Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Qué es el repicado

El repicado es una actividad intermedia entre la siembra y el trasplante.  Podría llamarse trasplante; pero no, el repicado es una labor intermedia.

Realizamos el repicado cuando el lugar donde hemos realizado la siembra se nos ha quedado pequeño (las plantas ya tienen el tamaño suficiente para ser trasplantadas) y aún no tenemos el lugar definitivo de plantación preparado o bien cuando no es la época de trasplantar la planta y necesitamos un lugar mejor para ponerla.

Consiste en extraer las plantas del semillero cuando tienen entre dos y cuatro hojas y a continuación se trasplantan a una maceta o a un pequeño recipiente que contenga un buen sustrato (fibra de coco y humus de lombriz, por ejemplo) de forma que las plantitas enraícen lo mejor posible y crezcan en condiciones controladas, bien sea en un semillero protegido o en un invernadero. Cuando estén más desarrolladas y se encuentren en buenas condiciones, serán trasplantadas al lugar definitivo.

Pasos del repicado:

  • Esperaremos a que las plantas del semillero tengan el tamaño adecuado.
  • Extraeremos cuidadosamente la planta con ayuda de un tenedor, de forma que no rompamos las raíces.
  • Realizaremos un agujero en la maceta donde habremos colocado el sustrato con un lápiz o con el dedo.
  • Colocaremos la planta en el agujero. Una vez plantada la planta, presionaremos la tierra de alrededor y regaremos.

Para el repicado tomaremos atención, pues las plantas en ese momento son muy delicadas y sensibles. De hecho, antes de arrancar las plantitas, habrá que regar bien el sustrato para no forzar a las raíces.

En el recipiente donde coloquemos las plantas, hay que procurar que las raíces queden hacia abajo y no torcidas hacia arriba. Además, cuando reguemos las plantas tras el repicado, procuraremos no mojar las hojas; y si las mojamos, las colocaremos a la sobra para que el sol no las queme por el efecto lupa que pueden hacer las gotas que hayan quedado. 

Otros artículos interesantes

Y tú, ¿controlas?

martes, 6 de septiembre de 2011

El control de plagas y enfermedades puede convertirse, por el ansia del hortelano macetero, en un verdadero dolor de cabeza, culpable de noches de insomnio y consultas infinitas en múltiples foros de internet. Sin embargo, en este tema un...

Los Frutos y sus agentes de crecimiento

martes, 3 de septiembre de 2013

El fruto, la recompensa al trabajo dedicado, no es más que el crecimiento y desarrollo de la parte de la flor que recubre la semilla, una vez ésta se ha formado para protegerla y asegurar su posible...

Cómo cultivar okra en nuestro huerto

jueves, 14 de noviembre de 2013

La Okra también llamada Quimbombó, Quingombó, Ají turco, Gumbo, Gombo, Algalia, Angelonia, Ocra, Yerba de culebra es una planta perteneciente a las Malváceas, es una planta anual o bienal, que alcanza de 0,5-1,5...

Cultivos y cuidados del agerato azul

lunes, 5 de enero de 2015

El agerato azul es una planta de temporada que produce, desde comienzos de primavera hasta finales de verano, flores azules muy vistosas para el jardín. Es una planta de temporada, por lo que pasada esta época se suele desechar.Esta planta...

Descubre Nuestro Catálogo