Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Qué es el repicado

El repicado es una actividad intermedia entre la siembra y el trasplante.  Podría llamarse trasplante; pero no, el repicado es una labor intermedia.

Realizamos el repicado cuando el lugar donde hemos realizado la siembra se nos ha quedado pequeño (las plantas ya tienen el tamaño suficiente para ser trasplantadas) y aún no tenemos el lugar definitivo de plantación preparado o bien cuando no es la época de trasplantar la planta y necesitamos un lugar mejor para ponerla.

Consiste en extraer las plantas del semillero cuando tienen entre dos y cuatro hojas y a continuación se trasplantan a una maceta o a un pequeño recipiente que contenga un buen sustrato (fibra de coco y humus de lombriz, por ejemplo) de forma que las plantitas enraícen lo mejor posible y crezcan en condiciones controladas, bien sea en un semillero protegido o en un invernadero. Cuando estén más desarrolladas y se encuentren en buenas condiciones, serán trasplantadas al lugar definitivo.

Pasos del repicado:

  • Esperaremos a que las plantas del semillero tengan el tamaño adecuado.
  • Extraeremos cuidadosamente la planta con ayuda de un tenedor, de forma que no rompamos las raíces.
  • Realizaremos un agujero en la maceta donde habremos colocado el sustrato con un lápiz o con el dedo.
  • Colocaremos la planta en el agujero. Una vez plantada la planta, presionaremos la tierra de alrededor y regaremos.

Para el repicado tomaremos atención, pues las plantas en ese momento son muy delicadas y sensibles. De hecho, antes de arrancar las plantitas, habrá que regar bien el sustrato para no forzar a las raíces.

En el recipiente donde coloquemos las plantas, hay que procurar que las raíces queden hacia abajo y no torcidas hacia arriba. Además, cuando reguemos las plantas tras el repicado, procuraremos no mojar las hojas; y si las mojamos, las colocaremos a la sobra para que el sol no las queme por el efecto lupa que pueden hacer las gotas que hayan quedado. 

Otros artículos interesantes

Ajos: un buen cultivo para iniciarnos

lunes, 29 de agosto de 2011

Nos podemos iniciar en la creación de un Huerto Urbano Ecológico de una forma sencilla y muy barata. Simplemente debemos disponer de: Una jardinera.Un poco de sustrato para macetas.Una cabeza de ajo.Una ventana o balcón.Pasos a seguir para...

Las plantas bulbosas

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Se llaman plantas bulbosas a aquellas que se cultivan a partir de bulbos (tulipán), cormos (gladiolo), rizomas (cala) o raíces tuberosas (dalia). Éstos son órganos de reservas nutritivas que están bajo tierra y que ayudarán a la planta en la...

Cómo combatir los hongos del huerto de forma ecológica

miércoles, 6 de julio de 2016

Como aficionada a la recolección de setas, el mundo de los hongos me parece apasionante. Como hortelana, ya no tanto, y es uno de los problemas a los que más le temo. Quizá por ello no me canso de insistir en la conveniencia de regar...

El huerto en septiembre

martes, 1 de septiembre de 2015

Septiembre es la vuelta al cole, el regreso al trabajo después de las vacaciones, la presentación de las nuevas programaciones en las cadenas de televisión, en definitiva, es el mes de los cambios y las novedades que marcarán nuestra rutina...

Descubre Nuestro Catálogo