Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Ir a sección

Cómo escoger el programador de riego perfecto

Hay muchas razones para tener un programador de riego, como pueden ser la falta de tiempo, los horarios irregulares o que tenemos un huerto tan grande que necesitamos una pequeña ayuda. En cualquier caso, es una inversión que vale la pena, teniendo en cuenta el coste que supone y los beneficios que obtenemos.

Tipos de programadores

En Planeta Huerto te ofrecemos una gran cantidad de programadores de riego, pero hoy vamos a centrarnos en tres básicos: el sencillo, el estanco y el doble.

Programador sencillo

El modelo sencillo posee un funcionamiento muy simple: posee dos selectores, uno para la frecuencia (cada cuánto tiempo vamos a regar) y otro para la duración (cuánto tiempo va a durar cada riego). Es el programador ideal para pequeños huertos urbanos en casa o en la terraza.

Este programador, en concreto, es válido para el riego por gravedad, es decir, sin presión. Los otros modelos necesitan, como mínimo, la presión proporcionada por un grifo común.

Programador estanco/acorazado

El estanco, también llamado “acorazado”, es exactamente igual que el modelo sencillo, pero está especialmente adaptado para lugares de mucha lluvia y humedad. No es que el sencillo sea peor, ni mucho menos, sino que éste está mejor adaptado al uso en exterior en este tipo de climas.

Programador doble

El programador doble, o de dos vías, se configura igual que el modelo sencillo, pero posee dos salidas independientes, que pueden ser temporizadas por separado. Es la mejor opción para jardines grandes o para grupos de cultivo con necesidades de agua muy diferentes.

¿Qué hay que saber?

Todos estos modelos se programan de la misma forma y funcionan con pilas. Nuestra recomendación son las pilas recargables, que son mucho más respetuosas con el medio ambiente y se rentabilizan en poco tiempo.

Recomendamos usarlos con filtro y con agua a temperatura ambiental (ni muy fría, ni muy caliente)

La frecuencia de riego tiene que ser mayor que la duración: sería absurdo pedirle que riegue cada hora durante más de 60 min, ¿verdad?

¡A programar!

Configuración

Para configurar el programador, basta con colocar las pilas y girar el dial de “duración” a ON, para comprobar que funciona (escucharemos brevemente el ruido del motor). Después, sólo tenemos que seleccionar con los diales cuál es la duración y la frecuencia que queremos.

A partir de ahí, podemos añadirle (para riego por goteo, por ejemplo, que es el caso más habitual) el reductor de presión, el filtro y la salida hembra del diámetro adecuado a los tubos que tengamos, por ese orden, añadiendo antes cinta de fuoloropolímero, que garantiza, a largo plazo, una correcta fijación entre ellos.

Siempre que queramos, podemos encender y apagar el programador, pero luego tendremos que reprogramarlo. La mejor alternativa para ello es tener un grifo de dos salidas: una para el programador, y otra para cualquier otro uso.

La hora de riego

La hora de riego de referencia será siempre el momento en que lo programemos. ¿Y qué pasa si yo puedo programarlo a las diez de la mañana, pero no quiero que empiece hasta las doce?

La función “Delay” es útil cuando queremos posponer un riego unas horas (hasta un máximo de doce) sin modificar los programadores. La utilizaremos para ajustar la hora a la que deseamos que comience o para retrasar el riego un poco, bien sea porque ha llovido, porque está nublado…

Para resetear el “Delay” establecido, basta con sacar las pilas y volver a colocarlas. Os aconsejamos que siempre apuntéis los datos referentes a las programaciones: fecha, hora, frecuencia, “delay” y duración del riego, y así siempre los tendréis a mano.

En Planeta Huerto te ofrecemos una gran variedad de programadores, e incluso packs completos de riego por goteo o exudación, para que sea mucho más fácil montar tu propio sistema de riego.

Esperamos que estos consejos os hayan sido útiles. Ya no tenéis excusa para disponer de un maravilloso temporizador de riego que os ayude a cuidar de vuestras plantas.


Otros artículos interesantes

Cómo Plantar espinacas: Cultivar espinacas fácil

martes, 30 de agosto de 2011

Es interesante cultivar espinacas, esta hortaliza es de la familia de las quenopodiáceas (acelgas, remolacha), porque más allá del falso mito de su riqueza en hierro, sí que es cierto que es una de las verduras con mayor contenido en vitaminas y...

Cómo cultivar colinabos en nuestro huerto

jueves, 3 de julio de 2014

El colinabo es una raíz de sabor dulce (y a veces con un toque picante), que viene de la familia de las crucíferas, mezcla de repollo y nabo. Se recomienda consumirlo a personas con problemas de cardiovasculares, por su bajo contenido en sodio...

Riego por exudación: una solución alternativa

lunes, 11 de junio de 2012

El riego por exudación es un sistema de riego que aplica el agua de forma continua mediante un tubo poroso que exuda agua en toda su longitud y en la totalidad o parte de su superficie dependiendo del fabricante. El agua exudada a través de los...

Cómo escoger el programador de riego perfecto

martes, 3 de junio de 2014

Hay muchas razones para tener un programador de riego, como pueden ser la falta de tiempo, los horarios irregulares o que tenemos un huerto tan grande que necesitamos una pequeña ayuda. En cualquier caso, es una inversión que vale la pena,...

Descubre Nuestro Catálogo

producto(s) en carrito
Ir al carrito