Frutas veraniegas por excelencia. Ambas son de la misma familia, las cucurbitáceas, y siguen unos patrones de cultivo bastante similares.

Es curioso que sean frutas con un alto contenido en agua (cerca del 90%), pero que sus necesidades hídricas (riego) sean escasas. De hecho, el melón se ha llegado a cultivar como cultivo de secano.

Requerimientos del melón y la sandía:

Riego: las necesidades hídricas son escasas. Conviene regarlos por goteo y al regar tiene que evitarse que se mojen las hojas, pues se pudren con facilidad.

Nutrientes: no son muy exigentes, pero se recomienda poner un par de paladas de compost muy maduro y bien descompuesto en cada hoyo donde sembremos las semillas o hagamos el trasplante.

Sustrato: Buscaremos realizar la plantación en zonas soleadas y en tierras francas, mullidas y bien abonadas. Son exigentes en cuanto a drenaje, pues los encharcamientos pueden causar asfixia radicular y podredumbres en frutos.

Cultivo del melón y la sandía:

Si la siembra es en semillero conviene que sea en macetas o recipientes grandes para facilitar el trasplante sin dañar las raíces.

Para la siembra en tierra se mezcla la tierra con compost muy descompuesto. Después de alisar la tierra se siembran 4 o 5 semillas por hoyo a una profundidad de 1-2cm y cuando hayan brotado las primeras plantas, arrancaremos las más débiles y dejaremos sólo la planta más sana y vigorosa. En el caso de la sandía, el marco de plantación será más espaciado (1m x 1m), dado su gran porte.

Cuándo hacer la cosecha:

Reconocer el momento óptimo para realizar la cosecha varía en función de la variedad cultivada. En general realizaremos la cosecha al detectar que se seca la hojita pegada al fruto o también cuando el pedúnculo empieza a separarse.

Asociaciones más favorables:

Los melones se asocian bien con el maíz y con las acelgas, pero no combina bien con el pepino.

Plagas:

  • Pulgones y trips, si aparecen trataremos la planta con jabón potásico y en casos extremos usaremos insecticidas naturales como el neem.
  • Oídios; para ello procuraremos no mojar las hojas y quizás necesite un tratamiento con cola de caballo o suero de leche.

Variedades de melón:

Existen diferentes tipos y variedades de melón según las características del mismo. Puede ser amarillo, verde o combinado; por fuera, redondo o alargado y la pulpa puede ser de color variable.

Variedades de sandía:

Hay varias variedades, en función del color de la piel, la textura y el sabor.

Si quieres ver todas nuestras semillas puedes aquí te dejamos nuestra selección de semillas de sandía.

Fuentes consultadas

I.S.B.N.: 84-341-0279-X - Depósito legal: M. 2.568-1982 (11.000 ejemplares) Neografis, S. L. - Santiago Estévez, 8- Madrid-19 Enlace aquí

Infoagro. El cultivo del melón Consulta aquí