Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

Cultivo de la lombarda y el repollo

La lombarda y el repollo son coles que pertenecen a la familia de las crucíferas. Se cultivan para el consumo de sus hojas: la lombarda tiene las hojas de color rojo violáceo intenso, con un cogollo duro y compacto; mientras que el repollo es de un color verde intenso y el cogollo es un poco menos compacto.

Requerimientos:

Clima: pueden cultivarse en casi todos los climas, se adaptan bastante bien; de hecho algunas variedades pueden aguantar hasta -10ºC. También pueden cultivarse cerca del mar, pues la brisa marina cargada de sal no les perjudica.

Riego: necesitan una humedad regular, pues debido a la anchura de sus hojas, se evapora más agua. Es importante que no se produzcan encharcamientos, pues podrían provocar asfixia en las raíces y podredumbres.

Nutrientes: son plantas muy exigentes, por lo que se requiere un buen abonado de fondo con estiércol o compost ya descompuesto.

Sustrato: las coles se adaptan bien a casi todo tipo de suelos, aunque los prefieren de consistencia media, profundos y ricos en humus. La salobridad del suelo no perjudica el desarrollo, incluso puede mejorar su calidad y sabor, o darles un color más intenso. 

cabbages

Cómo cultivarlos:

Las semillas se entierran a una profundidad de entre 0.5 y 1cm y se pueden sembrar en el suelo o en semillero, cubriéndolas después con una capa de tierra y compost muy fermentados.

El trasplante definitivo se realiza a los 40 o 50 días de la siembra. La densidad de plantación varía en función de la variedad, aunque por regla general se plantan con un marco de 50x50cm. Al realizar el trasplante, cubriremos la plantita hasta la base de las hojas, llevando cuidado de no cubrir el brote central, pues es muy frágil.

El recalce con tierra en la base del tallo ayudará a sostener el enorme peso que soporta la planta cuando se desarrolla el repollo.

COL LOMBARDA "CABEZA DE NEGRO"

Repollos y lombardas en función de la estación:

-De primavera: se siembran en otoño y se cosechan en primavera. La siembra se realiza en semillero al aire libre desde mediados de agosto hasta septiembre y se realiza el trasplante  al lugar definitivo desde mitad de octubre hasta mediados de noviembre. También podemos sembrar en semilleros protegidos en enero-febrero, trasplantar por marzo y cosechar desde finales de mayo hasta principios de julio.

- De verano-otoño: se siembran desde enero hasta marzo en semillero protegido y desde marzo a mayo en semillero al aire libre; cosechando desde julio hasta diciembre.

-De invierno: se siembran de mayo a junio, buscando que el cogollo esté bien formado para la llegada del frío y así poder resistir y poder abastecer de coles hasta marzo.

COL LOMBARDA HORTICASA

Plagas y enfermedades:

    • Hernia de la col: es una enfermedad que provoca nudosidades en la raíces y en el tallo, por lo que las hojas se marchitan y las plantas a menudo acaban por morir. Para prevenir, realizaremos rotaciones bien espaciadas y evitaremos el uso de estiércoles frescos.
    • Mariposa de la col: es una mariposa blanca de puntos negros que pone huevos de color amarillo bajo las hojas de las coles; las larvas, que son de color verdoso y algo peludas, van royendo las hojas hasta dejar tan sólo sus nervios centrales. Podemos prevenirla buscando los huevos en el envés de las hojas y destruyéndolos con los dedos o recoger manualmente las orugas.Si la plaga es considerables, podemos recurrir al Bacillus thuringiensis.
    •  Pulgón: succionan la savia de las hojas, dando lugar a unas manchas amarillentas que terminan deformándolas. La planta se marchita y pierde mucha calidad. Para no tener problemas con el pulgón, controlaremos los aportes nitrogenados.
    • Babosas y caracoles: aunque no suponen un serio problema, se pueden comer las hojas de la col, accediendo a las hojas más externas y duras que normalmente no consumimos. Para evitarlos, aprovecharemos los días de lluvia para recogerlos y colocaremos tejas alrededor del cultivo para que se refugien ahí y luego sea más fácil su recolección.

cabbage white butterfly

Asociaciones:

La lombarda y el repollo se asocian bien con las remolachas, judías, lechugas, guisantes, patatas, pepinos, tomates y muchas más. Además, hay algunas plantas aromáticas, como la menta, la melisa, el romero o el tomillo que alejan los parásitos de las coles. No se llevan bien con las fresas y con las habas.

En cuanto a las rotaciones, las realizaremos cada tres o cuatro años.

En Planeta Huerto:

Otros artículos interesantes

Las habas: un cultivo mejorante

martes, 30 de agosto de 2011

Tras cultivar hortalizas voraces, consumidoras de nutrientes, el suelo o sustrato agradece que el siguiente cultivo en la rotación sea un cultivo capaz de devolverle su riqueza en nutrientes, como es el caso de las habas y el resto leguminosas...

El Huerto en Agosto

sábado, 1 de agosto de 2015

Durante el mes de Agosto tendremos bastante trabajo en nuestro huerto, pues es tiempo de cosechar todos los frutos tras el trabajo realizado anteriormente.El principio del mes suele ser bastante sofocante, mientras que ya a partir de mediados, puede...

Cómo tratar plagas y enfermedades

martes, 6 de septiembre de 2011

Un huerto urbano en casa sólo tiene sentido si lo desarrollamos de una forma ecológica. Como se ha mencionado en otros artículos, los objetivos fundamentales de este tipo de huertos deben ser la puesta en práctica de una experiencia de...

El vermicompostaje doméstico

martes, 6 de septiembre de 2011

En el artículo sobre compostaje doméstico, comentábamos porqué es interesante compostar nuestros residuos orgánicos del huerto y de la cocina. Sin embargo muchas veces no disponemos de las condiciones adecuadas para realizar el clásico...

Descubre Nuestro Catálogo