Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Ir a sección

¿Cómo mejorar mi sustrato?

El suelo es el medio fundamental que va a determinar el éxito o no de nuestro cultivo. Además de ser su soporte, de él va a captar el agua, el oxígeno y las sustancias minerales que van a proporcionarle un adecuado crecimiento. A menudo, las condiciones del suelo no son las ideales y por ello debemos acudir a sustratos artificiales

Si además el cultivo lo realizamos en recipientes, habrá que vigilar mucho más las condiciones del medio. En este espacio las plantas tienen un crecimiento limitado de sus raíces y grandes necesidades de aire, nutrientes y agua. Por ello, sobre todo en estos casos, se eligen sustratos en vez de tierra mineral, que son capaces de en un espacio reducido mantener una cantidad suficiente de agua y aire, permitiendo un buen desarrollo en menor espacio. Además, al tener una densidad mucho más baja que la tierra (2 ó 3 veces menos), se reduce el peso que soportan las terrazas y se facilita el manejo.

Los sustratos artificiales se obtienen normalmente de la mezcla de varios productos, con ello se consigue aportar características óptimas de cada compuesto. Las propiedades que buscaremos en un sustrato serán:

  • Ligereza, la densidad aparente debe ser baja, así las raíces penetran más fácilmente por el mismo
  • Porosidad, que permitan la aireación y retengan el agua.
  • pH alrededor de 6,5 que es el punto de máxima disponibilidad de nutrientes.
  • Esterilidad, siendo un sustrato libre de organismos patógenos para las plantas
  • Buena capacidad de intercambio catiónico, medida que nos indica la capacidad de un suelo para captar y liberar iones de los nutrientes (nitrógeno, potasio, fosfatos, hierro,…), por lo que esta característica influye mucho en la fertilidad del mismo.
  • Capacidad de retención de nutrientes.
  • Retener el agua, sin poner en peligro la aireación.

Elegir sustrato

A la hora de elegir el sustrato más idóneo para los cultivos en recipientes existen varias opciones:

Fibra de coco y humus

Pero en cualquier caso estos sustratos se pueden mejorar añadiendo otros materiales. En especial, vamos a recomendar la perlita y vermiculita, que cumplen las características que se han comentado y son ideales para cultivos en macetas.

  

Vermiculita: Retención de nutrientes

La vermiculita es un mineral que proviene de la arcilla sometida a temperaturas superiores a 1.000ºC.  Es este rápido proceso térmico el que provoca la expansión del material y le confiere una estructura laminar característica, con baja densidad aparente y elevada porosidad

Su elevada capacidad de intercambio catiónico permite que los elementos fertilizantes queden retenidos en el sustrato y puedan ser liberados en función de las necesidades de la planta. Proporciona una alta capacidad de retención de agua, de aireación e incrementa la capacidad de retención de nutrientes.

Será ideal para diversos usos como cultivos hidropónicos, esquejes, germinador de semillas, plantas de interior y ornamentales, trasplantes, reparador de suelos, protección de la planta ante factores climáticos, preparación de pastos y protección de bulbos y raíces.

Características: 

  • Gran retención de nutrientes.
  • Favorece la aireación y absorción de agua.
  • Muy ligero. Pesa entre 60 y 140 kg por metro cúbico.
  • Libre de plagas y enfermedades.
  • Presenta un pH nuetro (7,2)

Perlita: Aireación y retención de agua

La perlita es un mineral natural de origen volcánico. Aunque proviene de un mineral diferente que la vermiculita, se obtiene de forma similar, ya que se provoca también la expansión a elevadas temperaturas, consiguiendo así su textura porosa y liviana gracias al agua que retiene su estructura cristalina.

Se presenta como bolitas blancas que tienen la capacidad de retener agua y conservar una alta porosidad. Mezclada con el sustrato, aporta ligereza y aireación. Es muy resistente a la erosión.

Entre otros muchos usos, en especial será ideal para germinado de semillas y esquejes. También para cultivos hidropónicos y en general como sustrato de cultivo para todo tipo de plantas.

Características:

  • Favorece la aireación y absorbe el agua.
  • Muy ligera, unos 125 kg por metro cúbico
  • pH neutro.
  • Reduce la temperatura del sustrato
  • Libre de patógenos que puedan dañar la planta.
  • No tóxico, inodoro e insípido.

 

¿Has utilizado la perlita o vermiculita para mejorar las propiedades de tu cultivo? ¿Has notado una rápida mejoría?


Otros artículos interesantes

Espinaca: un cultivo nutritivo

martes, 30 de agosto de 2011

Es interesante cultivar en casa esta hortaliza, de la familia de las quenopodiáceas (acelgas, remolacha), porque más allá del falso mito de su riqueza en hierro, sí que es cierto que es una de las verduras con mayor...

Cultivo del brócoli

martes, 21 de agosto de 2012

El brécol, bróculi o brócoli, es una planta de la familia de las crucíferas, como la coliflor o las coles. De esta planta comemos las cabezas florales compactas de un color verde intenso que crecen sobre un tallo, también comestible.Está...

El huerto en junio

lunes, 1 de junio de 2015

Ya está aquí el verano y con él nuestro huerto está rebosante de actividad, pero también llegan la alta humedad del ambiente, las altas temperaturas y las escasísimas lluvias, por lo que nuestra atención debe centrarse en el control del riego...

Cómo cosechar y conservar las espinacas

lunes, 8 de septiembre de 2014

Si hemos sembrado nuestras espinacas en verano, es hora de empezar a recogerlas (tenemos desde octubre hasta diciembre para hacerlo). Si las hubiéramos sembrado durante la en primavera, las recogeríamos en mayo y junio. Cosecha Cuando la...

Descubre Nuestro Catálogo

producto(s) en carrito
Ir al carrito