Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Estufas de gas

Ordenar productos
Nuestros Consejos

Por qué elegir estufas de gas

Estos son sistemas muy efectivos para calentar la casa o alguna de sus estancias en particular. En el mercado existen una gran variedad de modelos que te permitirán aportar esa pequeña cantidad de calor que necesitas para disfrutar de un ambiente confortable durante los días más fríos.

Las estufas de gas están diseñadas pensando en la seguridad y cuentan con sistemas que cortan el flujo de gas en caso de que la llama se apague. Gracias a esta medida, se evitan los riesgos de que se produzca una contaminación del aire. Estos dispositivos cuentan con una tecnología avanzada y muy eficaz, y de hecho, si estos no funcionan adecuadamente, la estufa tampoco lo hará.

Características de la estufa de gas

Los modelos son variados, pero todos ellos comparten algunas características similares entre ellos. Estas son las más relevantes:

  • Calientan por convección de aire: una forma de transferir calor entre espacios con diferentes temperaturas.
  • Ofrecen regulaciones térmicas similares a las de un calefactor: con el equipo indicado en el lugar correcto, obtendrás unos excelentes resultados.
  • Funcionamiento electrónico: trabajan mano a mano con los últimos avances tecnológicos para operar de forma cómoda y muy eficaz.
  • Excelentes diseños: si bien las prestaciones técnicas son esenciales, las visuales también son importantes, por eso cada día se mejoran más sus acabados y sus estilos.
  • Portabilidad: todos los modelos suelen incluir ruedas, las cuales les convierten en equipos fáciles de trasladar entre las diferentes estancias.

Ventajas de comprar una estufa de gas

Son una gran opción calefactora, gracias a que aportan grandes beneficios como:

  • Regulan la temperatura: permiten controlar la intensidad de calor que se genera en la zona donde has decidido ubicarlos, por lo que, la temperatura siempre podrá mantenerse a tu gusto y el ambiente siempre será confortable.
  • Evitan los cortes de electricidad: como su nombre lo indica, las estufas de gas funcionan con gas, por lo que no son equipos que dependan de la energía eléctrica. Esto las convierte en un interesante recurso en aquellas zonas donde suelen realizarse cortes eléctricos.
  • Son sencillas de utilizar y de mantener: no es un producto que requiera de minuciosas limpiezas ni extenuantes labores de mantenimiento. Además, se enciende de manera muy fácil y comienzan a calentar de inmediato.

Precauciones más importantes

Aunque las estufas de gas cuentan con grandes propiedades y con elementos de seguridad, es importante seguir unas pautas y evitar usos inadecuados. Estas son las precauciones que debes tener en cuenta:

  • No utilizarlas en los baños.
  • Es mejor apagarlas si vas a dormir.
  • No dejar las bombonas de reserva en sótanos y similares.
  • Lo idóneo es que exista una distancia considerable entre la estufa y los otros objetos de la casa, sobre todo si estos son inflamables, como por ejemplo, muebles de madera, sillas de plástico…
  • No las cubras con telas bajo ninguna circunstancia.
  • Mantenlas libre de polvo, ya que este les afecta bastante y reduce su rendimiento.

Además, para usarlas con toda seguridad, es mejor colocarlas en un lugar que esté bien ventilado y que tenga unas dimensiones mayores a los veinte metros cuadrados. Por lo tanto, no es recomendable situarlas en dormitorios o en espacios muy reducidos con poca ventilación.

Si tomas estas precauciones básicas, puedes estar totalmente tranquilo, ya que cuentan además con una serie sistemas de protección que detectan el nivel de CO2 en el ambiente. Si los niveles de este aumentan más allá del límite, la estufa de gas se apagará de forma automática.

producto(s) en carrito
Ir al carrito