Cargando...
Ir a sección

Cómo crecen las enredaderas

Las plantas trepadoras son aquellas que necesitan de un soporte para mantenerse erguidas, pues no lo hacen por sí mismas.

Las enredaderas crecen muy deprisa buscando la luz, por lo que habrá que ir podándolas si no queremos que sequen a otras plantas.

De forma general, existen cuatro tipos de plantas enredaderas, cada una con diferentes formas de fijación:

Plantas que se enroscan

Se fijan mediante tallos enroscados. Si no se podan, pueden acabar enredándose. Las plantas que se enroscan se cultivan mejor en postes, alambres o varasetos, aunque también lo pueden hacer alrededor de otras plantas, teniendo la precaución de que no lleguen a estrangularlas. Cuando hagamos una poda o limpieza, puede que sea costoso pues a menudo están muy unidas al soporte. Un ejemplo son las madreselvas.

Plantas que trepan

Éstas no cuentan con ningún método específico de agarre, simplemente apoyan sus ramas en el soporte o en otra planta. Por lo que es conveniente atarlas al soporte si les es difícil apoyarse. Son fáciles de quitar de muros o fachadas en el caso de que haya que realizar alguna labor de mantenimiento. Los rosales trepadores, son un ejemplo de este tipo de enredaderas.

Plantas con zarcillos

Los zarcillos son tallos u hojas modificados que se enroscan en torno al soporte o planta hospedadora. Estas plantas se sostienen bien en mallas metálicas, en varasetos, trípodes o en plantas, en el caso de que algún tallo sobresalga un poco, convendría atarlo. Un ejemplo son los guisantes.

La ventana entre la hiedra

Plantas que se agarran

 

Estas plantas están provistas de raíces aéreas modificadas que se agarran a superficies. Son muy útiles para cubrir muros, aun así, hay que podarlas con regularidad, pues pueden llegar a ser muy vigorosas. Cuando se eliminan, pueden dejar raíces muertas en el muro. La hiedra es un tipo de plantas enredaderas que se agarran.

enredadera

En Planeta Huerto tenemos la Capuchina trepadora, una colorida enredadera con la que podrás cubrir vallas, muros y jardineras. Además puedes sembrarla en otoño y en primavera!


Otros artículos interesantes

Ideas para regalar: Huertos urbanos ecológicos

viernes, 12 de diciembre de 2014

Regalar un huerto urbano es una apuesta segura: permite disfrutar del placer de sembrar y cultivar tus propias verduras y hortalizas, contemplar el proceso de germinado y desarrollo y, finalmente, recolectar y comer alimentos naturales y...

Sin sol no hay huerto

martes, 6 de septiembre de 2011

El único requisito imprescindible para poder tener un huerto en casa, es disponer de un espacio con suficiente luz directa. Las hortalizas al igual que todas las plantas necesitan la luz del sol para realizar la fotosíntesis y obtener la energía...

El huerto en noviembre

lunes, 2 de noviembre de 2015

En el mes de noviembre nos podemos tomar un respiro. El huerto permanece en una especie de letargo y los trabajos a realizar son básicamente de mantenimiento. Podemos aprovechar este mes para de hacer el plan de rotación para distribuir el...

Cultivo, recolección y conservación de hierbas aromáticas

viernes, 28 de septiembre de 2012

Cultivar hierbas en casa está a la orden del día. A pesar de que desde siempre se han usado por sus propiedades culinarias, aromáticas y terapéuticas, cada día son más las personas que se animan a coger hojas de albahaca de sus macetas para...

Descubre Nuestro Catálogo