Cargando...

Black Days. Ofertas ÚLTIMAS HORAS

Hoy Ofertas Flash en Jardín y Exterior

Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cómo plantar el esqueje de un rosal

Septiembre es el mejor momento para reproducir por esquejes. Si nos ponemos manos a la obra ahora, conseguiremos que echen las raíces antes del invierno, y garantizaremos su buen desarrollo. Hoy en Planeta Huerto te contamos cómo realizar la técnica del esqueje a partir de uno de nuestros rosales.

Preparación del esqueje

  • Es posible realizar esta técnica tanto en las variedades antiguas y contemporáneas de los rosales, como en los trepadores.
  • Entre agosto y principios de septiembre quitaremos de nuestro rosal los extremos de las ramas laterales que tengan bien formadas al menos tres hojas. Que no sean ni muy tiernos ni muy leñosos, y con un diámetro similar al de un lápiz (de 2 cm).
  • Ahora procederemos a realizar un corte perpendicular al tallo del esqueje, unos 10 cm por debajo de la última de la hoja que encontremos.
  • Nos quedaremos con tres o cuatro hojas que estén situadas en la parte alta de la rama. Lo que haya por debajo de éstas (espinas, flores y otras hojas que queden), lo cortaremos. De esta manera nuestro esqueje no se secará.
  • Para que agarre mejor es recomendable impregnar la base del esqueje con hormonas de enraizamiento mezcladas con agua.

Plantación

  • Llenaremos una maceta con un sustrato que contenga turba, como el universal de Planeta Huerto. Una recomendación es añadirle mantillo, ya que es un excelente enriquecedor del suelo.
  • Con un algodón haremos un agujero profundo en la maceta donde introduciremos el esqueje unos 12 cm.
  • Compactaremos el sustrato con el dedo y regamos ligeramente.
  • Colocaremos la maceta en el exterior, en un lugar sombreado.

Mantenimiento

  • La temperatura ideal a la que debe estar sometido es de 18-21 Cº.
  • Evitaremos que le dé el sol directo o el exceso de luz.
  • Regaremos con regularidad para mantener la humedad del sustrato. El purín de ortiga es beneficioso para el desarrollo de las raíces.
  • Si es necesario, cubriremos la maceta con un plástico transparente para protegerla del frío.

Consejos

  • Se recomienda cortar y plantar el mismo día, aunque puede conservarlos en papel de periódico húmedo varios días.
  • La longitud de los esquejes debe ser de 25 cm aproximadamente.
  • Una vez tengamos plantado el esqueje, no podremos tocarlo hasta el momento de la floración.
  • En invierno debe estar resguardado del frío.
  • Si hay más de un esqueje podremos trasplantarlos a macetas individuales cuando hayan echado raíces en abundancia.
  • Cuidado con la tijera de podar: asegúrate siempre que vayas a usarla de que esté afilada y limpia. Para ello puedes pasar las hojas por una llama de un encendedor, o frotarlas con un algodón empapado en alcohol. La mayoría de enfermedades del jardín ocurren por no llevar a cabo estas pequeñas tareas.

Otros artículos interesantes

Cultivo de la patata... la base de nuestra alimentación.

miércoles, 25 de julio de 2012

La patata es un tubérculo de la familia de las solanáceas. Es originaria de Sudamérica, pero actualmente es de las hortalizas más consumidas en el mundo, siendo la base de la alimentación de muchos países.Se adapta a casi todos los climas,...

Cómo cuidar nuestras plantas de jardín

viernes, 20 de mayo de 2016

Llega la primavera y con ella no sólo las ganas de pasar más tiempo en el exterior: Los amantes de las plantas sabemos que es el momento de poner a punto a aquellas que nos alegrarán la vista durante los próximos meses. Es curioso el...

10 consejos para cultivar con éxito tus árboles frutales

martes, 7 de noviembre de 2017

Una vez elegido el frutal más adecuado, nos vienen a la cabeza otras tantas cuestiones igual de importantes por lo que se refiere a su mantenimiento, cuestiones que pretendemos ayudarte a resolver en este artículo dándote útiles consejos sobre...

El huerto en febrero

lunes, 1 de febrero de 2016

Poco a poco los días se van haciendo más largos y los almendros ya despiertan de su letargo. Pero no nos confiemos, ya que en febrero son frecuentes los temporales de frío inesperados, por lo que debemos asegurarnos que estas últimas heladas...

Descubre Nuestro Catálogo