Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cinco residuos de casa aprovechables en nuestro huerto

Se acabó tirar los restos de café, las cáscaras de huevo, los restos de comida, las ramas de poda y las cenizas de la barbacoa. Aunque cueste creerlo, pueden convertirse en grandes aliados para darle un pequeño empujón a nuestras plantas y su tierra. En la actualidad existen muchos productos de gran calidad para crear el ambiente perfecto en nuestro huerto, pero si, además, les añadimos estos "extras", los cultivos lo agradecerán.

Los posos de café

Aplicar una o dos cucharadas grandes de restos de café mezcladas con el sustrato aportará una dosis extra de nitrógeno, fósforo y potasio, además de estimular a las plantas para que enraícen más y mejor. Tened cuidado, porque, si la tierra ya es ácida, no debemos añadir demasiado, o empeoraremos el suelo. Otra ventaja es que los caracoles y las babosas, devoradores de brotes, plantones y hojas, no soportan su aroma, así que también los mantendrá a raya.

  • Apto para: especies que disfrutan la acidez, como rosales, azaleas, camelias, tomates, rábanos y zanahorias.
  • No apto para: suelos excesivamente ácidos. Sin embargo, puede ser un componente útil para retirar alcalinidad y aportar acidez a la tierra.

Las cáscaras de huevo

Una de las causas por las que las gallinas pueden picar sus propios huevos es por falta de calcio, lo cual demuestra hasta qué punto contienen tal mineral. En casa, podemos aprovechar las cáscaras, colocarlas en un trapo, cerrarlo y reducirlas a pedazos, para después distribuirlas alrededor de nuestras plantas. También mantendrá lejos a los caracoles y babosas, así que las plantas ganan en todos los sentidos.

  • Apto para: todo tipo de suelos, especialmente los que son pobres en calcio.
  • No apto para: suelos excesivamente calcáreos.

Los restos de poda

Si habéis cortado el césped o retirado algunos tallos de vuestro jardín o vuestros bonsáis con las máquinas habituales, tanto a lo grande como en detalle, el resultado puede ser aprovechado como acolchado para el huerto. Los beneficios son varios: por un lado, cubrir la zona alrededor de la planta con estos materiales la ayudará a mantener la humedad, estabilizar la temperatura y frenar el crecimiento de malas hierbas. Por otro lado, su descomposición progresiva no dejará de aportar nutrientes a la tierra.

  • Apto para: todo tipo de cultivos.
  • No apto para: brotes demasiado pequeños o recién trasplantados, porque podría obstaculizar el crecimiento.

Los restos orgánicos

Si tenemos una compostadora, podemos emplear no sólo todo lo anterior, sino también restos de verduras, frutas, pieles, yogures, papel de cocina y corcho para generar nuestro propio abono ecológico. En Planeta Huerto te explicamos cómo compostar en casa. Y, aunque a priori parezca lo contrario, el compostaje, bien hecho, no produce olores desagradables. El resultado es perfecto para todos los tipos de cultivo.

Las cenizas de la barbacoa

Después de disfrutar de una buena comilona hecha con nuestra barbacoa, ¡les toca a las plantas! Si hemos hecho fuego sólo con madera, sin emplear pastillas químicas o productos similares, las cenizas que sobran son una interesante fuente de potasio, calcio y fósforo.

  • Apto para: los tomates van a sacar un gran rendimiento de las cenizas. Si el suelo es demasiado ácido, las cenizas ayudarán a neutralizarlo.
  • No apto para: suelos excesivamente alcalinos, aunque se pueden añadir mezclado al compost, en baja proporción, para aprovechar los nutrientes.

Otros artículos interesantes

El Nendo Dango: cultivar con bolas de arcilla

martes, 24 de julio de 2012

Qué es el Nendo Dango Nendo Dango significa “bola de arcilla” en japonés, y se trata de una técnica de cultivo desarrollada por el japonés Masanobu Fukuoka, quién la inventó como método contra la desforestación. Uno de sus logros más...

¿Cómo monto un sistema de riego por goteo?

viernes, 8 de junio de 2012

Si estás concienciado de los problemas de escasez de agua y también con tus facturas y te interesa la optimización de los recursos que nos proporciona la naturaleza es probable que en algún momento hayas pensado en...

El tomate: un cultivo complejo

lunes, 29 de agosto de 2011

Quizás el cultivo del tomate, perteneciente a la familia de las solanáceas (pimiento, berenjena, patata) sea el más popular en el huerto urbano por ser de consumo habitual (20 kg por persona al año). Sin embargo, y contrario a lo que ocurre...

Descubre Nuestro Catálogo