Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 €

o con PH PRIME desde 9,99 €

Emisores térmicos

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Las ventajas de comprar emisores térmicos

Estos productos forman parte del grupo de los calefactores eléctricos, los equipos más eficaces en la actualidad para calentar los espacios de nuestro hogar. Los motivos son varios, pero el más importante, desde un punto de vista energético y ambiental, es que son de bajo consumo, reduciendo en gran medida el impacto ambiental.

Además, los avances tecnológicos han hecho que los emisores térmicos sean cada vez mejores en todos los frentes. Por ello, comprar uno de ellos siempre resulta una gran opción para calentar determinadas zonas.

Estas son las principales ventajas que te ofrecen:

  • El calor se genera de forma rápida y bastante eficaz.
  • Los fluidos térmicos mantienen el calor, y así lo distribuyen de manera uniforme y duradera en el entorno.
  • Las últimas tecnologías están aplicadas en los equipos más modernos, permitiéndoles programarles para reducir el consumo energético, lo que se traduce en facturas más reducidas.
  • Los termostatos son precisos, y apagan o encienden el equipo para mantener la habitación dentro del rango de temperatura establecido.
  • La programación también permite ajustarlos para que funcionen mientras no estás en la habitación u oficina. Si pasas mucho tiempo fuera, entonces el equipo no representará un derroche de energía y dinero por calentar una habitación vacía.
  • La instalación es sencilla, económica y rápida.
  • Son equipos duraderos, seguros y de mantenimiento sencillo.
  • Ahorran energía y dinero sin perder el confort.

Tipos de emisores térmicos

Estos aparatos funcionan perfectamente para calentar zonas específicas del hogar, siendo los dormitorios una de las áreas frecuentes donde se instalan. Van fijados a la pared y funcionan a través de la toma de corriente.

El emisor térmico trabaja con materiales internos que retienen el calor, y, según la forma de llevar a cabo su trabajo, se clasifican en tres tipos:

  • Emisor térmico de aluminio: el cuerpo que conserva el calor está fabricado con aluminio, y calientan de forma bastante rápida.
  • Emisor térmico de fluido: funcionan gracias a un líquido térmico que tienen en el interior. Tardan un poco en calentar, pero conservan el calor durante un período más largo que los modelos de aluminio.
  • Emisor térmico cerámico: estos son los emisores más eficientes del mercado. Retienen el calor gracias a un material cerámico sólido, un excelente material para conducir el calor y de alta inercia térmica.

Qué es un emisor térmico de bajo consumo

Estos equipos son productos de excelente calidad, independientemente del tipo que desees adquirir.

Los que están dotados con todos los beneficios que aporta la tecnología avanzada, te ofrecerán unas prestaciones y diseños de vanguardia, mientras que los emisores térmicos de bajo consumo añaden un extra a sus funciones.

Su inercia térmica genera un 30% menos de energía, lo que se traduce en un menor consumo. Pero es importante que tengas en cuenta que este tipo de equipos es adecuado para calentar estancias no muy grandes, como cuartos de baño, dormitorios u otros espacios de tamaño reducido.

Los emisores térmicos de bajo consumo te ofrecen una gran cantidad de ventajas frente a otros modelos. Los tres beneficios esenciales que encontrarás son los siguientes:

  1. No consumen combustibles, por lo que no generan residuos de CO2. Esto es un gran aporte a nivel ambiental.
  2. Ahorro en tus facturas: presentan una alta eficiencia energética que te permitirá tener un ahorro importante a fin de mes.
  3. Trabajan de forma sencilla y, una vez programados, no necesitan ser sometidos a revisiones habituales.
producto(s) en carrito
Ir al carrito