Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Compostaje vs. Vermicompostaje

Compostar consiste en transformar los restos orgánicos del huerto, jardín o de la cocina en compost, material rico en microorganismos y nutrientes que va a fertilizar el suelo donde se desarrollan nuestras plantas.

Se trata de un ejercicio de reciclaje de la materia orgánica que se puede realizar en el ámbito doméstico, reduciendo mucho nuestros residuos finales, ya que el 40% de la bolsa de basura de cualquier hogar suele ser orgánico.

Además es una actividad muy interesante desde el punto de vista educativo para nuestros hijos y una forma de cerrar el ciclo de la materia y la energía en nuestro huerto urbano. Por todo ello, recomendamos a los usuarios de huerto urbano, quizás a aquellos que ya tienen cierta experiencia, la realización de compost como una experiencia de sostenibilidad muy enriquecedora.

Si estamos decididos a compostar tenemos 2 opciones: el compostaje o el vermicompostaje (o incluso combinar ambas opciones).

¿Cuándo es más adecuado compostar?

  • Cuando generamos una gran cantidad de residuos; es el caso de casas con jardín o huerto en terreno. En estos casos vamos a producir tanto material seco, rico en Carbono (hojas y ramas) como material húmedo, rico en Nitrógeno (restos de poda, de la cocina, del césped etc…), en cantidades suficientes para llevar a cabo el compostaje.
  • Cuando disponemos de espacio suficiente.

Ofertas en compostadores:

¿Cuándo es más adecuado el vermicompostaje?

  • Cuando generamos menos residuos. Sobre todo en huertos urbanos de terraza o balcón, donde no se genera mucho resto de poda. En estos casos, realizaremos nuestro vermicompost a partir de restos de cocina fundamentalmente.
  • Cuando disponemos de poco espacio para realizar esta función.

Ofertas en vermicompostadores:

Finalmente, si disponemos de espacio, tiempo y queremos obtener un producto de la máxima calidad, nos podemos plantear incluso combinar ambos procesos. De esta forma, primero realizaríamos un proceso de compostaje de nuestros residuos y el compost resultante, lo utilizaríamos en el vermicompostador, consiguiendo una mayor estabilización de la materia orgánica, así como mejores propiedades fertilizantes.

En cualquier caso, el resultado será un compost doméstico que utilizaremos para fertilizar nuestro huerto, mejorando la vida microbiana del suelo, aportando los nutrientes que necesitan nuestros cultivos y cerrando el ciclo de materia y energía de nuestro huerto.

Otros artículos interesantes

Cultivo de la lombarda y el repollo

lunes, 10 de septiembre de 2012

La lombarda y el repollo son coles que pertenecen a la familia de las crucíferas. Se cultivan para el consumo de sus hojas: la lombarda tiene las hojas de color rojo violáceo intenso, con un cogollo duro y compacto; mientras que el...

Remedios para el Oídio

miércoles, 23 de mayo de 2012

El Oídio es una enfermedad causada por el hongo de ese mismo nombre. Se trata de un vello blanquecino que actúa sobre hojas y tallos en plantas débiles, situadas normalmente a la sombra y en zonas o épocas de mucha humedad ambiental. Como hemos...

Orugas más frecuentes del huerto y cómo combatirlas

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Las mariposas y polillas nocturnas, conocidas como lepidópteros, constituyen una amenaza para el huerto cuando se encuentran en forma de oruga. En esta etapa de su ciclo de desarrollo son grandes devoradoras de hojas, que pueden causar la...

Cómo cultivar colinabos en nuestro huerto

jueves, 3 de julio de 2014

El colinabo es una raíz de sabor dulce (y a veces con un toque picante), que viene de la familia de las crucíferas, mezcla de repollo y nabo. Se recomienda consumirlo a personas con problemas de cardiovasculares, por su bajo contenido en sodio...

Descubre Nuestro Catálogo