Cargando...
Volver
  • Tu carrito 0 productos
  • Total productos 0,00 €
  • Gastos de envío 0,00 €
  • Total 0,00 €
Ir a sección

El Huerto en Julio

Es verano, momento en que la luz y las buenas temperaturas aceleran el crecimiento de las plantas y la producción de frutos de nuestro huerto.

En julio la producción de los huertos está en su apogeo y conviene estar atentos y realizar las cosechas en el momento justo. Cada 2 o 3 días daremos un repaso a las tomateras, pimientos, judías y demás plantas que tengamos para recoger los frutos.

Carpas Solares

Para un mayor engrose de los frutos, podemos realizar una poda de las tomateras, pepinos, melones, sandías, calabacines, berenjenas y pimientos.

El verano también es época en la que muchas plantas terminan su ciclo productivo, como las coliflores, habas, guisantes o alcachofas y muchas otras, como la acelga, la lechuga o las espinacas, tienden a montar en flor, por lo que estaremos atentos a cosecharlas al primer síntoma de espigado. Si nos hemos descuidado y espigan, las arrancaremos y usaremos para compost.

Pimientos 1

Es un mes de mucho calor y con más horas de luz, por lo que si cuando colocamos los bancales pusimos acolchados, es momento de revisarlos para evitar que aparezcan hierbas invasoras que compitan por el agua y para que la intensa radiación solar del verano no perjudique nuestro cultivo.

El control del riego sigue siendo prioritario. Conviene regar regularmente como mínimo cada dos o tres días. Intentaremos no regar durante el día por sistemas de aspersión o cualquier otro método que moje las plantas. En cambio, los sistemas por goteo son útiles para atemperar la tierra y evitar que se recaliente demasiado. Encontrarás más información sobre riego en verano en el artículo de la revista Huerto en junio.

¿Qué sembramos?

El principio del verano no es la mejor época para sembrar en zonas calidas, es bueno esperarse al final de la estación. Aún así, si quieres comenzar a sembrar te aconsejamos que empieces con la zanahoria, la rúcula, los rabanitos, canónigos, la escarola, el puerro o las espinacas.

Además. si nos encontramos en zonas más frías, podemos adelantar la siembra de cultivos como la coliflor, las coles de bruselas o el brócoli.

¿Qué cosechamos?

Acelgas, apios, berenjenas, berros, calabacines, chirivías, escarolas, garbanzos, hinojos, judías, lechugas, maíz, nabos, pepinos, pimientos, puerros, rábanos, remolacha roja, tomates y zanahorias. Si nos encontramos en lugares fríos y húmedos, podremos cosechar alcachofas, espinacas, guisantes o habas.

Judias verdes

Si hemos realizado correctamente todas las labores del huerto, puede que ahora nos encontremos con el problema de ¿qué hacer con tanto tomate, pimiento o judías? Lo mejor será regalarlos a familiares y amigos, de esta forma, también les animáis a empezar a planificar un huerto. Otra opción, es empezar a procesarlos para disfrutarlos más adelante. Se pueden guardar en conserva o deshidratarlos, si son coles o zanahorias, se pueden conservar como chucrut e incluso podemos congelar judías tiernas o maíz dulce.

Otros artículos interesantes

Historia y evolución de los huertos urbanos

martes, 31 de julio de 2012

Un huerto es un lugar donde cultivamos hortalizas, verduras, legumbres o incluso árboles frutales para obtener un beneficio. Pero, ¿Cuál es ese beneficio?  El objetivo básico de tener un huerto siempre ha sido...

Como cultivar nabo de grelos en tu huerto

lunes, 18 de noviembre de 2013

El nabo de grelos o Brassica rapa L. es de la familia de las crucíferas, famosa por el plato lacón con grelos que es un plato típico gallego. Debemos distinguir entre nabo nabiza y grelo. El primero es la raíz, el segundo las hojas tiernas...

Condiciones de la tierra de cultivo

lunes, 13 de agosto de 2012

Si tenemos pensado empezar a cultivar en la tierra o suelo (no en una maceta o recipiente), uno de los condicionantes más importantes es el tipo de suelo del que dispongamos.   La relevancia del suelo a la hora de cultivar se debe a...

El huerto urbano en mesas de cultivo y sustrato

lunes, 5 de septiembre de 2011

Cultivar en casa, en un espacio sin tierra (balcones, terrazas o patios), tiene algunas diferencias respecto al cultivo tradicional. La no disposición de suelo nos obliga al uso de recipientes, que alberguen nuestros cultivos, y de sustratos...

Descubre Nuestro Catálogo