Cargando...
Cupones supermercado eco ⟶
Descuento de 5€ o 10€ en compras de supermercado
Pedido mínimo de 69 €
Pedido mínimo de 99 €
Planeta Huerto
Mi carrito
Ir a sección

La poda de la tomatera

Para aprender a podar los tomates, primero debemos tener claro cómo se desarrolla esta planta. Lo hace de la siguiente forma:

La planta brota de la tierra y a la “punta” de la planta le llamamos brote de crecimiento o guía principal. Al crecer este brote va conformando la rama principal de la planta. De esta rama brotan las hojas. Entre cada hoja y la rama principal van apareciendo nuevos brotes, que si se dejan crecer se van convirtiendo en ramas de la misma importancia que la rama principal.

tomatoes

De estas ramas que podemos llamar secundarias, nacen hojas, y entre cada hoja y la rama vuelven a brotar nuevas ramas… y así sucesivamente. De tal manera que, si no hacemos nada la tomatera se hace una planta de desarrollo “piramidal”. Es decir de la rama principal nacen otras ramas idénticas a ella y de estas otras y así sucesivamente hasta que la planta cese en su crecimiento.

Es fácil comprender que toda la energía que la planta puede generar se empleará en su desarrollo. No queda energía para el fruto. Tendremos una planta muy tupida con frutos muy poco desarrollados.

Para evitar esto y conseguir frutos de tamaño adecuado debemos controlar la frondosidad de la planta, eliminando parte de sus ramas. Y lo debemos hacer antes de que estas ramas se desarrollen. Procederemos de la siguiente manera:

Observamos el crecimiento de la planta. Cuando vemos que aparecen brotes secundarios entre las primeras hojas y el tallo principal, los eliminamos de forma cuidadosa sin hacer daño al tallo principal. Lo mejor es hacerlo cuando el brote tiene menos de 5 centímetros y con las uñas.

  • Cuando la planta tiene cuatro o cinco hojas dejamos crecer un brote. Así tenemos la planta con dos guías de crecimiento.
  • Unas hojas más hacia arriba de la rama principal “podemos” dejar crecer un segundo brote. De esta forma tenemos una planta con tres guías de crecimiento. Lo más habitual es que la planta tenga 2-3 ramas, no más.
  • Sólo nos queda observar de forma frecuente las plantas e ir eliminando el resto de brotes que vayan naciendo en cada una de las ramas.


Otros artículos interesantes

El Minador de los Cítricos

lunes, 30 de septiembre de 2013

El Minador de los cítricos, Phyllocnistis citrella, es un insecto lepidóptero originario del sudeste asiático que en su fase larvaria parasita a cualquier cítrico, sin tener preferencia por una clase concreta. ...

Compostaje vs. Vermicompostaje

lunes, 5 de septiembre de 2011

Compostar consiste en transformar los restos orgánicos del huerto, jardín o de la cocina en compost, material rico en microorganismos y nutrientes que va a fertilizar el suelo donde se desarrollan nuestras plantas.Se trata de un ejercicio de...

Cultivar de acuerdo con la Luna

martes, 30 de octubre de 2012

La Luna y sus cambios de forma y de lugar nos resultan bien familiares. Aunque no se ha podido demostrar científicamente su efecto sobre los cultivos, los jardineros y horticultores de antaño habían observado sus influencias positivas o negativas...

¿Qué planto en mi jardín vertical?

viernes, 31 de agosto de 2012

Si estás leyendo este artículo quiere decir que has tomado una buena decisión. Los jardines verticales son una idea estupenda de decoración y aprovechamiento de espacio al mismo tiempo que plantamos plantas. Pero,...

Descubre Nuestro Catálogo

  • Pago Seguro
  • Visa
  • MasterCard
  • Paypal
producto(s) en carrito
Ir al carrito