Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cómo cultivar lentejas en nuestro huerto

La lenteja, o Lens culinaris, viene de la familia de las leguminosas. Es una fuente de hierro, proteínas, y fibra, por ello se recomienda para combatir la anemia, o durante el embarazo.

Existen diversas variedades de lenteja, pero la más conocida y la que más se consume es la lenteja pardina.

Cuando sembremos este cultivo, con el tiempo, nos encontraremos con una planta de porte fino y de flor blanca, que podrá medir hasta los 50-60 cm de altura.

Siembra

Hay que tener en cuenta que la lenteja es un cultivo de invierno, por este motivo se empieza a preparar el terreno en otoño para cultivar desde finales de esta estación hasta finales de invierno, siempre buscando la época de lluvias. El suelo más compatible con este cultivo es uno arenoso.

La temperatura óptima para su crecimiento está entre los 6 a 28. El suelo necesita un pH que oscile entre 5.5 a 9, que sea húmedo y que tenga mucha materia orgánica, rico en fósforo. Es aconsejable el uso de un abono orgánico para que el suelo sea esponjoso.

Las semillas se meten en un agujero de 2-3 cm de profundidad, si son pequeñas tiene que ser menos profundo, luego hay que regarlas evitando que haya burbujas entre ellas y el suelo. Para que la planta fije su propio nitrógeno y cree nudos fuertes pon a germinar las semillas un día antes de la siembra.

Riego

Este cultivo necesita buen drenaje. Aunque la lenteja sea tolerante de la sequía, debemos mantener el suelo húmedo.

Plagas y enfermedades

La lenteja es un cultivo resistente a las plagas, pero no es invencible. Éstas son las plagas más comunes:

  • Pulgón negro: se come la savia de la planta y es de color verde. Uno de los tratamientos para combatir el pulgón más efectivos es el jabón potásico combinado con el aceite de neem.
  • Gorgojos: sus dos especies (bruchus lentis y bruchus sinaticomis) hacen agujeros en el grano. Para prevenir que aparezcan aplicar insecticidas cuando las vainas empiecen a cuajar.
  • Hongos: hay tres tipos de hongos que pueden atacar al cultivo de la lenteja. El mejor tratamiento es la prevención. Uno de ellos es la cola de caballo.

Aunque la lenteja es resistente a las enfermedades, hay que evitar plantar en el mismo terreno como medida de prevención: soja, girasol, remolacha o patata.

Cosecha

Las lentejas se recogen a finales de primavera o en verano. Cuando el color de la lenteja sea entre amarillo tostado, se siega la planta (existe la opción de poner las vainas en una lona y pisarlas para quebrarlas). Después, sólo queda separar los granos y mantenerlos en un lugar seco y ventilado.

Semillas de lentejas en Planeta Huerto

Asociación de cultivos

Es importante saber sacar el mayor rendimiento a nuestro suelo y a nuestros cultivos, hay variedades que se benefician entre ellos, no compiten y dan facilidades para optimizar el espacio. Los asociados a las lentejas son:

Otras buenas combinaciones serían: Maíz, arroz, cereales, calabacines, pepinos, sandías, coles, repollos, coliflor, brócoli, nabos, perejil y comino.

Lentejas como germinado

Si quieres aprovechar al máximo todo lo que te aportar esta planta y durante todo el año, prepara brotes de lentejas germinadas: hidrata en agua las semillas durante 10 horas, llena de agua el germinador y coloca la rejilla, escurre las semillas y tápalo durante dos días. Deja crecer los brotes cinco días, córtalos y ya están listos para consumir. Si quieres conservarlos mételos a la nevera, aguantarán un máximo de diez días en ella. Se pueden consumir con limón y aguacate, en ensalada... A tu gusto.

Otros artículos interesantes

Cómo cultivar Chirivías en nuestro huerto.

viernes, 15 de noviembre de 2013

La chirivía o Pastinaca sativa, es una hortaliza de la misma familia que la zanahoria, pero de color crema, forma alargada y un poco irregular. Cultivada desde tiempos remotos en Europa y Asia, se está volviendo a poner de moda en Europa. Con un...

Cómo cultivar colinabos en nuestro huerto

jueves, 3 de julio de 2014

El colinabo es una raíz de sabor dulce (y a veces con un toque picante), que viene de la familia de las crucíferas, mezcla de repollo y nabo. Se recomienda consumirlo a personas con problemas de cardiovasculares, por su bajo contenido en sodio...

Cómo instalar un sistema de riego por goteo

lunes, 27 de junio de 2016

Uno de los momentos más gratificantes del huerto, en mi humilde opinión, es el del paseo que nos damos por él para regar: te permite descubrir nuevas flores y frutos, cambios en el desarrollo de las plantas, quizá un posible plaga......

5 condimentos para plantar en tu huerto

martes, 25 de septiembre de 2012

Un condimento es un ingrediente o una mezcla de éstos que se usa para aportar un sabor diferente a la comida. Hay gran variedad de condimentos y su elección para cocinar es muy subjetiva, pues a cada persona le gustan sabores...

Descubre Nuestro Catálogo