialmente al principio. Vivimos en un mundo donde lo medimos casi todo y, además, nos hemos acostumbrado a ello: la ...

Las aromáticas del verano

miércoles, 4 de julio de 2012

Ha llegado el verano, y con él, más tiempo (para algunos) de disfrutar con nuestro huerto y de sacarle más partido.Si durante el invierno y la primavera plantamos algunas aromáticas como la menta, el orégano o la lavanda, ya están listas para...

Descubre Nuestro Catálogo

producto(s) en carrito
Ir al carrito