Cargando...
Planeta Huerto
Mi carrito

Envío gratis desde 49,00 €

o con PH PRIME desde 9,99 €

Ir a sección

¿Qué son las tillandsias y cómo cuidarlas?

Las Tillandsias, también conocidas como “Claveles del aire” o “Plantas del aire” son un género de plantas epifitas que pertenecen a la familia de las Bromeliáceas y están presentes en los más diversos hábitats, desde los desiertos hasta las selvas tropicales. La mayoría de especies de Tillandsia es epifita, es decir, en la naturaleza vive sobre árboles u otras plantas, pero sin alimentarse a las expensas de ésta, sino que las usan únicamente como soporte físico en busca de luz. Por lo cual, las tillandsias no son parásitas.

Los claveles del aire tienen la capacidad de absorber agua y nutrientes directamente del aire, eso es posible gracias a sus numerosos tricomas. Los tricomas foliares de las plantas del aire son estructuras anatómicas en formato de escamas que recubren la superficie de la planta y son más o menos perceptibles conforme la especie. Son los tricomas que dan a las tillandsias su aspecto de “pelillos”, cuanto más tricomas una tillandsia tiene en su superficie, más evidente será el tono gris/blanco, por otro lado, las especies lisas o con menos tricomas tienen tonos verdes predominantes.

¿Cómo cuidar de una Tillandsia?

Gracias a sus características inherentes, las tillandsias son plantas que requieren pocos cuidados y su cultivo es extremadamente sencillo.

Luz

Como toda y cualquier planta, los claveles del aire necesitan luz para vivir y hacer la fotosíntesis. Hay tillandsias aptas para las más distintas condiciones de luz, desde el sol pleno hasta la sombra, pero a la gran mayoría es adaptada a condiciones de semi sombra.

Un consejo para ubicar nuestro clavel del aire en su condición de luz más adecuada es observar su cantidad de tricomas, pues además de la función de absorción, los tricomas también las protegen del sol. Por lo cual, cuanto más blanca/gris (con muchos tricomas) es la tillandsia, más resistente al sol pleno será. A la inversa también es verdad, tillandsias de tonos verde oscuro, lisas y con pocos tricomas son más adaptadas a poca luz y ambientes de sombra.

Temperatura

Por regla general soportan un amplio rango de temperaturas, desde el calor extremo hasta el frío intenso, sin embargo, las temperaturas óptimas de crecimiento rondan de los 18ºC hasta los 32ºC y por los debajo de los 5ºC no hay crecimiento.

Sustrato

Las tillandsias no necesitan sustrato, pudiéndose colgar en alambres, madera, troncos, soportes decorativos, piedras. Una vez colgadas o montadas sobre una superficie, las plantas del aire pueden echar pequeñas raíces que ayudan en su fijación a la superficie.

Riego

Hay dos formas para regar las tillandsias, la pulverización o la inmersión. Si optamos por pulverizar nuestras plantas del aire, podemos hacerlo hasta que las gotas empapen completamente la planta. La frecuencia del riego será de 1-2 veces a la semana para tillandsias de interior o 2-3 veces a la semana para las de exterior.

Por otro lado, si optamos por riego por inmersión, se debe sumergir la planta en agua durante 15-20 minutos, sacarlas, dejar escurrir el exceso de agua y volver a ubicarlas en su local habitual. La frecuencia será de 1 vez a la semana para plantas de interior y hasta 2 veces a la semana para las de exterior.

Después del riego es importante que exista una buena circulación de aire, pues las tillandsias requieren movimientos de aire para secarse, especialmente en invierno.

¡Consejo! Usar agua blanda, de baja mineralización, agua de lluvia o de ósmosis.

Fertilización

Cada 15-20 días con fertilizante líquido mezclado en agua de riego. Podemos usar fertilizantes específicos para tillandsias o usar fertilizantes para orquídeas reduciendo la dosis por la mitad.

Para más informaciones podéis enviarnos consulta a través de nuestro Centro de Soporte.

En Planeta Huerto disponemos de una amplia gama de Tillandsias y todos los productos necesarios para su cuidado.


Otros artículos interesantes

Rábano: cultivo rapidísimo

jueves, 14 de febrero de 2019

Cómo plantar rábanosPara hortelanos impacientes que quieran tener resultados con prontitud, el rábano, que se ubica dentro de la familia de las crucíferas (nabo, col, coliflor), es un cultivo de crecimiento rápido, cuya velocidad le confiere...

Cómo cultivar Achicoria en nuestro huerto

viernes, 29 de noviembre de 2019

La achicoria amarga, o comúnmente conocida como Diente de Léon, es una popular y medicinal planta, que crece en praderas y campos de prácticamente todo el mundo de manera silvestre. Tiene diferentes usos, gracias a los beneficios que aporta al...

Cultivar de acuerdo con la Luna

martes, 30 de octubre de 2012

La Luna y sus cambios de forma y de lugar nos resultan bien familiares. Aunque no se ha podido demostrar científicamente su efecto sobre los cultivos, los jardineros y horticultores de antaño habían observado sus influencias positivas o negativas...

Todo sobre la Rosa de Jericó

martes, 12 de noviembre de 2019

En este artículo hablaremos sobre de la Rosa de Jericó (Selaginella lepidophylla), es importante especificar que la Selaginella lepidophylla es distinta de la Anastatica hierochuntica, pero ambas pueden y son comúnmente llamadas de “rosas...

Descubre Nuestro Catálogo

producto(s) en carrito
Ir al carrito