Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cómo cosechar y conservar las espinacas

Si hemos sembrado nuestras espinacas en verano, es hora de empezar a recogerlas (tenemos desde octubre hasta diciembre para hacerlo). Si las hubiéramos sembrado durante la en primavera, las recogeríamos en mayo y junio.




Cosecha

  • Cuando la planta llegue a los 20 cm ya se puede cosechar, esto sucede a partir del mes y medio después de la siembra. Se recomienda recoger cuando vayan a utilizarse. Si queremos semillas que nos permitan sembrar nuevas espinacas el año siguiente deberemos dejar que una de las plantas se espigue (suele ser cuando llega a los 50 cm de altura).
  • Cosecharemos de hoja en hoja, cortando el tallo con un cuchillo o una tijera de jardín. Deberemos empezar por las que se encuentren por la parte exterior de la mata. Es una planta poco enraizada, por lo que es importante llevar cuidado para no arrancarla.


Conserva

  • Las espinacas deben consumirse rápidamente, si se recalientan pueden oxidarse, y esto puede hacerlas peligrosas para nuestra salud.
  • No debemos guardarla en el frigorífico más de dos días: se estropearían y perderían las propiedades.
  • Existen dos opciones de conservación:

Esterilización

  • Quitamos los rabillos y las lavamos y escaldamos durante tres minutos en agua salada hirviendo. Después, las ponemos bajo el agua del grifo y las apretamos para sacarle el agua. 
  • Por último, las colocamos en un tarro de cristal y lo esterilizamos durante una hora ese mismo día, y otros 30 minutos al día siguiente. 
  • Este método hará que las espinacas aguanten un año en la despensa.

Congelación

  • Lavamos las hojas más grandes y tiernas después de quitarles el tallo. Escurrimos y escaldamos como en el método anterior. Las enfriamos rápidamente y las escurrimos. 
  • Finalmente, las meteremos al congelador con su correspondiente etiqueta. Cuando queramos cocinarlas podremos hacerlo directamente en la sartén.
  • Importante: el escaldado hace que se pierdan algunos nutrientes, pero si se congelan nada más cosecharlas tendrán muchas más propiedades que otras que tengamos en temperatura ambiente/frigorífico.


Propiedades

  • Es un alimento muy diurético gracias a su baja aportación calórica.
  • Limpia las vías digestivas por su alto contenido en fibra.
  • Son ricas en vitamina B9, muy beneficioso para mujeres embarazadas.
  • También lo son en vitamina E y C, poderosos antioxidantes.
  • Si se cuece con aceite, sirve para tratar quemaduras y herpes.
  • Contienen ácido oxálico, por ello no se recomienda a personas que padecen de cálculos renales o que sufren de problemas en la vesícula.

Otros artículos interesantes

Cultivo de la judía

miércoles, 19 de septiembre de 2012

La judía pertenece a la familia de las leguminosas. De cara al cultivo, existen dos tipos: las judías tiernas de mata baja, con tallos erectos que no necesitan de tutorado; y las de mata alta o enrame, que sí que requieren un tutorado....

¿Por qué se agrietan los tomates?

miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Cuántas veces hemos visto un tomate agrietado? En los supermercados, seguro que no. Sin embargo, si los cultivamos en casa, es posible que, nuestras primeras cosechas, hasta que les "cogemos el truco", aparezcan con estas brechas. No suponen...

El Huerto en Julio

miércoles, 1 de julio de 2015

Es verano, momento en que la luz y las buenas temperaturas aceleran el crecimiento de las plantas y la producción de frutos de nuestro huerto.En julio la producción de los huertos está en su apogeo y conviene estar atentos y realizar las cosechas...

El huerto urbano en mesas de cultivo y sustrato

lunes, 5 de septiembre de 2011

Cultivar en casa, en un espacio sin tierra (balcones, terrazas o patios), tiene algunas diferencias respecto al cultivo tradicional. La no disposición de suelo nos obliga al uso de recipientes, que alberguen nuestros cultivos, y de sustratos...

Descubre Nuestro Catálogo