Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 € y 60 días de devolución

Ir a sección

¿Qué son las tillandsias y cómo cuidarlas?

Las Tillandsias, también conocidas como “Claveles del aire” o “Plantas del aire” son un género de plantas epifitas que pertenecen a la familia de las Bromeliáceas y están presentes en los más diversos hábitats, desde los desiertos hasta las selvas tropicales. La mayoría de especies de Tillandsia es epifita, es decir, en la naturaleza vive sobre árboles u otras plantas, pero sin alimentarse a las expensas de ésta, sino que las usan únicamente como soporte físico en busca de luz. Por lo cual, las tillandsias no son parásitas.

Los claveles del aire tienen la capacidad de absorber agua y nutrientes directamente del aire, eso es posible gracias a sus numerosos tricomas. Los tricomas foliares de las plantas del aire son estructuras anatómicas en formato de escamas que recubren la superficie de la planta y son más o menos perceptibles conforme la especie. Son los tricomas que dan a las tillandsias su aspecto de “pelillos”, cuanto más tricomas una tillandsia tiene en su superficie, más evidente será el tono gris/blanco, por otro lado, las especies lisas o con menos tricomas tienen tonos verdes predominantes.

¿Cómo cuidar de una Tillandsia?

Gracias a sus características inherentes, las tillandsias son plantas que requieren pocos cuidados y su cultivo es extremadamente sencillo.

Luz

Como toda y cualquier planta, los claveles del aire necesitan luz para vivir y hacer la fotosíntesis. Hay tillandsias aptas para las más distintas condiciones de luz, desde el sol pleno hasta la sombra, pero a la gran mayoría es adaptada a condiciones de semi sombra.

Un consejo para ubicar nuestro clavel del aire en su condición de luz más adecuada es observar su cantidad de tricomas, pues además de la función de absorción, los tricomas también las protegen del sol. Por lo cual, cuanto más blanca/gris (con muchos tricomas) es la tillandsia, más resistente al sol pleno será. A la inversa también es verdad, tillandsias de tonos verde oscuro, lisas y con pocos tricomas son más adaptadas a poca luz y ambientes de sombra.

Temperatura

Por regla general soportan un amplio rango de temperaturas, desde el calor extremo hasta el frío intenso, sin embargo, las temperaturas óptimas de crecimiento rondan de los 18ºC hasta los 32ºC y por los debajo de los 5ºC no hay crecimiento.

Sustrato

Las tillandsias no necesitan sustrato, pudiéndose colgar en alambres, madera, troncos, soportes decorativos, piedras. Una vez colgadas o montadas sobre una superficie, las plantas del aire pueden echar pequeñas raíces que ayudan en su fijación a la superficie.

Riego

Hay dos formas para regar las tillandsias, la pulverización o la inmersión. Si optamos por pulverizar nuestras plantas del aire, podemos hacerlo hasta que las gotas empapen completamente la planta. La frecuencia del riego será de 1-2 veces a la semana para tillandsias de interior o 2-3 veces a la semana para las de exterior.

Por otro lado, si optamos por riego por inmersión, se debe sumergir la planta en agua durante 15-20 minutos, sacarlas, dejar escurrir el exceso de agua y volver a ubicarlas en su local habitual. La frecuencia será de 1 vez a la semana para plantas de interior y hasta 2 veces a la semana para las de exterior.

Después del riego es importante que exista una buena circulación de aire, pues las tillandsias requieren movimientos de aire para secarse, especialmente en invierno.

¡Consejo! Usar agua blanda, de baja mineralización, agua de lluvia o de ósmosis.

Fertilización

Cada 15-20 días con fertilizante líquido mezclado en agua de riego. Podemos usar fertilizantes específicos para tillandsias o usar fertilizantes para orquídeas reduciendo la dosis por la mitad.

Para más informaciones podéis enviarnos consulta a través de nuestro Centro de Soporte.

En Planeta Huerto disponemos de una amplia gama de Tillandsias y todos los productos necesarios para su cuidado.


Otros artículos interesantes

Cómo cultivar colinabos en nuestro huerto

jueves, 3 de julio de 2014

El colinabo es una raíz de sabor dulce (y a veces con un toque picante), que viene de la familia de las crucíferas, mezcla de repollo y nabo. Se recomienda consumirlo a personas con problemas de cardiovasculares, por su bajo contenido en sodio...

Consejos para tu huerto urbano Compo

lunes, 16 de abril de 2018

Si te pica la curiosidad por tener en casa un pequeño huerto y sentirte orgulloso por cosechar tus propios alimentos, lo más importante para ponerte manos a la obra son las ganas y el sol. Si pones de tu parte un poco de espacio en tu balcón ...

Oferta en Semillas Hortícolas Batlle

jueves, 19 de julio de 2018

Es tiempo de preparar tu huerto para esta primavera, por lo que te ofrecemos descuentos especiales en las semillas dentro de la familia Semillas hortícolas, de la casa Batlle para que tengas un huerto diverso y puedas recoger una cosecha...

Tratamientos ecológicos para tu huerto y jardín

viernes, 3 de mayo de 2019

Para todos aquellos que tenemos huerto en casa o queremos empezar… Sabemos que lo ideal es poder utilizar nuestras propias cosechas, comer de temporada y sobre todo, estar seguros de que se trata de un cultivo 100% ecológico sin productos...

Descubre Nuestro Catálogo

producto(s) en carrito
Ir al carrito