Cargando...
Ir a sección

El cactus, siembra y cuidados

El cactus pertenece a la familia de las plantas suculentas y, en gran mayoría, espinosas. Este tipo de plantas se caracterizan por acumular agua en sus tallos, hojas o raíces, cosa que les permite aguantar períodos de sequía.




Siembra

La siembra del cactus se puede realizar durante todo el año, pero es una actividad que requiere paciencia, puesto que para que una semilla se convierta en una planta adulta tienen que transcurrir unos seis meses. El éxito de esta tarea depende de varios factores como la semilla, la tierra y los cuidados que se le brinden. Por ello, a continuación os vamos a dar unas pautas para que vuestra siembra sea todo un éxito.

Si no queremos complicarnos, podemos optar por sembrar nuestras semillas de cactus en un sustrato especial para cactus, cuya composición de turba y arenas está pensada para la absoluta mayoría de crasas, puesto que facilita un drenaje adecuado.

Cuidados

  • No hay ninguna planta que pueda vivir sin nada de agua y, aunque, las crasas se han adaptado a prescindir de ella, debemos suministrársela una o dos veces al mes.
  • En primavera y verano o periodos de floración, deben regarse como cualquier otra planta, es decir, cuando la superficie de la tierra aparezca seca.
  • Son plantas que no precisan ser abonadas en periodos de inactividad. Sin embargo, en los meses de verano, la adicción ocasional de fertilizante contribuirá a estimular la floración.
  • Durante el invierno no deben estar en habitaciones muy caldeadas, puesto que unas temperaturas de en torno a 20ºC evitarían que se produjera el reposo invernal, que es imprescindible para estas plantas. 
  • La mayoría de los cactus no soportan temperaturas por debajo de los 7ºC. Es por ello que el frío y la humedad no deben de estar presentes en el suelo o en el ambiente que los rodea.

Los cactus y las crasas pueden multiplicarse de distintas maneras. A continuación os vamos a explicar algunas de ellas:

Propagación por esqueje

La mejor época para efectuar los esquejes va desde primavera hasta principios de verano, ya que es una época en la que la planta recupera su vitalidad y el esqueje enraíza con facilidad. Además, la planta madre produce nuevos brotes y sigue creciendo.

Procedimiento

  • 1. Cortamos de la planta madre (ya desarrollada) los esquejes con un cuchillo perfectamente afilado y desinfectado con alcohol.
  • 2. Recubrimos la herida con ceniza, canela en polvo o la espolvoreamos con un fungicida con efecto antibotritis. 
  • 3. Antes de plantar el esqueje, es fundamental dejar secar totalmente la herida. Mientras tanto, guardamos los esquejes en un lugar a la sombra, en posición horizontal como mínimo 7 días.
  • 4. Impregnamos la base del esqueje con polvos de hormonas de enraizamiento con el fin de estimular la salida de raíces.
  • 5. Preparamos macetas o bandejas con agujeros de drenaje grandes. A continuación, ponemos una capa de grava en el fondo y las rellenamos con un sustrato muy esponjoso y aireado.
  • 6. Realizamos un pequeño agujero para meter los esquejes. Es importante no clavarlos nunca directamente, ya que los granos de arena arañan la piel de la planta.
  • 7. Lo ponemos en un lugar luminoso, cálido y sin sol directo. Durante los 15 primeros días nebulizamos agua sobre él.
  • 8. En unas 4 semanas aproximadamente el esqueje habrá enraizado y ya se podrá trasplantar a macetas individuales.

Propagación por hijuelos

A muchos cactus y crasas le salen hijuelos en la base (brote que nace a partir de un bulbo, rizoma o raíz), por lo que es un método ideal para la propagación de estas plantas. La mejor época para realizar esta técnica es en primavera y principios de verano.

Procedimiento

  • 1. Separamos los hijuelos de la planta madre haciendo palanca y ayudándonos con un palito para que se desprendan con parte de sus raíces.
  • 2. En las zonas de la herida del hijuelo y de la planta madre, se puede poner un poco de canela en polvo o un fungicida para evitar hongos.
  • 3. Dejamos que se seque la zona durante una semana y los plantamos en pequeñas macetas individuales.

Propagación por división de mata

Es otro método válido para ciertos cactus y crasas que forman una mata.

Procedimiento

  • 1. Separamos la mata que contenga números vástagos, llevando tierra y raíces en cada porción.
  • 2. Plantamos cada trozo en macetas individuales.

Propagación por semillas

En este caso, debemos tener en cuenta que la época adecuada es aquella en la que el cactus da fruto. Después hay que desmenuzar la fruta para sacar la semilla y dejar que ésta se seque al sol.

A continuación seguimos los mismos pasos que hemos mencionado en el apartado “siembra”.

Otros artículos interesantes

Siembra directa e indirecta: optimiza tu huerto

martes, 29 de julio de 2014

Según lo que queramos plantar, podremos utilizar una o varias técnicas para sembrar nuestras semillas. Para elegir eficazmente una de ellas, tendremos en cuenta el terreno que tengamos disponible y el tamaño de la...

Consejos para la poda de árboles en el jardín y huerto

jueves, 18 de enero de 2018

La poda es una de las tareas que se suele olvidar, y sólo nos planteamos si es necesaria cuando el árbol se encuentra en problemas. Sin embargo, si se hace de manera constante y no abandonamos nuestros árboles a su suerte no tiene por qué...

Hongos: prevención y tratamiento

lunes, 3 de junio de 2013

Con la llegada del verano aumentan las probabilidades de que nuestro huerto sea atacado por hongos que acaben con los cultivos o gran parte de ellos. Los hongos tienden a aparecer cuando hay mucha humedad, poca ventilación o un calor...

Todo lo que necesitas saber sobre sustratos para tu huerto y jardín

viernes, 6 de junio de 2014

El sustrato, el equivalente al suelo en el campo, es la casa, la escuela y el lugar de trabajo de las plantas, y por tanto, en base a su calidad, nuestros cultivos se desarrollarán mejor o peor.  ¿Sabías que hay muchas opciones? Ahora te ...

Descubre Nuestro Catálogo