Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Qué es el repicado

El repicado es una actividad intermedia entre la siembra y el trasplante.  Podría llamarse trasplante; pero no, el repicado es una labor intermedia.

Realizamos el repicado cuando el lugar donde hemos realizado la siembra se nos ha quedado pequeño (las plantas ya tienen el tamaño suficiente para ser trasplantadas) y aún no tenemos el lugar definitivo de plantación preparado o bien cuando no es la época de trasplantar la planta y necesitamos un lugar mejor para ponerla.

Consiste en extraer las plantas del semillero cuando tienen entre dos y cuatro hojas y a continuación se trasplantan a una maceta o a un pequeño recipiente que contenga un buen sustrato (fibra de coco y humus de lombriz, por ejemplo) de forma que las plantitas enraícen lo mejor posible y crezcan en condiciones controladas, bien sea en un semillero protegido o en un invernadero. Cuando estén más desarrolladas y se encuentren en buenas condiciones, serán trasplantadas al lugar definitivo.

Pasos del repicado:

  • Esperaremos a que las plantas del semillero tengan el tamaño adecuado.
  • Extraeremos cuidadosamente la planta con ayuda de un tenedor, de forma que no rompamos las raíces.
  • Realizaremos un agujero en la maceta donde habremos colocado el sustrato con un lápiz o con el dedo.
  • Colocaremos la planta en el agujero. Una vez plantada la planta, presionaremos la tierra de alrededor y regaremos.

Para el repicado tomaremos atención, pues las plantas en ese momento son muy delicadas y sensibles. De hecho, antes de arrancar las plantitas, habrá que regar bien el sustrato para no forzar a las raíces.

En el recipiente donde coloquemos las plantas, hay que procurar que las raíces queden hacia abajo y no torcidas hacia arriba. Además, cuando reguemos las plantas tras el repicado, procuraremos no mojar las hojas; y si las mojamos, las colocaremos a la sobra para que el sol no las queme por el efecto lupa que pueden hacer las gotas que hayan quedado. 

Otros artículos interesantes

Cómo producir vermicompost en casa

viernes, 27 de mayo de 2016

Cuando empecé a plantearme la posibilidad de elaborar mi propio abono (ver guía del compostaje), tuve muchas dudas sobre si hacer compost o vermicompost. Afortunadamente, creo que tomé la decisión más apropiada y, por ello, quiero...

El huerto en febrero

lunes, 1 de febrero de 2016

Poco a poco los días se van haciendo más largos y los almendros ya despiertan de su letargo. Pero no nos confiemos, ya que en febrero son frecuentes los temporales de frío inesperados, por lo que debemos asegurarnos que estas últimas heladas...

Cómo combatir plagas de caracoles y babosas

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Limaco es la palabra que agrupa a caracoles y babosas. Son moluscos herbívoros de hábitos nocturnos que se desplazan gracias a una película de moco o baba que producen y van dejando restos pegajosos por donde pasan. Para...

Cómo cultivar perifollo en nuestro huerto

martes, 15 de julio de 2014

Hoy te contamos cómo cultivar una hierba aromática prima hermana del perejil: el perifollo. Son tan parecidas que se confunden. Ambas plantas, junto con el estragón y el cebollino, forman el grupo de las finas hierbas. El perifollo desprende ...

Descubre Nuestro Catálogo