Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Gallinas... ¿Por dónde empezar?

Consejos para comenzar a criar gallinas

Si estás leyendo este artículo quiere decir que probablemente estés pensando en comenzar a criar gallinas. Has elegido bien, las gallinas pueden llegar a ser excelentes mascotas; son baratas, hay que dedicarles poco tiempo, son fáciles de cuidar y son una fuente de alimento, tanto por los huevos como por la carne.

Razas de gallinas

Si eres un criador principiante, escoger una raza será una tarea compleja, por lo que aquí te damos algunos consejos para los primeros pasos.

Las razas de mejor rendimiento de puesta son las que no se ponen cluecas fácilmente y son más pequeñas. Una gallina es clueca cuando está incubando sus huevos, por lo que una gallina clueca no nos interesa si lo que queremos es obtener huevos. Las razas híbridas modernas, como las Fenton azules, producen gran cantidad de huevos. La Rhode Island roja es una buena raza de aptitud doble, tanto por su carne como por sus huevos.

También hay que tener en cuenta que el rendimiento de producción de cualquier gallina disminuirá con la edad. Comienzan a poner huevos a partir de los cinco o seis meses y tienen el máximo de producción durante el primer año. Además, hay que suministrarle alimento de calidad y agua limpia. Y lo más importante, el número de horas de luz es fundamental, ya que la puesta de huevos es estimulada por la intensidad y horas de luz.

Si lo que queremos es obtener una carne de calidad y con un gran sabor, tenemos que considerar las razas “cluecas” (las que incuban sus huevos). Aquí encontramos la raza Sussex o la francesa Sasso. Estas razas crecen rápido y tendrán un buen tamaño si tienen un ambiente adecuado y están bien alimentadas.

En este caso, la alimentación y el bienestar son muy importantes, por lo que los cuidadores deberán hablar con el proveedor sobre las raciones diarias y las etapas de crecimiento.

Aunque al principio puede parecer un poco complicado por los cuidados que requieren, en seguida te verás compensado con grandes beneficios y te preguntarás por qué no lo habías hecho antes.

Otros artículos interesantes

Cómo crecen las enredaderas

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Las plantas trepadoras son aquellas que necesitan de un soporte para mantenerse erguidas, pues no lo hacen por sí mismas. Las enredaderas crecen muy deprisa buscando la luz, por lo que habrá que ir podándolas si no queremos...

La barbacoa, siempre como nueva

martes, 4 de marzo de 2014

Las barbacoas, ubicadas en el exterior, están sometidas no sólo al desgaste del uso, sino también a las variaciones de temperatura, a la lluvia, al frío y al sol directo. Y como queremos que nos dure toda la vida,...

El huerto en abril

viernes, 1 de abril de 2016

Este año el tiempo no le quiere llevar la contraria al refranero popular, ya que “en abril, aguas mil”. El cielo nos da una alegría en forma de lluvias que sacian la sed de la gran cantidad de cultivos que se pueden sembrar y cosechar por...

Asociar cultivos en Huertos Urbanos

lunes, 5 de septiembre de 2011

El mayor orgullo de todo cultivo en pequeño formato es llegar a ser algún día un huerto biointensivo, aquel en el que es posible cultivar todos los alimentos de una dieta completa en un espacio muy reducido.Esta utopía puede ser posible si en...

Descubre Nuestro Catálogo